13 de febrero de 2020
13.02.2020
Medio ambiente

Detenido un hombre que tenía hacinados 16 perros sin cuidados en un piso

La Policía Local acudió a su piso en Palma-Palmilla y descubrió a sus perros muy sucios, mal olor y sin cuidados - Cinco tuvieron que ser sacrificados por su mal estado

13.02.2020 | 10:36
Detenido un hombre que tenía hacinados 16 perros sin cuidados en un piso

La Policía Local de Málaga ha retirado un total de 16 perros que se encontraban hacinados en un piso ubicado en el distrito Palma-Palmilla a cargo de un hombre, natural y vecino de Málaga de 49 años de edad, al que se le han leído los derechos como investigado no detenido por un presunto delito de maltrato animal.

Los ruidos y malos olores que ocasionaban los perros a la vecindad llevaron a mediados de enero a agentes de una patrulla de la zona a desplazarse hasta la vivienda y entrevistarse con el propietario, el cual se mostró reacio a colaborar, no permitiéndoles la entrada al domicilio, si bien, finalmente, terminó haciendo entrega de un total de nueve perros manifestando que se quedaba con otros cinco, siendo este el número máximo de animales de compañía que permite la ordenanza municipal.

Tras ser recogidos por operarios del Centro Zoosanitario Municipal, el Grupo de Protección de la Naturaleza (GRUPRONA) de la Policía Local de Málaga recibió un primer informe del Servicio de Vigilancia Sanitario Ambiental en el que se ponía de manifiesto el mal estado de los animales entregados, que presentaban un estado general de dejadez e higiénico sanitario deficiente, encontrándose muy sucios, con mal olor, uñas muy largas, que en algunos casos llegaba a ser muy deficiente, con tumores, dermatitis seborreica, ceguera o derrames en los ojos, heridas cutáneas, hasta el punto de que cinco de ellos tuvieron que ser sacrificados.

En el marco de la investigación, una unidad del GRUPRONA de la Policía Local de Málaga se personó unos días más tarde nuevamente en el domicilio, al objeto de conocer el estado de los animales que quedaban, pudiendo comprobar que no eran cinco como el propietario manifestó en un principio, si no siete, los cuales se encontraban, igualmente, en deficientes condiciones higiénicas y de salud, especialmente uno de ellos que carecía de ojo izquierdo y mandíbula inferior, del que su propietario manifestó que se "lo robaron y al recuperarlo ya le faltaba la mandíbula, el ojo y le habían quitado el microchip".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook