04 de febrero de 2020
04.02.2020
Terrenos de Repsol

Bosque Urbano Málaga alerta del riesgo de construir el parking en Repsol

Recuerda que un informe de 2019 señala "riesgos inaceptables" por estar el suelo contaminado

04.02.2020 | 05:00
Así será el futuro parque de Repsol.
Estudios sobre la contaminación de los antiguos terrenos de Repsol en enero de 2018.

La plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga (BUM) ha mostrado su preocupación por la contaminación de los suelos y de los acuíferos en la parte sur de los antiguos terrenos de Repsol, donde el equipo de gobierno anunció el mes pasado la contrucción de un aparcamiento subterráneo de cuatro plantas, bajo parte de los 65.000 m2 reservados para parque, de los 177.000 del total de la parcela.

La plataforma ha tenido acceso a la memoria resumen de impacto ambiental del proyecto de urbanización de este gran solar, de septiembre de 2019, que informa de «la existencia de riesgos inaceptables para trabajadores durante trabajos de construcción de las futuras estructuras previstas». Esto se debe a que se han constatado en el subsuelo concentraciones de hidrocarburos por encima de los niveles genéricos de referencia, así como en el agua subterránea, por encima de los valores de intervención holandeses (a falta de legislación española y aceptados por la administración).

Por otra parte, recordó la plataforma, la memoria también recoge en la parte norte, donde irán los cuatro rascacielos y la zona comercial, concentraciones de hidrocarburos por encima de los niveles genéricos de referencia, y en el agua subterránea, por encima de los valores permitidos, aunque falta realizar el análisis cuantitativo de riesgos.

Para Pedro Francisco Sánchez, portavoz de Bosque Urbano Málaga, el proyecto de aparcamiento ha elevado el riesgo de contaminación, que no sería apreciable para los usuarios de haberse proyectado únicamente un parque. «En el Parque Huelin, seguramente si excavas tendrás un riesgo alto de contaminación, pero al hacer un parque, la contaminación está bajo el suelo, no pasa arriba. En el momento en que haces un aparcamiento subterráneo, es un riesgo para los trabajadores», señaló.

El portavoz de la plataforma ciudadana reclamó que se descontamine toda la parcela antes de empezar a hacer el parque. «Si los niveles de contaminación no son aceptables en la parte sur, donde irá el parking, imagínate en la parte norte, donde construirán cuatro rascacielos, hay más concentración de hidrocarburos y los acuíferos están más contaminados», argumentó.

Pedro Francisco Sánchez, que recordó que el Ayuntamiento sólo ha realizado una acción «muy concreta» de descontaminación en la parcela, «pero en el resto no se ha hecho nada», consideró que si se construye el parque de 65.000 m2 sin descontaminar toda la parcela, «cuando se construyan los rascacielos habrá movimiento de tierras y de agua subterránea contaminada y puede pasar al parque».

Presiones a la Junta


El portavoz también mostró su preocupación por el papel que en esta gran operación urbanística vaya a jugar la Junta de Andalucía. «Nos preocupa que el alcalde presione a Bendodo y a Juanma Moreno para intentar pasar por encima de todos los controles e informes; el equipo de gobierno quiere meter la descontaminación dentro del estudio de impacto ambiental, de forma paralela para acortar los plazos», criticó. «No te pueden dar el estudio de impacto ambiental sin estar toda la parcela descontaminada», subrayó Pedro Francisco Sánchez.

La plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga ha solicitado por escrito a la Junta ser parte interesada en el procedimiento. «Van a intentar ponérnoslo muy difícil, somos conscientes de que hay presiones a la Junta de Andalucía», declaró el portavoz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook