19 de febrero de 2020
19.02.2020
Patrimonio

El Astoria descubre los muertos de la conquista de Málaga

Las excavaciones bajo el edificio han sacado a la luz entre 80 y 90 cuerpos que podrían pertenecer a castellanos que participaron en la conquista de la ciudad

19.02.2020 | 14:11
El Astoria descubre los muertos de la conquista de Málaga
Restos óseos hallados en la excavación.

El tapial encontrado es del Hospital de Santa Ana y no a la muralla nazarí, por lo que según el Ayuntamiento no está en peligro el edificio proyectado en el solar

El alcalde, Francisco de la Torre, ha visitado este miércoles las excavaciones que los arqueólogos están haciendo en la huella ocupada por el edificio del Astoria, ya demolido. Así, y aunque en un principio se creía que discurría por esta zona la muralla nazarí del siglo XII, considerada Bien de Interés Cultural (BIC) y, por tanto, digna de protección, el tapial encontrado pertenece al Hospital de Santa Ana y, por tanto, no debería ser conservado, por lo que, aunque aún faltan unos meses (hasta mayo o junio) para que concluyan estas labores, en principio no se pone en peligro el futuro proyecto Málaga All Space (MAS), el edificio traslúcido con usos culturales, comerciales y gastronómicos que unos empresarios cordobeses han propuesto para el emplazamiento.

Siempre ha estado presente el debate sobre si dejar la plaza abierta, sin nada construido en esta zona, si se localizaban restos arqueológicos de interés dignos de ser protegidos; o si, por el contrario, esos restos se podían integrar en un futuro edificio. En noviembre de 2019, se hallaron restos de lo que parecía la muralla nazarí del siglo XII, pero en principio parece que ello se descarta y, por tanto, cobra fuerza la posibilidad de un concurso público para elegir el edificio que ocupará este histórico lugar, en principio bajo las premisas que marca el proyecto MAS.

Preguntado sobre si se confirma que no es una muralla nazarí el proyecto MAS tendría vía libre, el alcalde ha dicho a los periodistas que "desde el punto de vista de lo que es condicionante arqueológico no habría problema, pero no anticipemos acontecimientos, lo importante es que la excavación siga, dentro de dos meses, en abril, vendremos a verla". ¿Qué es lo que se creyó que era la muralla? La arqueóloga Ana de Arendibia ha señalado que se trata de un aparejo muy parecido a las reformas que hacía el marqués de Valdeflores en el siglo XVII y puede pertenecer "más que a la muralla a una reforma de la puerta de Santa Ana. Estamos estudiando el tapial, no se adecúa al tapial musulmán sino a uno de época castellana". El alzado es muy posterior. "Responde más bien a restos de muro de las cimentaciones del convento".

Lo que sí se han hallado son entre 80 y 90 cuerpos que podrían pertenecer a castellanos que participaron en la conquista de la ciudad. "Creemos, entre comillas, porque tenemos que hacer todos los estudios antropológicos que demuestran las cuestiones que van con el cadáver, ahora podemos saber en qué han trabajado, en qué han estado en los últimos momentos, qué han padecido, estamos esperando los estudios, pero es muy curioso que esos cadáveres insertos en el nivel musulmán, cuando el nivel musulmán del cementerio Yabal Faruh duran hasta el siglo XV y, a partir de ese momento, se cortan a partir de la conquista castellana. Los enterramientos se hacen en zonas de caminos, es posible que en este, que es el camino a Granada, es decir, lo que falta de la conquista, sean los muertos que participaron en la conquista de Málaga". Los musulmanes se enterraban sólo a un metro de profundidad y luego se elevaba un montículo, "están casi parejos unos y otros, unos de lado mirando a la Meca, y otros no están maniatados, sino que la postura cristiana de enterrarse es de frente, mirando al cielo, y con las manos en cruz puestas sobre el cuerpo", ha señalado.


La leyenda apuntaba que aquí podría hallarse el anfiteatro romano, pero al llegar a los tres metros de profundidad ya deberían haberse encontrado restos de "una estructura tan grande como un circo".

El regidor malagueño ha dicho que las excavaciones van a buen ritmo, que comenzaron en 2019 después de que concluyera el derribo. Los arqueólogos buscan el llamado nivel estéril, "allí donde no hubo presencia de ocupación urbana en ningún momento, ni en la etapa romana, islámica o fenicia, que sería la más antigua". "No hay novedad", ha dicho, para recordar que ya se excavó con el edificio aún en pie, pero se pararon esas labores por seguridad. "Los proyectos que la ciudad tiene en estos años nos han permitido hacer multitud de excavaciones y gran parte de lo que hay en el Museo Arqueológico viene de las excavaciones que el Consistorio ha impulsado en estos últimos 20 años de una manera sistemática y bien organizada". Se está trabajando, ha declarado, en una huella más amplia que la del propio inmueble. "Según nos ha dicho la arqueóloga, no se ha encontrado nada que pudiera justificar la continuidad de lo que se ha encontrado, quedan dos meses largos hasta final de mayo, salvo que algún factor nos retrasara", ha dicho.

Los trabajos se adjudicaron a Hermanos Campano por 387.204,55 euros. Los restos encontrados están en la línea esperada, ya que el terreno donde se actúa se encuentra sobre los pavimentos del Hospital de Santa Ana (siglos XV y XVI). En el subsuelo, se hallaron los enterramientos cristianos en dos niveles. Algunos de los restos podrían pertenecer también a individuos del siglo XVIII. Los cadáveres, 30 o 40, están en buen estado. En algunas zonas se ha alcanzado el nivel musulmán, sobre todo bajo el cine Victoria, y allí puede hallarse algún enterramiento más. Las obras podrían finalizar en julio.

La excavación que se está llevando a cabo implica el vaciado de una profundidad de 5,50 metros por debajo de la cota actual. La parcela tiene 2.436 metros cuadrados (ahora se excava sobre una superficie de 1.942).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook