07 de marzo de 2020
07.03.2020
Patrimonio

Se desprenden nuevos trozos de la chimenea de La Malagueta

El viento hizo que cayeran el martes al patio del bloque, para preocupación de los vecinos, que piden a la Junta que la inspeccione

07.03.2020 | 05:00
Detalle de la chimenea de La Malagueta, con roturas en la cornisa de la base, esta semana.

Los vecinos del bloque más próximo a la chimenea de la antigua fábrica de electricidad de La Malagueta, los de la calle Maestranza, 8, han denunciado el desprendimiento de nuevos trozos de este Bien de Interés Cultural el pasado martes, 3 a causa del viento.

«Se cayeron dos trozos al suelo y está a punto de desprenderse un pedazo de ladrillo, esto no se puede dejar así porque hay niños pequeños», señaló un portavoz de la junta directiva de la comunidad de propietarios, que explicó que los dos trozos, procedentes de la parte superior de la base de la chimenea, cayeron al patio del bloque, un sitio en el que juegan los niños y en el que además suelen hacer cola los pacientes de una consulta médica.

Por este motivo, los vecinos han vuelto a pedir a la Junta de Andalucía que inspeccione el monumento.

No es la primera vez que los vecinos de la calle Maestranza, 8 alertan de los desprendimientos de la chimenea, declarada BIC en 1996. Como adelantó este diario, el pasado mes de noviembre ya avisaron de su mal estado y una semana más tarde, a comienzos de diciembre, de la caída de nuevos trozos procedentes de la misma zona: la parte superior de la base.

En concreto, detallaron la presencia de fisuras en los cuatro grandes cilindros que adornan las esquinas de la base, junto al arranque del cuerpo central de la chimenea así como desprendimientos en los filos de la cornisa que rodea la base.

El portavoz de los vecinos recordó entonces cómo, hace unos años, ya cayó un trozo de hierro al suelo de la urbanización, donde todavía se puede ver la huella del impacto que ha hundido un trozo de solería. A raíz de este accidente, a la chimenea se le retiró la parte superior.

Según notificación a la comunidad de propietarios de la propia Consejería de Cultura en 2011, es propiedad de la empresa Verificación Técnica-Promocional S.A., la constructora que levantó el edificio y que adquirió la chimenea separada del bloque. La empresa desapareció y la administradora de la comunidad ya informó en diciembre de que desconocía si pasó a algún heredero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook