07 de febrero de 2020
07.02.2020
Reacciones al coronavirus

Los negocios chinos de Málaga no temen al coronavirus

La Asociación de Empresarios Chinos alerta de que la facturación de los comercios chinos habría descendido hasta un 20%, mientras los propietarios de distintos establecimientos de la provincia aseguran no haber percibido ningún tipo de descenso ni alteración en el número de clientes que, a diario, visitan sus negocios

07.02.2020 | 05:00
Negocios y tiendas de ciudadanos chinos en el polígono Guadalhorce de la capital malagueña.

Los bulos sobre esta epidemia contribuyen a un clima de rechazo hacia la población china, lamenta la Asociación de Empresarios Chinos

El número de empresarios de origen chino que comercian en Andalucía asciende a 25.000. Málaga se sitúa a la cabeza, a nivel andaluz, con el mayor número de negocios regentados por ciudadanos chinos. Mientras que la Asociación de Empresarios Chinos de Andalucía afirma que el temor al coronavirus habría afectado a los comercios y restaurantes chinos, haciendo que su facturación descienda un 20%, los comercios asiáticos de la provincia aseguran no haber percibido esta tendencia.

Los empresarios chinos de la zona centro afirman no haber notado un descenso significativo en el número de clientes que visitan cada día sus establecimientos. «A nosotros no nos ha afectado nada, la verdad. Entra poca gente porque es febrero, la clientela suele ser así en esta fecha», explica la propietaria de un establecimiento de electrónica en la céntrica calle Nueva.

Haciendo esquina, en la calle Cárcer, el propietario de una tienda de comida asegura, también, no haber percibido un descenso en el número de personas que frecuentan la tienda: «En Málaga no se ha dado ningún caso, yo creo que por eso no nos está afectando tanto», explica Yao.

La negativa se sucede por los aledaños del centro. Los distintos establecimientos de zonas como las que rodean la calle Carretería o la calle Mármoles aseguran que sus comercios son visitados por el mismo número de personas que antes de conocerse la epidemia de coronavirus, y que la facturación no se está viendo afectada. «Al menos a mi tipo de negocio, a los restaurantes quizá sí les afecta más», comenta la propietaria de un bazar en la calle Mármoles.

Los restaurantes que ofrecen comida procedente de China, por su parte, abren sus puertas como cada día y desarrollan su labor con total normalidad. A mediodía, hora punta, varios grupos de personas se sientan a la mesa de establecimientos de comida asiática. Para sus amantes, este virus no es ni será un motivo que les impida disfrutar de su gastronomía. «No voy a dejar de comer comida china aquí, distinto sería si se diese algún caso en la ciudad», explica Alicia.

Pese a que la crisis del coronavirus no ha afectado todavía a la ciudad, los propietarios de algunos comercios chinos se muestran reticentes a hacer declaraciones sobre esta epidemia y cómo les podría estar afectando. Los comercios de barrios más alejados del centro evitan hablar sobre el coronavirus e, incluso, muestran cierta crispación al ser preguntados. Los bulos que se extienden sobre esta epidemia contribuyen a un clima de rechazo hacia la población china, explican desde la Asociación de Empresarios Chinos.

En la provincia, si bien es cierto que los ciudadanos de origen chino muestran ciertas reservas a la hora de manifestar abiertamente su opinión sobre esta problemática, la gran mayoría de establecimientos aseguran sentir el apoyo del barrio en el que están instalados. Los propietarios llevan años viviendo en Málaga, por lo que explican que no han vivido, hasta la fecha, ninguna situación de rechazo por parte de la población. «Vivo y trabajo aquí desde hace muchos años, ¿por qué iban a dejar de venir?», se pregunta el propietario de un local en la avenida Barcelona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook