17 de febrero de 2020
17.02.2020
Borrasca Gloria

Más de 850 familias de Campanillas han sido atendidas por el temporal

Más de 520 voluntarios repartieron 12.000 productos de limpieza, 4.000 prendas de ropa y calzado, 3.000 unidades de ropa de hogar y 250 lotes de alimentos, mobiliario y electrodomésticos

17.02.2020 | 12:05
Trabajos de recuperación en Campanillas, a finales de enero.

Una gala para recaudar fondos el 7 de marzo

  • Una gala solidaria que se celebrará el próximo 7 de marzo, en el recinto ferial de Hacienda Segovia, servirá para homenajear al voluntariado que ha participado en las tareas de limpieza de Campanillas, así como para recaudar fondos para los afectados. Ruth Sarabia, concejala del distrito, explicó ayer que hay muchos artistas que se han ofrecido a actuar desinteresadamente. Asimismo, hay muchas familias que han recibido ya ayudas de emergencia.

La edil de Campanillas, Ruth Sarabia, ofreció este lunes una rueda de prensa en la que estuvo acompañada por Antonio Paneque, presidente de la Organización Social de Acción Comunitaria; Juan Antonio Barba, responsable de la Asociación Cultural El Carmen del distrito, y Carmen Lobón, una de las afectadas. El fin era dar a conocer los números que ha dejado el temporal Gloria, acaecido en la madrugada del pasado 25 de enero, en este distrito malagueño, uno de los más afectados. Así, hay más de 850 familias afectadas y más de 520 personas se presentaron como voluntarias para ayudar en distintas labores, una marea solidaria que trajo hasta Málaga a gente de diversos puntos de España y en la que los propios residentes se volcaron.

El 27 de enero se estableció el centro de acopio de donaciones y recepciones de ayuda en el Centro Comercial Antonio Beltrán Lucena, una acción conjunta de la Junta Municipal de Distrito, Osah y El Carmen, para canalizar la oferta de voluntariado. Han sido más de 520 los voluntarios: 120 de ellos trabajaron en tareas de apoyo como la recepción de donaciones, clasificación de productos, preparación de lotes o entrega a los damnificados y cuatrocientos en limpieza, eliminación del fango y enseres dañados. Del 27 de enero al 7 de febrero, se realizaron 5.500 horas de trabajo voluntario.

Fue este centro ciudadano el epicentro para la recogida y almacenaje de ropa, calzado, alimentos básicos no perecederos, mantas, sábanas, toallas, productos de higiene personal y limpieza, juguetes, libros infantiles y material de papelería. Es allí donde acuden los afectados a recoger este material. Con los enseres más voluminosos como camas, colchones, somieres, mobiliario o electrodomésticos se hace una relación de donantes que se reparte después entre los afectados. También hay voluntarios que se ofrecen a realizar portes a los domicilios, a limpiar y desescombrar y a llevar las ayudas a los domicilios de personas con movilidad reducida o a cargo de dependientes.

Hasta el 7 de febrero, se repartieron productos: más de 12.000 unidades de limpieza, 6.000 unidades de artículos de higiene personal, 4.000 prendas de ropa y calzado, 3.000 mantas, sábanas y toallas y 250 lotes de alimentos básicos no perecederos. En el centro se han atendido más de 1.800 llamadas, 150 de media al día. Ahora, el centro se abrirá los miércoles de primera hora de la mañana a última de la noche.

Asimismo, se ha actuado en más de 180 viviendas de las calles Varsovia, Cristobalina Fernández y alrededores, además de la de José Calderón; se ha atendido a doce familias de Las Castañetas y Los Asperones; se han entregado lotes de alimentos y productos de limpieza en 75 domicilios; se han entregado productos de limpieza a 50 locales y comercios y se ha coordinado la entrega de enseres, mobiliario y electrodomésticos a 107 familias, llevándolos a sus casas en 74 ocasiones.

Actualmente, permanecen en un almacén del PTA los artículos donados y no repartidos, aunque se acabarán dando con el paso de los días. Asimismo, dijo Sarabia, se sigue prestando apoyo psicológico a muchas familias que lo han perdido todo, muebles y otros enseres además de sus recuerdos. Estos son los números de la catástrofe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook