26 de febrero de 2020
26.02.2020
La Opinión de Málaga
Laboral

Fujitsu pacta un ERTE preventivo para sus 350 trabajadores en Málaga por el impacto del coronavirus

Cubre del 2 de marzo al 17 de mayo aunque se aplicará según las necesidades y sólo a las líneas que no tengan suministro - La primera parada está prevista para el 16 de marzo

26.02.2020 | 15:02
La sede de Fujitsu en Málaga.

La fábrica de la multinacional japonesa Fujitsu en Málaga, situada en el polígono del Guadalhorce, ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para sus cerca de 350 trabajadores de plantilla por las dificultades que está sufriendo el suministro de piezas desde China, debido a los problemas generados por la crisis del coronavirus. El ERTE, que ha sido pactado con los sindicatos, abarca desde el 2 de marzo hasta el 17 de mayo pero sólo será aplicado en las fechas en se determine que hay falta de material y afectará sólo al personal de las líneas de producción que en ese momento no cuenten con materia prima para trabajar.

Así, la primera parada está prevista para el 16 de marzo, afectará a trabajadores en la línea de componentes de audio y durará unos días, según ha explicado este miércoles a este periódico la directora de Fujitsu en Málaga, Blanca Hermana. Inicialmente, la fecha barajada para la primera parada era el 10 de marzo, pero la fecha se ha pospuesto. "Seguimos trabajando para no pararnos pero, con las confirmaciones de materiales a fecha de hoy, la fecha sería el 16", ha apuntado.

"En previsión de posibles paradas, y para minimizar el impacto económico, hemos decidido plantear este ERTE. La situación afectará, dependiendo del día y del suministro, a líneas concretas, y cada una de ellas tiene a unos 12 trabajadores de media. Estamos teniendo carencia de materiales y componentes electrónicos en varios departamentos. Con que nos falte un componente ya se nos para una línea. Lo que queremos es planificar la situación para tener la menor afección posible", ha detallado Hermana.

La compañía no cree que el ERTE tenga que ser aplicado en ningún momento para el total de la plantilla, ya que hay unos 60 trabajadores en departamentos que no están afectados directamente por el flujo de material que llega desde China y otros mercados. El colectivo que puede ser objeto de la posible aplicación del ERTE, en la forma que se vaya decidiendo, se mueve en torno a las 280 personas.

El acuerdo entre empresa y sindicatos se produjo el pasado 18 de febrero. Fujitsu afirma que el brote de coronavirus está causando graves problemas en el transporte de mercancías desde China, lo que provocará falta de materiales que provocará la parada de muchas de las líneas de producción de la fábrica, tanto de automoción como de cajeros automáticos. La firma japonesa con sede en Málaga trabaja en el suministro de componentes electrónicos de automóvil principalmente para Toyota, y, en el ámbito de los cajeros automáticos, surte de terminales a bancos como Caixabank. Hermana sostiene que el ERTE aprobados por Fujistu está "justificado", y añade que el escenario es de incertidumbre, pues los propios clientes también podrían rebajar su demanda de componentes, lo que también dejaría a la factoría del Guadalhorce con menor actividad.

La directora de Fujitsu ha comentado que desde hace varias semanas se viene estudiando la situación y ha comentado que, de entrada, la fábrica cuenta con material suficiente para funcionar a pleno rendimiento hasta el citado 16 de marzo. De China llegan componentes electrónicos y mecánicos, dispositivos táctiles o teclados, canalizados también desde países como Tailandia, Filipinas o Japón. Fujitsu también ha cancelado desde inicios de año los viajes del personal al extranjero, ha establecido protocolos entre los trabajadores para minimizar el contacto físico y se ha provisto de mascarillas.

Por su parte, el presidente del comité de empresa, José Lozano, de CCOO, ha informado del acuerdo de la dirección y la representación de los trabajadores el pasado 18 de febrero para formalizar el ERTE de forma preventiva ante la Junta de Andalucía con un calendario inicial que puede variar dada la "incertidumbre" de la situación.

"Se ha metido a todos los trabajadores de plantilla en el ERTE porque hay que ponerse en el peor de los casos pero confiamos en que no sea necesario aplicarlo. Se están buscando proveedores alternativos para contar con el suministo suficiente para seguir funcionando", señaló Lozano. En todo caso, los trabajadores fijos que se vean afectados por el ERTE tienen el compromiso de la empresa de que su salario se verá respetado, complementando Fujitsu lo que reciban del paro. Por otro lado, hay un colectivo de unos 60 empleados eventuales (fuera de plantilla), que son los primeros a los que afectaría en primer lugar la posible parada de la producción.

De cualquier forma, todo depende de la evolución de los acontecimientos y del comportamiento de los clientes. "Somos proveedores de la fábrica de Toyota en Europa: si Toyota para porque otro proveedor le falla, automáticamente nos vamos al paro nosotros y ya de manera más generalizada, porque automoción es donde hay mayor número de gente trabajando. Eso se espera que no ocurra porque sería lo peor", ha comentado Lozano.

La empresa prevé una facturación de 136 millones de euros este ejercicio 2019-2020 en su fábrica de Málaga (el año fiscal japonés va del 1 de abril al 31 de marzo). De momento, la firma está cumpliendo mes a mes con el presupuesto aunque existe el temor de que el coronavirus pueda afectar a las cifras. Fujitsu, por ejemplo, sirve desde Málaga productos a fábricas de coches de Europa y la crisis del coronavirus puede afectar también a la marcha económica de esos clientes. La línea de fabricación de cajeros automáticos es otra de las más relevantes de la factoría.

Fujitsu Ten España, que es el nombre completo de la filial de la japonesa anclada desde hace más de 40 años en Málaga, está participada en un 45% por Fujitsu y en otro 55% por la también nipona Denso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook