28 de febrero de 2020
28.02.2020
Política

"Son muy pocos los que conciben un Ciudadanos sin Inés Arrimadas a la cabeza"

Entrevista al diputado por Málaga de Ciudadanos en el Congreso, Guillermo Díaz

28.02.2020 | 20:35
El diputado Guillermo Díaz.

La formación naranja está a las puertas de decidir quién toma el timón del partido de cara a los próximos años y desde hoy inicia el proceso de selección para los compromisarios, un paso previo al congreso que celebrarán en marzo y en el que se mediránlas fuerzas entre Inés Arrimadas y Paco Igea.

Asegura que la reestructuración en el partido ha sido obligada para poder hacer frente a los tiempos y exigencias que requiere el Congreso de los Diputados con los medios que tiene el partido. Aun así, afronta con ilusión esta etapa para elegir a la cabeza visible del partido. «Espero que sea Arrimadas y ponernos ya porque hay mucho que hacer».

Ciudadanos inicia el camino para elegir a su próximo líder. ¿Está Málaga con Inés Arrimadas?
Yo creo que la gran mayoría de la afiliación está con Inés Arrimadas, nadie discute en Málaga el liderazgo que tiene y muy pocos serán los que conciban un Ciudadanos sin Inés a la cabeza. Yo no lo concibo. Es más, yo que la conozco a nivel político y personal sé que es la persona idónea para encabezar el partido.

¿Qué significaría que Arrimadas encabezara el partido?
Un Ciudadanos con Inés a la cabeza sería un Ciudadanos con una idea única para toda España, con el mismo discurso, sin tensiones territoriales y pensando mucho más en las personas que en el código postal. Si luego vamos a la proyección del líder sobre el partido sería un Ciudadanos muy valiente, con inquietudes, con capacidad autocrítica y un Ciudadanos que escucha, que es una de las principales características que yo he encontrado en Inés desde que la conozco; te escucha siempre a pesar de quitarse mucho de su tiempo personal. Y, además, sería un Ciudadanos con un sentido del humor muy inteligente.

Ya forma parte de la directiva de Arrimadas, ¿qué papel va a jugar?
Ahora mismo me ha metido en el equipo de la ejecutiva, lo cual es un honor, pero el reparto de papeles, quitando el secretario general y los dos vicesecretarios generales, el resto está por determinar y se vería después de la votación de la ejecutiva.

¿Dónde se sentiría más cómodo?
No sé que deparará el futuro, primero vamos a debatir los estatutos que se votan, después la ejecutiva y de ahí saldrán los equipos. Seguro que el partido saldrá bien y fuerte y en ese momento habrá reparto de papeles. A mí me gusta mucho el trabajo parlamentario, el Congreso y las ideas.

¿Cómo afronta Ciudadanos a nivel interno este proceso?
Yo lo afronto contento y ya se está hablando del efecto Arrimadas. Ha salido en los medios cierta recuperación del partido y trascendiendo a los afiliados, los españoles valoran muy positivamente la valentía, inteligencia y bagaje político de Inés, habiendo ganado a los nacionalistas en Cataluña y defendiendo los derechos de los españoles en momentos muy difíciles. Pero hay otra vertiente, que esa sí me tiene más sorprendido, que es la del equipo de Paco Igea a quien aprovecho esta entrevista para pedirle que dejen de atacar al partido en los medios de comunicación y llamarnos leninistas, de decir que estamos en parada cardiaca o que somos un partido inútil o el Titanic. El otro día en una asamblea atacaron a la compañera Marta Rivera por ser consejera de Cultura en Madrid habiendo nacido en Galicia. Ese no es el Ciudadanos que yo quiero. Lo que pido es que paren con esa actitud ya que yo jamás atacaría, por ejemplo, a Fernando Navarro, que reside en Baleares, por ser viceconsejero en Castillo y León. Es más, si alguien se metiera con Fernando por eso yo le recriminaría sus palabras y le diría que en Ciudadanos no se pregunta de dónde eres; sino que se pregunta qué quieres hacer y qué quieres defender. Uno de los colaboradores de Igea llamó rebaño a quienes no le votaban en redes sociales. Eso no se debe hacer, debemos proyectar positivismo y que estas cosas queden dentro del partido. Intentemos hablarle bien a los medios de nuestro partido, esbozar nuestros proyectos. Ellos quieren un proyecto de baronías con más poder de los territorios y nosotros queremos un proyecto con un mismo discurso en toda España donde se escucha a los afiliados sin necesidad de intermediarios.

¿Cómo está haciendo la oposición Ciudadanos en este nuevo escenario?
Hubo una reacción dentro del partido y está muy movilizado. A la vista está que nuestro proceso de Primarias es muy seguido y es importante en España. Estamos viendo que a pesar del mal resultado de elecciones, hay partido. Queda Ciudadanos para rato, pero sí es verdad que hay que adaptarse. En el Congreso de los Diputación tenemos menos medios y más carga de trabajo pero hemos tenido mucha suerte con los diputados que componen el equipo y si alguien sigue la actividad en el Congreso, la calidad de los parlamentarios es muy elevada. Somos pocos per permítime que diga que es una suerte de elite.

¿Y en las comunidades?
Intentando frenar al nacionalismo. Hay una ofensiva nacionalista organizada que está utilizando al PSOE como asistente en la que todos los partidos nacionalistas se unen y nosotros buscamos esa unidad de acción en los partidos constitucionalistas. Se le ofreció al PSOE y al PP; es una propuesta de Inés a la gestora de Ciudadanos, y se le ofreció a ambos pero solo el PP ha cogido el guante en el País Vasco. Desgraciadamente no ha podido ser en Galicia aunque esperemos que rectifique. Es muy importate que demos protagonismo a lo que nos une y no a lo que nos separa, que también nos separa muchas cosas del PP. Pero nos une una unidad de España, ahora en tela de juicio, y es nuestra obligación política y moral ir con ellos.

¿Cómo ha llevado estos meses Cs la salida de Rivera?
Estuve muy afectado a nivel personal por su marcha. Hubo muchas lágrimas aquel día en la ejecutiva. hoy sé que también hubo saliva, pero la mayoría de las cosas que se dieron fueron lágrimas. Yo tengo el mayor respeto por Albert Rivera y le debo mucho; le debo ser diputado y muchos hemos brillado por su luz. Era como un Nexus 6, el robot de Blade Runner. Pero afortunadamente había banquillo y lo identifico plenamente en Inés que ha sabido reponerse ya y lo pasó francamente mal cuando se fue Albert. Estuvimos unos días mal, pero en política tienes que recomponerte rápido, es un servicio público y los españoles no pueden esperar a que te recompongas de un golpe. Es tu obligación levantarse y seguir. Ahora vemos que Albert está contento en su vida y que seguimos y descubrimos cosas nuevas con el equipo nuevo. Yo ahora en el Congreso he descubierto la aficiones que desconocía de Inés Arrimadas como que es muy aficionada a la antropología y que es más de Arsuaga y yo de da Jared Diamond y tenemos debates sobre eso o sobre la música sobre si Led Zeppeling es mejor que Iron Maiden; y todo eso surge de los nuevos equipos y la novedad. La novedad genera ilusión y tenemos ganas de empezar ya y que los militantes elijan que partido quieren y que elijan una presidencia, que espero que sea Arrimadas, y ponernos ya porque hay mucho que hacer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook