14 de enero de 2020
14.01.2020
Sucesos

Detenido un sintecho tras atacar su perro a un niño de 9 años en el Centro

El menor sufrió lesiones en un brazo y una pierna. La Policía Local comprobó que el dueño llevaba al animal sin bozal y con una correa inadecuada

14.01.2020 | 12:37
Imagen de calle Nueva.

Un hombre de nacionalidad portuguesa y 48 años ha sido detenido por la Policía Local como presunto autor de un delito de lesiones, ya que su perro hirió a un menor de edad al que atacó en una calle peatonal del centro. Según el cuerpo municipal, el hombre carecía de licencia administrativa de animal de compañía potencialmente peligroso, lo llevaba con una correa inadecuada en un espacio público y lo llevaba sin bozal.

Los hechos ocurrieron sobre las 00:05 horas de la madrugada del día 1 de enero en la calle Nueva, por donde paseaba un matrimonio junto a su hijo de 9 años. En un momento dado se cruzaron con un hombre que llevaba a su perro atado con una cuerda de mayor longitud de la permitida y sin bozal que atacó sorpresivamente al niño. Según denunció esta familia, le mordió sin que el menor se hubiese acercado al mismo y sin que el propietario hiciera nada por impedirlo.

Instantes después, una dotación de la Policía Local fue requerida por la madre del pequeño, auxiliando los agentes al menor tras comprobar que presentaba lesiones de consideración en pierna y brazo derechos. El niño fue asistido en primera instancia por personal sanitario que se encontraba en la zona con motivo del evento navideño y, tras las primeras curas, fue trasladado a un centro hospitalario por una ambulancia.

Tanto la víctima como sus padres eran de origen británico, con residencia en Gran Bretaña, permaneciendo en un domicilio vacacional en Málaga hasta el 3 de enero, fecha en la que el menor cumplió 10 años. La madre de la víctima manifestó a los agentes lo sucedido, aportando descripción del dueño del animal, el cual sería posteriormente localizado e identificado por los policías. Estos observaron que presentaba signos evidentes de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas, manifestándoles que dormía en la calle por las inmediaciones de la estación de autobuses. Preguntado por los agentes, el hombre dijo que no tenía ningún tipo de documentación del perro, valiéndose los policías locales de un lector de microchips para identificar al animal, tratándose de un can de raza cruzada de pastor alemán con mastín de tamaño grande, que fue trasladado por los propios agentes al Centro Zoosanitario Municipal donde quedó a disposición del Grupo de Protección de la Naturaleza (Grupona) de la Policía Local, sometido a observación de los servicios veterinarios en prevención de que pudiera portar alguna enfermedad infecciosa que hubiera podido contagiar al menor.

El individuo fue denunciado administrativamente en acta por carecer de licencia administrativa de animal de compañía potencialmente peligroso, llevar al perro sin una cadena o correa adecuada, ya que era más larga de lo permitido, en un espacio de uso público, igualmente por llevarlo sin bozal, así como por incumplir la obligación de identificar al animal. Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales. Al día siguiente, los agentes también acudirían a dependencias del Grupona de la Policía Local de Málaga para comparecer con motivo de los hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook