10 de febrero de 2020
10.02.2020
Sucesos

Un hombre amenaza con tirarse desde un edificio por una deuda con una constructora

Ha sido trasladado al hospital después de que le convencieran para que bajara de la azotea de un edificio de la avenida Ingeniero José María Garnica - La empresa le adeuda casi 60.000 euros

10.02.2020 | 11:24

La Policía Nacional, Policía Local y los bomberos de Málaga participan en un dispositivo para evitar que un hombre salte desde la azotea de un edificio localizado en la avenida Ingeniero José María Garnica, en Málaga capital. Según han confirmado fuentes policiales a este diario, ya se ha activado el protocolo propio de estos casos y los agentes están actuando en estos momentos.

Según testigos presenciales, la presencia de un hombre en la cornisa de la zona más alta de un edificio ha provocado un gran revuelo en la zona. Fuentes del sistema de Emergencias 112 han explicado que sobre las 9.45 horas ha recibido una llamada informando de la presencia de un hombre que amenazaba con saltar desde la cornisa. Por ello se ha movilizado a Policía Nacional, Policía Local, Bomberos y sanitarios. Tras varias horas de negociación, los agentes consiguieron que esta persona desistiera y se bajase de la azotea, siendo trasladada a un hospital por el alto nivel de ansiedad que sufría.

Al parecer la persona que amenazaba con tirarse se encuentra en una situación financiera desesperada por la deuda que mantiene la constructora Byco con él, ya que le deben casi 60.000 euros. Esta constructora ha presentado recientemente un concurso de acreedores, paralizando 1.500 viviendas que tenía en marcha, algunas de ellas para promotoras de alto nivel. Uno de los edificios afectados por la paralización por impagos es en el que se subió el hombre y donde había estado trabajando.

Junto con el concurso de acreedores, Byco espera presentar "a corto plazo" una propuesta de convenio anticipado de pago de su deuda junto a un plan de viabilidad para la empresa que pasaría por reestructurarla para reorientar su negocio a obras no residenciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook