10 de enero de 2020
10.01.2020
Turismo

Málaga repite entre las plazas con mayor inversión hotelera pero el ritmo se modera

Registra en 2019 un total de 213 millones de euros, un 15% menos, en un contexto de reducción general en España

10.01.2020 | 05:00
Turistas con sus maletas en Málaga.

La inversión hotelera en España y en Málaga se ha desacelerado en 2019 pero sigue en unos niveles altos que demuestran el «enorme dinamismo» de un sector donde el interés inversor «sigue presionando al alza los precios de compraventa, si bien a niveles más moderados que en años anteriores». En España, la inversión alcanzó los 2.518 millones de euros y presentó un descenso del 47,6% respecto a 2018, en el que estas operaciones alcanzaron su máximo histórico con 4.810 millones invertidos, según un estudio presentado ayer por la consultora Colliers International Spain.

Canarias y Baleares volvieron a ser los destinos preferentes de inversión para compraventas o mejoras de hoteles ya existentes, con alrededor de 380 millones de euros cada una, mientras Madrid se quedó en 337 y Barcelona en 187 millones. Málaga aparece también destacada con 149 millones, lo que supone un 6% de la cifra nacional. En la provincia malagueña se realizaron ocho operaciones que englobaron unas 1.200 habitaciones.

El estudio recoge tanto inversiones destinadas a suelo para nuevos hoteles o para inmuebles que se van a reconvertir a uso hotelero. En el caso de Málaga, hubo cuatro operaciones de este tipo por valor de 64 millones: un suelo en Martiricos para un cuatro estrellas (356 habitaciones), un suelo en Casares para otro de 200, el suelo en Hoyo de Esparteros para el hotel de Moneo que gestionará H10 (138) y la venta del Palacio de la Tinta, que tendría 109 habitaciones.

Así, con un montante global de 213 millones, la inversión hotelera en Málaga baja un 15% respecto a 2018, cuando se registraron casi 250 (212 en compra de hoteles y 35 en suelos).

Los responsables de Colliers explicaron que la bajada general de 2019 tiene cierta lógica tras un 2018 que registró cifras «extraordinarias» por hechos tan singulares como la OPA de Blackstone sobre Hispania (que supuso el 40% del total inversión hotelera ese año. En conjunto, este pasado año se compraron en España 99 hoteles, lo que supone 174 menos respecto a las 273 transacciones registradas un año antes. En cualquier caso, se logró por quinto año consecutivo superar los 2.000 millones de inversión anual, ratificando el «enorme dinamismo del sector», según explicó a este periódico el director del área de hoteles de la consultora, Miguel Vázquez, que cree que esta senda continuará en 2020 tanto a nivel nacional como en el caso de la provincia.

«Hay mucho interés por Málaga, tanto por la Costa como por la capital. La presión turística sigue siendo fuerte, pese a la recuperación de otros destinos competidores», comentó.

De hecho, el descenso en la inversión global no se ha visto reflejado, por otro lado, en el desembolso medio por habitación, que se incrementa en España un 2,1% pasando de 126.800 euros por habitación a 129.500. En el caso de Málaga, la media invertida fue de 124.468 euros.

España se mantiene dentro de los cinco destinos preferentes de inversión hotelera en Europa, a pesar de la caída de la inversión durante los nueve primeros meses del año. El informe apunta que, con datos recabados hasta septiembre de 2019, España registraba una cuota de mercado del 8% del total europeo, por debajo del volumen alcanzado los dos años antes (11% y 12%).

Desde Colliers destacaron la «fuerte caída» registrada en Reino Unido y la recuperación de mercados como Francia o Italia, que habían presentado en años precedentes «modestos niveles de inversión». El brexit parece haber provocado la «fuga» de inversores hoteleros a otros países europeos.

Por tipología, la inversión en hoteles vacacionales superó en 2019 al segmento urbano, ya que acaparó el 59% del total de inversiones, mientras que los urbanos alcanzaron 41%. Colliers destacó el «especial interés» por los activos vacacionales, gracias al sector turístico y a la estrategia de reposicionamiento de activos.

Las operaciones que Colliers señala como las más relevantes en 2019 son la de Azora con la compra de siete hoteles y que prevén que será un «gran jugador» en 2020, además de las socimis Millenium y Atom y cadenas hoteleras como Barceló y Hotusa, que acaparan la mayor parte de la inversión. Además, continúa el protagonismo de inversores internacionales de carácter institucional como Henderson Park o Partners Group.

En cuanto a la procedencia del capital, el 60% provenían de capital nacional, rompiendo la tendencia de los últimos cinco años cuando destacaba el extranjero.

Para 2020, el contexto de tipos de interés y la liquidez en el mercado «es favorable» para comprar activos de cara a un futuro próximo, según la consultora, que percibe un «escenario positivo de inversión», ya que hay un conjunto de operaciones en curso de ejecución que supera a día de hoy los 1.700 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook