20 de febrero de 2020
20.02.2020
Día de la Igualdad Salarial

La brecha salarial sigue enquistada en Málaga, con los hombres cobrando un 27% más que las mujeres

CCOO denuncia que la mujer sufre una "pobreza sistémica" en el ámbito laboral - Afirman que los sueldos del conjunto de trabajadores "no han abandonado aún la crisis"

20.02.2020 | 13:08
Un establecimiento de hostelería de Málaga.

La brecha salarial entre hombres y mujeres continúa enquistada en Málaga. Las condiciones laborales de las trabajadoras en la provincia siguen reflejando condiciones bastante peores que las de sus colegas masculinos, ya que ellos presentan unos salarios anuales un 27,8% superiores, según ha denunciado este jueves el sindicato CCOO con motivo del Día por la Igualdad Salarial, que se celebra el 22 de febrero. En 2018, el salario del hombre (18.420 euros anuales) estuvo más de 4.000 euros por encima del de la mujer (14.403 euros), según los datos recabados por el sindicato a partir de las estadísticas de la Agencia Tributaria.

La brecha en 2017 fue del 28,5%, por lo que la reducción de la misma ha sido "ridícula" de un año para otro y refleja una "pobreza sistémica" de la mujer trabajadora, según ha explicado la responsable de Juventud y Mujer, Saray Pineda, que reclama "medidas contundentes" al nuevo Gobierno para corregir esta situación.

CCOO ha recordado que hay causas estructurales que subyacen en esta brecha salarial, como la distinta proporción de mujeres y hombre en los diferentes niveles salariales, algo muy relacionado con contratos temporales que duran pocos meses y empleos a tiempo parcial. "Las mujeres somos líderes en parcialidad y temporalidad. En todos los sectores económicos los hombres ganan más. Sigue existiendo en el ámbito laboral un suelo pegajoso y un techo de cristal para las mujeres", ha expicado Pineda, acompañada por el secretario general de CCOO en Málaga, Fernando M. Cubillo, y el encargado del gabinete técnico del sindicato, Antonio Turmo.

La brecha salarial, además, va aumentando en función de la edad. Así, entre los 18 y los 25 años se mueve entre el 13% y el 16%, mientras que entre los 36 y 45 ya sube al 19,8% y entre los 46 y los 65 años llega hasta el 24%. Para los mayores de esa edad la diferencia salarial alcanza casi el 50%. La brecha, finalmente, se traslada al ámbito de las pensiones, con un 27% de diferencia de media a favor de los hombres. "El rostro de la pobreza es el de las mujeres pensionistas", ha asegurado.

CCOO también ha afirmado que la recuperación de salarios entre los años 2014-2018 (calificados como de recuperación económica) ha sido "débil". El salario medio ha subido un 4,51% en estos cinco años, a una media anual del 0,89%, y alcanzó en 2018 los 16.527 euros anuales (1.180 euros brutos al mes). En cambio, el crecimiento de la economía provincial ha estado cada año por encima del 3,5% anual en este periodo, una diferencia que sorprende al sindicato y provoca su malestar por la falta de correspondencia con la evolución de condiciones de la clase trabajadora.

"Vemos que ese crecimiento se traslada a los salarios de forma muy débil. La recuperación económica no ha llegado todavía a los sueldos ni a los trabajadores. No hemos abandonado la crisis. Este modelo no ha sido capaz de recuperar la capacidad adquisitiva de antes de la recesión", han explicado Muñoz y Turmo.

Los datos de la Agencia Tributaria usados en el informe de CCOO corresponden a 2018 (cuando el SMI era de 735,9 euros al mes o 10.302,6 euros al año repartidos en 14 pagas) y precisan de alguna matización, ya que no se refieren a los sueldos que se cobran mes a mes sino que se extraen, por tramos, de las rentas anuales declaradas por los empleadores mediante la Declaración Anual de Retenciones e Ingresos a Cuenta sobre Rendimientos del Trabajo, contando exactamente por igual a las personas que trabajan los doce meses del año como a aquellos que sólo lo hacen en momentos determinados. Eso produce un sesgo a la baja del salario en comparación con otras estadísticas. En todo caso, aclarado esto, las cifras sí siguen reflejando un marco laboral en el que muchos trabajadores no obtienen los ingresos básicos para llegar a fin de mes.

CCOO cree que estos datos reflejan "los salarios recibidos realmente" por la población, a diferencia de otras estadísticas, que presuponen jornadas completas de trabajo y durante todos los días del año.

El sindicato ha recordado que entre 2008 y 2013, en los años más duros de la crisis, el sueldo medio de los trabajadores malagueños se redujo en términos reales un 13,3%, en lo que CCOO considera una "auténtica devaluación salarial". Por eso, pese a la citada recuperación, el poder adquisitivo aún está diez puntos por debajo la época del boom económico (considerando también la evolución del IPC).

Turmo ha añadido que la renta total que perciben los trabajadores de Málaga (fueron 10.751 millones de euros en 2018 para unos 650.000 asalariados) ha crecido un 23% en los cinco últimos años y la cifra de empleados ha aumentado un 18%, unos datos que contrasta con una subida media del salario mucho más baja (el citado 4,51%), lo que demuestra, a su juicio, que el empleo se ha recuperado a base de puestos de trabajo situado en los tramos más bajos de la escala salarial.

El responsable del estudio afirma que, con este panorama, se comprueba el 40% de los trabajadores de Málaga percibe ingresos anuales por debajo del SMI (que en 2018 era de 735,9 euros al mes o 10.302,6 euros al año repartidos en 14 pagas). Además, el 33% de los asalariados de la provincia pueden considerarse en "riesgo de pobreza salarial" al ingresar menos de 8.000 euros al año (o 673 euros al mes). En 2017 esa tasa era del 31% y en los años más duros de la crisis llegó a picos del 36%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook