28 de febrero de 2020
28.02.2020
Urbanismo

Luz verde a la licencia de obra para el construir el primer rascacielos de Torre del Río

Esta fase de la ejecución de la obra supone una inversión de más de 8 millones de euros y un plazo de ejecución de 24 meses para la primera de las tres torres que proyecta el estudio de arquitectura Lamela

28.02.2020 | 15:04
Vista frontal del proyecto de las tres torres.

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha concedido la licencia de obra a la promotora inmobiliaria Metrovacesa para el inicio de la construcción del primer edificio de los tres previstos en el ámbito de Torre del Río, junto al Paseo Marítimo de Pacífico.

En concreto, Urbanismo ha autorizado a la promotora para el inicio de las obras en la parcela con una superficie de 1163 m2 y una edificabilidad de 15.513 m2, de 71 viviendas y trasteros, 181 aparcamientos, 1 local, oficinas, zona de equipamientos y piscina, cuya ejecución prevista en un plazo de 24 meses, supondrá una inversión de más de 8 millones de euros.

Asimismo, el documento expedido ha resultado favorable en lo que respecta a la división por fases de la licencia solicitada. En una primera fase se ejecutará el edificio completo incluyendo sótanos y vial de acceso a los mismos incluido en el complejo inmobiliario III, con entrada por c/ Ayamonte y en la segunda el resto del vial de acceso continuo que conecta los sótanos de las parcelas 1.4, 1.5 y 1.6 incluido en el complejo inmobiliario II y I, con entrada por ampliación del vial continuación de la avenida de Moliere.

El plazo de inicio de las obras es de 6 meses a contar desde la fecha de expedición de la licencia que a su vez, cuenta con el informe preceptivo favorable de AESA para la construcción de una altura máxima de 79,87 m y para la colocación de dos grúas, una con la misma altura máxima de la edificación y otra de 88,57 m.

El proyecto en su conjunto propone un edificio de marcado carácter vertical y formas rectangulares. Se desarrolla mediante un primer zócalo rectangular de 44,75 x 26,00 m. de PB+1 altura, y un segundo cuerpo que se desarrolla de forma más cuadrangular hasta la altura de la planta 20. Por encima se desarrollan los casetones de accesos a cubierta y la planta una técnica de instalaciones.

El edificio juega con la libertad normativa que posee para adoptar vuelos libres, de forma que crea en altura un volumen que da sensación de diedro de superficie irregular gracias a los juegos discontinuos de las terrazas voladas en diferentes espacios y dimensiones.

El edificio se diseña para albergar 71 viviendas en las plantas 3ª a 21ª, accesos, local comercial, zona de equipamientos y oficinas en las plantas Baja, 1ª y 2ª, zona de trasteros (71) en la planta sótano -2, aparcamientos en los sótanos -1 y -2 (93 y 88 respectivamente), incluyendo un vial bajo rasante o zona de paso al aparcamiento de la parcela 1.5 y 1.4 colindantes. Alberga piscinas de usos colectivos en los niveles 2 y 21, donde también existen dos piscinas de carácter privado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook