13 de enero de 2020
13.01.2020
Urbanismo

Cuatros años en pro del bosque urbano en la Carretera de Cádiz

Pese al anuncio municipal de que iniciará el proyecto que incluye cuatro rascacielos, la plataforma con 40 colectivos seguirá peleando por un bosque urbano

13.01.2020 | 05:00
Representantes de la Plataforma Bosque Urbano Málaga la pasada semana.

El 2 de enero se cumplían cuatro años del nacimiento de la Plataforma Ciudadana Bosque Urbano Málaga, que plantea convertir la antigua parcela de Repsol en un gran bosque de 177.000 m2. Sus responsables hablan después de que el Ayuntamiento haya presentado un parque de 65.000 m2.

La casualidad quiso que la cita con los representantes de la Plataforma Ciudadana Bosque Urbano Málaga se realizara el pasado día 8, horas después de que el alcalde de Málaga presentara su proyecto de parque en Repsol, que finalmente tendrá 65.000 m2, aunque irá acompañado en otras zonas de la parcela de unos 15.000 m2 de partes ajardinadas, amén de cuatro rascacielos, un vial, 400 VPO y un parking bajo el parque.

Como recuerda Francisco Javier López, fue un dos de enero de 2016, mientras paseaba los perros junto a su pareja, Ana Ferrer, por los antiguos terrenos de Repsol, «cuando nos dimos cuenta de que los terrenos eran en su inmensa mayoría municipales y no entendíamos por qué no se hacía la zona verde que en su momento se preveía aquí».

Esa zona verde fue lo previsto en el PGOU de 1983, que convertía en un gran parque la inmensa mayoría de los 177.000 metros cuadrados del solar.

Proyecto de bosque urbano de la plataforma.

Los dos PGOU siguientes se encargarían de reducir el espacio destinado a parque. Por contra, Francisco Javier y Ana siguieron la senda de ciudades como Valladolid, Alicante o Palma de Mallorca, que ya cuentan con bosques urbanos en ciernes, a su juicio una necesidad imperiosa en el caso de Málaga, con el solar situado entre la Cruz del Humilladero y la Carretera de Cádiz, los dos distritos más poblados, en una ciudad con un ratio de metros cuadrados de zonas verdes por habitante, «que es menos de la mitad de lo que se recomienda», explica Ana Ferrer.

Para esta defensora del Medio Ambiente, resulta una paradoja «que estas navidades hayamos disfrutado de un bosque de luces en calle Larios, pero no del bosque que realmente necesita Málaga».

El proyecto del equipo de gobierno, presentado la semana pasada, le produce «indignación y tristeza» y choca de frente con este proyecto ciudadano respaldado por cerca de 45.000 firmas y 40 colectivos. «Con malagueños de todas las ideologías», apunta Pedro Francisco Sánchez, portavoz de la plataforma.

Proyecto del equipo de gobierno con 65.000 m2 de parque, 15.000 m2 de zona verde y ajardinada, cuatro rascacielos, cuatro bloques de VPO, parking subterráneo de cuatro plantas bajo el parque, zona comercial y deportiva.

«Nos han estado engañando»

Para el portavoz, el parque de 65.000 m2 evidencia «que se han estado riendo de nosotros, porque hablaban de un parque de 130.000, de 140.000 m2, pero en la plataforma nunca nos lo creímos, nos han estado engañando porque el PGOU nunca se modificó».

En estos cuatro años, explica, se han reunido con todos los grupos políticos y sólo una vez con el alcalde, en enero del año pasado, después de que tuvieran que recurrir al Defensor del Pueblo Andaluz para que propiciara la reunión, señala. «Desgraciadamente, siempre nos hemos encontrado con la pared del equipo de gobierno y de Ciudadanos, que desde el principio no escucharon la petición de la ciudadanía», destaca el portavoz.

A su lado está el profesor de Geografía de la UMA Sergio Reyes, que explica que con los edificios previstos en la parcela y los 5.000 programados en el entorno, «a lo mejor nos encontramos de la noche a la mañana con 20.000 habitantes más», lo que hará que las zonas verdes reservadas en Repsol, con respecto al ratio de m2 por habitantes, apenas se noten.

En todo caso, la plataforma «no tira la toalla», señala Pedro Francisco Sánchez, y se presentará como parte en el procedimiento para alegar. La descontaminación de los terrenos, que señalan que está aún sin hacer en la zona de los rascacielos, así como la falta de espacio para conectar con la MA-20 serán algunos de sus caballos de batalla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook