19 de febrero de 2020
19.02.2020
Ocurrió en agosto de 2017

El Ayuntamiento no dará más ayudas a la familia de la explosión de gas de La Palma

El Consistorio señala que le ofreció en el momento del accidente "todas la ayudas" que podía dar

19.02.2020 | 05:00
Mariano y Ana María con una de sus hijas en su casa en obras.

El Ayuntamiento de Málaga no dará más ayudas a la familia de la calle Guadiato, en La Palma, que sufrió una explosión de gas en su domicilio el 6 de agosto del año 2017.

Un portavoz municipal declaró a este diario que tras producirse la explosión, «el Ayuntamiento le dio todas las ayudas que podía dar y llega hasta donde llega».

En concreto, según informó en su día la familia afectada, la ayuda consistió en 2.000 euros para ropa y alimentos para los cuatro hijos de la pareja formada por Ana María Salguero y Mariano García, así como 3.000 euros para la obra de la vivienda, dado que, en el momento del accidente, carecían de seguro de hogar. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, visitó la vivienda tras conocer el suceso y fue quien les prometió la ayuda que recibirían, recordaba a este diario el pasado enero Mariano García.

«Todo lo que se le pudo atender, se le atendió», subrayó el portavoz.

La falta de seguro de hogar, puesto que estaban a punto de pasarse a otra compañía, ha dejado a esta familia conviviendo todavía con los efectos de la explosión, ya que aún les falta un 40 por ciento de las reformas porque no pueden pagarlas.

Mariano García explicaba en enero a La Opinión que con unos 7.000 euros podrían finalizar las obras. «Serían para el pladur, terminar la instalación de electricidad, las paredes, el suelo y la carpintería, porque no hay puertas».

Por este motivo, también solicitaron al Consistorio trabajadores municipales del barrio, «y en tres días estaba lista la casa».

A consecuencia del accidente, su mujer, Ana María Salguero, resultó con quemaduras en el 42 por ciento del cuerpo. En la actualidad trabaja como operadora y cobra unos 800 euros, el único ingreso para las seis personas que viven en la casa, al estar su marido en paro.

«El 27 de febrero hará un año que eché los papeles para la renta mínima y no sé nada. Con eso podría arreglar mi casa», declaró ayer a este diario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook