25 de marzo de 2020
25.03.2020
La Opinión de Málaga
Plaza de la Merced

Urbanismo suspende las obras de arqueología en la parcela del Astoria

Las circunstancias provocadas por el estado de alarma debido a la crisis sanitaria hacen a la empresa imposible seguir trabajando en la zona

25.03.2020 | 05:00
Trabajos en la huella del Astoria.

Hallaron los restos de entre 80 y 90 castellanos

  • A mediados de febrero, los trabajos arqueológicos en la huella del Astoria habían hallado entre 80 y 90 cuerpos que podrían pertenecer a castellanos que participaron en la conquista de la ciudad. Los enterramientos, consideraron los expertos se hacían entonces en zonas de caminos y, según explicó la arqueóloga responsable, es probable que la zona, que forma parte del Camino a Granada, encerrase los cuerpos, a falta de las pruebas, de los caballeros.

El edil de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de Málaga, Raúl López, firmó ayer el primer decreto de paralización de obras. Este fue relativo a la suspensión de los trabajos arqueológicos que se llevaban estos días en la parcela que ocupó en su día el edificio que acogía los cines Astoria y Victoria.

La decisión se debe, claro está, al estado de alarma que rige ahora en el país por la crisis sanitaria del coronavirus. Es la empresa la que planteó al Ayuntamiento la imposibilidad de continuar con su labor dadas estar circunstancias.

El alcalde, Francisco de la Torre, visitó el pasado 19 de febrero las excavaciones que los arqueólogos hacen la huella ocupada por el edificio del Astoria, ya demolido. Así, y aunque en un principio se creía que discurría por esta zona la muralla nazarí del siglo XII, considerada Bien de Interés Cultural (BIC) y, por tanto, digna de protección, el tapial encontrado a mediados de febrero pertenece al Hospital de Santa Ana y, por tanto, no debería ser conservado.

Las labores arqueológicas deberían haber concluido en abril o mayo, en principio, los hallazgos efectuados hasta entonces, no ponían en peligro el futuro proyecto Málaga All Space (MAS), el edificio traslúcido con usos culturales, comerciales y gastronómicos que unos empresarios cordobeses han propuesto para el emplazamiento, como dijo el alcalde.

Siempre ha estado presente el debate sobre si dejar la plaza abierta, sin nada construido en esta zona, si se localizaban restos arqueológicos de interés dignos de ser protegidos; o si, por el contrario, esos restos se podían integrar en un futuro edificio. En noviembre de 2019, se hallaron restos de lo que parecía la muralla nazarí del siglo XII, pero en principio parece que ello se descarta y, por tanto, cobra fuerza la posibilidad de un concurso público para elegir el edificio que ocupará este histórico lugar, en principio bajo las premisas que marca el proyecto MAS.

Preguntado sobre si se confirma que no es una muralla nazarí el proyecto MAS tendría vía libre, el alcalde dijo a los periodistas en su visita que «desde el punto de vista de lo que es condicionante arqueológico no habría problema, pero no anticipemos acontecimientos, lo importante es que la excavación siga, dentro de dos meses, en abril, vendremos a verla». ¿Qué es lo que se creyó que era la muralla? La arqueóloga Ana de Arendibia señaló que se trata de un aparejo muy parecido a las reformas que hacía el marqués de Valdeflores en el siglo XVII y puede pertenecer «más que a la muralla a una reforma de la puerta de Santa Ana. Estamos estudiando el tapial, no se adecúa al tapial musulmán sino a uno de época castellana».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook