03 de marzo de 2020
03.03.2020
Limpieza

CGT exige al TSJA la suspensión de las elecciones sindicales de Limasa

Dicen que se les ha impedido la participación con un mínimo de condiciones para hablar con los electores

03.03.2020 | 20:07
CGT exige al TSJA la suspensión de las elecciones sindicales de Limasa

El sindicato CGT ha presentado una demanda de tutela de la libertad sindical ante la Sala de lo Social del TSJA en Málaga por la que pide que se suspenda el proceso electoral iniciado en Limasa «hasta tanto en cuanto no se reconozca a la CGT la igualdad de derechos con el resto de sindicatos que sí obtuvieron representación en las últimas elecciones sindicales celebradas en la empresa».

En concreto, piden «la concesión a los delegados sindicales de la CGT del crédito horario en las mismas condiciones que a los miembros del comité de empresa; que se provea a la sección sindical de un local y de un tablón de anuncios adecuado, se aporten las actas de las reuniones del comité de empresa y se cite a la representación del sindicato en la empresa a participar en las reuniones que legalmente correspondan, condenando a la empresa Limasa III a estar y pasar por todo ello».

El 20 de febrero se constituyó la mesa electoral para las elecciones en Limasa. La CGT obtuvo en las últimas seis representantes en el comité, con un 26% de los votos, pero esos representantes han abandonado el sindicato. La CGT, por su parte, nombró a sus sustitutos. Así, los anteriores concurren a los comicios con otras siglas y los nombrados por este sindicato lo harán con las de CGT. «Pero nunca se podrá suprimir el hecho de que fueran elegidos bajo estas siglas». Basándose en ese abandono, dice el sindicato, «la empresa ha venido denegando a la CGT el ejercicio de cualquier acción sindical, comenzando por denegar inicialmente el reconocimiento de los afiliados a la CGT, y continuando con la denegación del uso de un local apropiado mientras se reconoce a los que fueron electos bajo nuestras propias siglas el derecho de continuar con el uso asignado inicialmente a la CGT».

Asimismo, explican en la demanda, se les ha denegado el uso de un tablón de anuncios, «no se ha citado a los delegados sindicales de la CGT a las reuniones a las que tengan derecho a acudir por tal condición; negándose a aportar información sobre los contratos, copias básicas, extinciones...  Denegando el derecho a usar horas a los delegados, negándose a aportar a la CGT las actas de las reuniones de las comisiones paritarias, hasta el punto de que se nos dice que acudan nuestros propios afiliados individualmente para que sean directamente informados por la empresa, negando nuestra participación en ese proceso de información».

Ello les impide participar «no ya en igualdad de condiciones, sino en unas mínimas condiciones propias de un estado derecho: esto es así, pues ni tenemos local donde recibir a nuestros compañeros, afiliados o no; ni tablón de anuncios para comunicarnos con nuestros afiliados y con los compañeros en general, o donde exponer nuestro proyecto; ni horas sindicales con las que preparar el proceso electoral, o atender a los afiliados o al resto del censo, ni información respecto a los acuerdos que se hayan podido alcanzar para elaborar un programa y elaborar lo acordado».

También han remitido escritos a la Inspección de Trabajo, entre otras instancias. Otras fuentes explicaron que la empresa ya ha hablado con la Inspección y contestará en los próximos días a los requerimientos, además de recordar que esta impugnación debe ir a la Mesa Electoral, de la que también forma parte la CGT. Las elecciones serán el 2 de abril y participarán los 1.800 trabajadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook