08 de febrero de 2020
08.02.2020
Pedregalejo

Vecinos reclaman el espacio museístico en la sede del distrito Este

Piden al alcalde "sensibilidad" para recordar la historia de los transportes en las antiguas cocheras

08.02.2020 | 05:00
De izquierda a derecha, Adolfo García, José Ramón Rodríguez y Antonio Delgado, el jueves, delante del edificio de 1906 de las antiguas cocheras de Pedregalejo, futura sede del distrito Este.

La Asociación de Vecinos de Pedregalejo ha reclamado al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, «que tenga sensibilidad» para que el edificio de la dirección de las antiguas cocheras de Pedregalejo, actualmente en obras para acoger la sede del distrito Este, reserve un espacio a la historia de los autobuses y tranvías de Málaga, algo a lo que ya se comprometió la entonces concejala del distrito Este, Carmen Casero, en 2014.

Los vecinos se han movilizado esta semana después de comprobar que el alcalde no hizo referencia alguna a este espacio cultural hace unos días, cuando visitó las obras de rehabilitación del edificio, con una superficie construida de 852 m2 y cuatro plantas.

Se da la circunstancia además, recuerda Adolfo García de la asociación de vecinos, que fue este colectivo el que salvó del derribo la antigua dirección de las cocheras, ya que inicialmente la Gerencia de Urbanismo no contemplaba su conservación. «El edificio se echaba abajo totalmente, y fue la asociación la que habló con la concejala Teresa López, para decirle que había que conservarlo, que podía servir como espacio cultural porque no teníamos ninguno en Málaga Este», explicó.

Al final, el Ayuntamiento no sólo desistió en derribarlo sino que finalmente decidió rehabilitarlo y convertirlo en sede del distrito Este, algo a lo que en principio se opusieron los vecinos, que lo querían solo como equipamiento cultural.

Se da la circunstancia además de que el académico de la Historia Manuel Olmedo demostró con documentos que el edificio, levantado en 1906, había sido diseñado por el arquitecto Fernando Guerrero Strachan y construido por el conocido constructor y cofrade Antonio Baena Gómez.

Por este motivo, Antonio Delgado, expresidente vecinal, pidió que cuando se inaugure, una placa recuerde la fecha de construcción y a los autores del inmueble, «porque el alcalde tampoco dijo nada de ellos cuando visitó las obras», indicó.

José Ramón Rodríguez y el pintor Salvador Cobos, en la inauguración del local de la estación de autobuses con la historia del transporte urbano. Foto: Álex Zea

La propuesta que reiteran los vecinos es que el pequeño museo del transporte urbano, que desde 2015 mantiene la Asociación Malagueña para la Restauración y Recuperación de Tranvías y Autobuses Tran-Bus en un local de menos de 30 m2 de la estación de autobuses, pase a alguna parte del nuevo distrito y cuente con más espacio.

A este respecto, Adolfo García subrayó la vinculación del inmueble con la historia de los tranvías y autobuses de Málaga: «Formó parte de las antiguas cocheras, tiene al lado el último tranvía de Málaga y además la plaza donde se encuentra lleva el nombre de Manuel Díaz Millán, un trabajador de las cocheras que murió en un accidente de trabajo; yo creo que vale la pena hacer esto». En su opinión, este espacio cultural «le daría un valor añadido al equipamiento».

José Ramón Rodríguez, responsable de Tran-Bus, que explicó que el Ayuntamiento no se ha puesto aún en contacto con la asociación, comentó que cuenta con «muchísimas cosas para exponer» y que estaría «encantado» de poder ocupar una parte. Además, pidió que se puedan exponer «en un sitio que esté preservado».

El concejal de Málaga Este, Carlos Conde, contestó ayer que de momento no puede aportar datos, al tratarse de un proyecto de la anterior legislatura. La prioridad, indicó, es poner en marcha la nueva sede, dado que ahora mismo los servicios del distrito están repartidos y supone «un serio problema». Sí adelantó que además de sede municipal será un espacio para realizar muchas actividades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook