18 de febrero de 2020
18.02.2020
Limpieza

Lanzan una campaña para implicar a los malagueños en la limpieza de la ciudad

'Ser limpios por Málaga' es el lema de esta nueva iniciativa del Área de Servicio Operativos del Ayuntamiento

18.02.2020 | 13:31
Imagen de la presentación de la campaña.

Objetivos de la campaña

  • Concienciación
    Concienciar a los vecinos de su papel/responsabilidad fundamental en la consecución de unos espacios públicos más limpios y solicitar su cooperación.
  • Educación cívica
    Educar en la necesidad de determinados hábitos básicos, también de civismo, en materia de limpieza para favorecer el cuidado y la limpieza de los espacios públicos.
  • Información
    Informar a los vecinos sobre las diversas problemáticas a la que se enfrentan. Reforzar la información que reciben los malagueños y otros grupos de interés sobre todos los servicios que ponen a su disposición los servicios públicos de limpieza.
  • Participación
    Motivar a los vecinos para que colaboren en la limpieza de la ciudad a fin de que se pueda disfrutar de una Málaga más limpia.Hacer extensiva esta concienciación en la cooperación a aquellos grupos que son actores principales de actividades económicas relacionadas con el sector turístico: bares, restaurantes, cafeterías, hoteles, alojamientos turísticos, comercios, etc.

Teresa Porras, edil de Servicios Operativos y Limasa, lo ha dicho en muchas ocasiones: no se puede culpar sólo a las carencias de Limasa en cuestiones de limpieza, ya que los malagueños también tienen mucho que decir con su colaboración. Así, hoy se ha presentado una campaña de concienciación ciudadana que va a trasladar un mensaje principal: para tener Málaga limpia hay que ser limpios. Se trata de involucrar a los vecinos y remarcar que la cooperación con el Ayuntamiento es imprescindible para lograr el objetivo de tener una ciudad limpia.

'Ser limpios por Málaga' articula una serie de campañas de concienciación y diferentes acciones que se desarrollarán a lo largo del año para abordar las variadas casuísticas a las que se enfrenta actualmente la ciudad en lo que a limpieza se refiere. Entre las acciones a desarrollar, cobra fuerza una de carácter educativo en cerca de una veintena de colegios de la ciudad con más de treinta sesiones. Comenzará mañana en el CEIP Almudena Grandes y finalizará el 4 de junio en el CEIP Salvador Allende. En estas sesiones, agentes dinamizadores de Limasa van a explicar a los escolares en qué consiste el trabajo diario de los operarios de Limasa. Se trata de concienciar y hacer ver lo que supone no tener una conducta cívica en materia de limpieza.

Por otra parte, se van a repartir en establecimientos y asociaciones de toda la ciudad más de 15.000 folletos con indicaciones sobre buenas prácticas en materia de limpieza. Al mismo tiempo, la campaña se difundirá a través de la televisión, radio, prensa, mobiliario urbano, banderolas, autobuses y redes sociales. La campaña atenderá diversos aspectos: depósito de los residuos, recogida selectiva, orines y excrementos de las mascotas en la calle, playas y depósito de muebles y enseres, entre otros.

Los objetivos generales de la campaña son: primero, concienciar a los vecinos de su papel y responsabilidad fundamental en la consecución de unos espacios públicos más limpios y solicitar su cooperación; educar en la necesidad de determinados hábitos básicos, también de civismo, en materia de limpieza para favorecer el cuidado y la limpieza de los espacios públicos; informar a los vecinos sobre las diversas problemáticas a las que se enfrentan y reforzar la información que reciben los malagueños y otros grupos de interés sobre todos los servicios que ponen a su disposición los servicios públicos de limpieza; y motivar a los vecinos para que colaboren en la limpieza de la ciudad y hacer extensiva la colaboración a bares, restaurantes, cafeterías, hoteles, alojamientos turísticos, comercios, etcétera€

La campaña, en su dimensión generalista, pretende actuar de choque en la sociedad malagueña e impulsar la acción ciudadana. Se trata de una llamada de atención mediante la que se persigue fomentar la colaboración de todos los vecinos y grupos en la tarea de tener una Málaga más limpia.

La estrategia creativa de la campaña, que se verá también aplicada en las sucesivas oleadas, apuesta por la comunicación de mensajes directos que ponen el acento en contenidos básicos de comportamientos en materia de limpieza ("Si queremos una Málaga limpia, hay que ser más limpios"); y por la personificación de la propia ciudad, dándole voz y convirtiéndola en la transmisora de algunos de los mensajes que se trasladan a la ciudadanía ("Tenéis que cuidarme").

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook