26 de febrero de 2020
26.02.2020
La Opinión de Málaga
Colectivos

Malache, una nueva asociación que busca paliar el déficit de prácticas en Arqueología

El colectivo estudiantil, que en tres meses ha logrado 60 socios, ya ha firmado convenios con empresas y participa en un importante proyecto en Italia a donde viajarán 30 alumnos en verano

26.02.2020 | 05:00
En la imagen, el equipo directivo de esta organización, formado por la vicepresidenta, Celia Vázquez, Isabel Gómez, secretaria, y Juan Fernández, el presidente

Malache es una asociación de Arqueología que nace gracias a estudiantes de esta rama del grado de Historia con el fin de proporcionar otras vías profesionales y, sobre todo, prácticas. El nombre de esta nueva entidad se toma de aquella Malaka fenicia del siglo I y II antes de Cristo, como se conoció a Málaga durante toda la Edad Media. Una denominación con la que se designó a la ciudad porque hacía referencia a la diosa oriental Malacha o Malache que los fenicios adoraban.

La asociación estudiantil Malache, presentada en sociedad el pasado 28 de noviembre, busca proporcionar a los alumnos de Arqueología del grado de Historia la oportunidad de realizar prácticas en distintas empresas de este sector; ya que el grado ofrece algunos talleres pero apenas excavaciones.

Es la primera Asociación Arqueológica de la Universidad de Málaga hecha por y para estudiantes . «El fin es acercar al alumno al campo de la Arqueología, los alumnos de Historia no tenemos apenas contacto con la realidad, es decir, con el campo arqueológico realizando excavaciones o similares», dice Celia Vázquez , vicepresidenta de Malache. «La carrera no te fomenta eso y queremos que los alumnos vean que hay mundo más allá de los libros», recalca Juan Fernández, presidente de la asociación.

El colectivo, a pesar de contar con pocos meses, ha firmado ya convenios propios con importantes empresas del sector como Koré formación, el Instituto de Formación Profesional en Ciencias Forenses o Nerea Arqueología. «Estamos encantados, sobre todo por las empresas tan importantes que han confiado en nosotros y nos están respaldando», afirma Fernández.

Desde que Malache se dio a conocer entre los estudiantes e interesados en la Historia y la Arqueología el nivel de aceptación ha sido «tremendo», según explica su presidente. Actualmente cuentan con 60 socios, un dato positivo para la entidad ya que «para ser algo nuevo, en poco tiempo hay muchos interesados». «Ahora somos 60 pero las plazas son ilimitadas», recalca.

Excavación en Sicilia

La principal labor de Malache se centra en la organización de talleres y jornadas. «Estamos inmersos en la planificación de las jornadas fenicias, aunque también se organizan visitas al museo arqueológico o al Cerro del Villar», detalla Celia Vázquez.

En la actualidad están trabajando en la organización de Gela en Sicilia, el proyecto internacional más importante en el que colabora Malache. Se trata de unas excavaciones que se llevan a cabo en Sicilia, en la fortificación de Capo Soprano, en las que durante todo el verano participarán 30 alumnos del grado de Historia que han sido seleccionados previamente mediante entrevistas. «Queremos que vengan alumnos nuevos para conocer la realidad, hemos escogido a muchos de primero de carrera y no es necesaria la experiencia», cuenta Vázquez. Esta iniciativa está organizada por Proyecto Micos de Sicilia y el Gruppo Archeologico Geloi. A estas excavaciones acudirán también estudiantes de las universidades de Cádiz y Oviedo y se realizarán en dos fases: desde el 3 julio al 2 de agosto y desde el 3 al 26 de agosto.

Malache no solo se dirige a los estudiantes de Arqueología, sino que también se admiten alumnos de otras ramas. «Tenemos a gente de Farmacia o Ingeniería, muchos lo tienen como un hobbie o una profesión que les gustaría haber estudiado», asegura Juan Fernández. Así, no existen requisitos para poder formar parte de la asociación. «El único requisito es tener muchas ganas de aprender», recalca.

La directiva de Malache augura un futuro esperanzador para la asociación. «Somos como los intermediarios, es decir, un puente de ayuda entre los alumnos y los profesores». «En todo momento hemos estado respaldados por los profesores de la universidad, hemos tenido las puertas abiertas a todo», comentan.

Para poder pertenecer a esta asociación se deben abonar 20 euros anuales, que garantizan descuentos en las distintas actividades que se desarrollan. Las inscripciones o las dudas pueden enviarse al correo electrónico asociaciónmalache@gmail.com.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook