20 de febrero de 2020
20.02.2020
Parque del Sendero del Cau

Estudian denunciar la inseguridad del parque inacabado de Mangas Verdes

Los vecinos se reunirán con la delegada de Cultura, Carmen Casero, la próxima semana

20.02.2020 | 05:00
Ana Martos y Maruja Hidalgo, de la asociación de vecinos, ayer, en el parque en construcción del Sendero del Cau, transitable a pesar de no contar con barandillas y tener peligrosas varillas de hierros a los lados.

La Asociación de Vecinos de Mangas Verdes se plantea llevar a los juzgados el estado de peligrosidad del parque inacabado del barrio, entre las calles Armijo y Manuel Laguna. Se trata de un proyecto iniciado tras la visita electoral el año en 2001 a Mangas Verdes del entonces presidente de la Junta, el socialista Manuel Chaves.

Los vecinos señalan que el proyecto, conocido como el Parque del Sendero del Cau, comenzó a gestarse hacia 2002 y lleva paralizado desde finales de 2007. Por este motivo, la asociación de vecinos anunció que presentará una denuncia judicial si no hay avances tras la reunión que mantendrán con la delegada de Cultura de la Junta, Carmen Casero, la próxima semana.

«Según lo que nos digan la semana que viene, iremos al juzgado o no», han señalado fuentes de la asociación, que han asegurado que la principal demanda de los vecinos ya no es que se concluya la obra sino que se acabe con la inseguridad de este pequeño parque, apenas un estrecho pasillo de unos 500 metros de extensión, calculan.

El principal problema es que, pese a que fue vallado hace años por la Junta, la mayoría de las vallas ha desaparecido, con lo que ha quedado abierto el acceso por la escalinata principal, a la mitad de la zona verde. «El parque es un paso que divide el barrio, los niños pasan por ahí para no tener que dar una gran vuelta», explican estas fuentes.

Sin barandillas y con hierros

El peligro estriba en que esta zona en obras no cuenta con barandillas y existe un gran desnivel, con el añadido de que muchas varillas de hierro de la obra están a cielo abierto y pueden provocar accidentes, lo que ha obligado a algunos vecinos a doblarlas para que nadie se las clave o bien a taparlas con latas de refrescos.

«Antes de las elecciones habíamos pensado en ir a San Telmo en dos autobuses a protestar, pero no lo hemos hecho para que no nos acusen de politizar, de por qué no lo hemos con el PSOE y ahora lo hacemos con el PP, pero algo hay que hacer», explican estas fuentes.

«Que lo arreglen, ya está bien», reclama Ana Martos, de la asociación de vecinos, con la que La Opinión recorrió ayer el parque en obras, junto con Maruja Hidalgo, otra vecina, que reclama a la Junta que elimine el peligro. En uno de los tramos, además, puede verse cómo se abre un hueco entre la tierra y el muro de contención.

Por el Parque del Sendero del Cau pasa bajo tierra un tramo de unos 150 metros del acueducto de San Telmo, que según explican los vecinos, en el proyecto original tendría unas placas de metacrilato para que pudiera verse a lo largo del paseo.

Las obras quedaron paralizadas a finales de 2007, a las puertas de la crisis, tras la modificación del proyecto para poder levantar muros de contención de mayor altura. En 2009 la Junta informó a este diario de que faltaban 228.000 euros para completar las obras.

El paso del acueducto también ha supuesto una dificultad y en 2015 la Junta informaba de que hacía falta un convenio con el Ayuntamiento y la Fundación del Acueducto de San Telmo.

Los hierros asoman entre la hierba del parque, una vía de paso de muchos niños de Mangas Verdes.

Respuesta de la Junta


La delegada de Cultura de la Junta de Andalucía, Carmen Casero, declaró ayer a La Opinión que asistirá la semana que viene a la reunión con los vecinos de Mangas Verdes acompañada por el concejal de Ciudad Jardín, Avelino Barrionuevo.

Además, explicó que en 2017 se firmó un convenio marco con el Ayuntamiento, que tenía hasta febrero de este año para presentar un proyecto de ejecución.

Como el proyecto de ejecución del parque lo presentó el Consistorio «con muy poco tiempo», se ha prorrogado el convenio, mientras en Sevilla los técnicos examinan este proyecto, indicó la delegada. «Si nos dan el visto bueno, lo firmaría la consejera y se podría licitar ya», adelantó Carmen Casero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook