27 de marzo de 2020
27.03.2020
La Opinión de Málaga
Coronavirus

Piden parar la actividad en varios centros de Correos, con 62 trabajadores en cuarentena

CSIF, CCOO y UGT denuncian el riesgo de contagio en las unidades 2, 3 y 10 de Málaga, las instalaciones en Camino de San Rafael y la Unidad de Distribución de Antequera

27.03.2020 | 13:49
Piden parar la actividad en varios centros de Correos, con 62 trabajadores en cuarentena

Los representantes sindicales de CSIF, CCOO y UGT en Correos en Málaga han pedido a la Inspección de Trabajo que paralice la actividad en varios centros de la provincia por el "riesgo grave e inminente de contagio" por coronavirus para los trabajadores. Los centros en los que se ha detectado un riesgo de exposición elevado y cuyo cierre se ha solicitado son las unidades de reparto 2, 3 y 10 de Málaga, las instalaciones en Camino de San Rafael y la Unidad de Distribución de Antequera.

Según los sindicatos, 62 trabajadores de Correos en la provincia permanecen actualmente en situación de cuarentena tras presentar "síntomas compatibles", a lo que se suma que durante los primeros días "no se han facilitado los equipos de protección individual necesarios (guantes, geles y mascarillas), de los que siguen careciendo muchos centros".

Concretamente, en la unidad de reparto 2, ubicada en Héroe de Sostoa, se han detectado hasta tres casos de trabajadores con síntomas compatibles con Covid-19 entre la plantilla de la unidad, conformada por 35 trabajadores, con los que comparten espacios de trabajo y utensilios comunes.

"Tras solicitar información los representantes sindicales, la empresa decretó cuarentena, aunque sólo para dos trabajadores del centro pese a que el resto de la plantilla se había encontrado expuesta. Los tres trabajadores compartieron centro y elementos de trabajo con el resto de la plantilla, por lo que las organizaciones sindicales entienden que no sólo se habría incumplido el protocolo de actuación, sino que se habría favorecido la cadena de posible contagio", han apuntado.

CSIF, CCOO y UGT añaden que solicitaron "sin éxito" la cuarentena del conjunto de la plantilla a la jefatura, que ha decidido proceder a una nueva desinfección del centro "como única medida preventiva".

Las centrales recuerdan que el protocolo de actuación en Correos establece que cualquier trabajador que haya tenido contacto estrecho con un caso probable o diagnosticado de coronavirus, deberá permanecer en cuarentena durante 14 días. El Ministerio de Sanidad considera un contacto estrecho la permanencia en el mismo lugar que un caso probable o confirmado mientras el caso presentaba síntomas a una distancia menor de dos metros durante un tiempo de al menos 15 minutos.

Las organizaciones sindicales defienden que todos los profesionales de la Unidad de Reparto 2 de Málaga han podido tener un contacto estrecho con los trabajadores que presentaban síntomas, durante varias jornadas completas de trabajo y compartiendo material común de las tareas propias del centro de trabajo.

Por otra parte, en las dependencias de Correos ubicadas en Camino de San Rafael, los sindicatos denuncian la "desinfección insuficiente" tras detectarse un posible positivo entre los trabajadores. Un trabajador de la Unidad de Servicios Especiales 1, ubicada en un edificio con tres plantas que alberga diferentes departamentos de Correos permanece en cuarentena tras presentar síntomas compatibles. La plantilla de este servicio comparte áreas comunes y accesos con los trabajadores de la Unidad de Reparto 11.

Tras conocerse el posible contagio, se han realizado labores de desinfección exclusivamente en la zona ocupada por la USE, y se ha decretado cuarentena para su plantilla, pero no para el resto de trabajadores y unidades pese a que comparten espacios. CSIF, CCOO y UGT defienden que se deben desinfectar todas las dependencias del edificio y poner en cuarentena a todo el personal por la alta posibilidad de contacto estrecho con los posibles casos de contagio, así como por la utilización de espacios comunes (barandillas, ascensor, baños).

Del mismo modo, un trabajador del turno de tarde de la Unidad de Reparto 10 de Málaga, en la calle Zamarrilla, ha sido diagnosticado como posible positivo por los servicios sanitarios, aunque no se ha podido confirmar o descartar el contagio por la falta de pruebas de Covid-19. El trabajador, hasta ser diagnosticado, ha estado en contacto cercano con el resto de la plantilla en su centro. "Aunque las instalaciones fueron desinfectadas, sólo se ha puesto en cuarentena a la plantilla del turno de tarde, pese a que el trabajador afectado ha compartido espacio de trabajo, vehículos y utensilios comunes", han explicado.

CSIF, CCOO y UGT también denuncian que en la Unidad de Reparto 3 de Málaga no se ha decretado cuarentena para la plantilla tras darse de baja una trabajadora con síntomas compatibles con Covid-19. Aunque se han desinfectado las instalaciones, no se ha puesto en cuarentena a ningún compañero de la afectada, pese a que lo han solicitado las organizaciones sindicales.

Una situación similar se ha producido en la Unidad de Distribución de Antequera, donde tampoco se ha establecido cuarentena para la plantilla pese a que un trabajador permanece de baja por presentar síntomas propios del Covid-19. En este centro ni siquiera consta a las organizaciones sindicales que se hayan realizado labores de desinfección, como también recoge el protocolo y ya han solicitado.

En todos los casos, los sindicatos han reclamado la aplicación de los protocolos establecidos, "con repetidos llamamientos a la empresa que han resultado totalmente infructuosos". Por ello, y ante el riesgo de exposición de los trabajadores de todos estos centros, piden a la Inspección de Trabajo la paralización de la actividad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook