05 de abril de 2020
05.04.2020
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
152.446
Fallecidos:
15.238
Recuperados:
52.165
Mundo:
Casos:
1.521.116
Fallecidos:
88.565
Recuperados:
331.354
Actualizado: 09-04-20 11:34h
Pandemia

Medio millar de camas refuerzan el dispositivo frente al Covid-19

La Junta acondiciona 400 plazas en dos pabellones de Carranque y en el Regional instala camas en la cafetería y el salón de actos

05.04.2020 | 05:00
Los accesos al Hospital Regional, el de mayor capacidad de toda la provincia.

Málaga se prepara para lo peor con 3.200 camas públicas y 2.200 del sector privado.

La provincia malagueña ultima la incorporación de unas 500 nuevas camas públicas, como refuerzo al dispositivo sanitario frente al Covid-19. La activación por parte de la Junta de Andalucía del denominado plan 9000, el lunes pasado, dio paso al acondicionamiento de dos pabellones del complejo polideportivo de Carranque, con unas 400 plazas, y al realojo de espacios del cercano Hospital Regional, a otras clínicas privadas.

En el caso de este último recinto, el de mayor capacidad de la provincia con un millar de camas, se ha dado luz verde incluso a la instalación de camas en espacios comunes no utilizados durante esta crisis, como la cafetería o el salón de actos. Actualmente, en cuanto a la oferta de Unidades de Cuidados Intensivos, el Regional dispone de 60 plazas, las 40 habituales y 20 adicionales, mientras que en el Clínico Universitario Virgen de la Victoria también se ha pasado de 18 plazas a unas 40, con la intención de afrontar con «las mayores garantías» la cuarta semana del estado de alarma.

El número de casos positivos en la provincia estaba este viernes por encima de los 1.700, con más de 7.000 en la comunidad autónoma. El plan 9000 prevé atender la demanda que pueda haber entre el martes y miércoles, cuando Andalucía haya superado ese número de contagios confirmados. En los distintos recuentos autonómicos sobre el coronavirus, Málaga siempre se encuentra a la cabeza. Lidera por poco margen el listado de víctimas mortales hasta este viernes, con casi un millar de personas que hasta ahora han requerido de hospitalización y hasta 77 pacientes ingresados en UCI durante estas primeras semanas tras el confinamiento.

Pero también destaca por personas curadas, hasta 110 eran este viernes, o lo que es lo mismo, el 42% de los casos contabilizados en Andalucía. En este sentido, cabe reseñar que la provincia fue la primera donde el virus atacó con mayor incidencia entre la población. En camas totales, el Regional dispone de 1.050 según registros oficiales, aunque los enfermos ingresados con coronavirus requieren de las dos camas de la misma habitación para garantizar su aislamiento. Hasta hace pocos días, en el Clínico, a pacientes con Covid-19 había reservadas unas 250 plazas del total de 650 camas que hay disponibles en este recinto.

Cabe recordar además que desde estas instalaciones se derivaron enfermos con sintomatología más leve hacia el Hospital del Valle del Guadalhorce. Y que la Junta tiene también previsto derivar pacientes en las mismas circunstancias desde el Hospital Costa del Sol de Marbella, hacia hoteles de su entorno, para que las algo más de 400 camas de este complejo también se puedan reservar en exclusiva a ingresos con coronavirus.

Para atender picos de la enfermedad también hay casi 200 camas en el Hospital de la Axarquía, más de centenar y medio en los centros hospitalarios de Antequera y Ronda e incluso medio centenar más en el centro de Alta Resolución de Benalmádena. En total son 2.700 camas en instalaciones públicas, a añadir el medio millar indicado al principio, unas 3.200. Y en centros privados hay inventariadas otras 2.200.

En el ámbito autonómico

Así la planta hospitalaria provincia se sitúa en 5.400 camas. Y en el caso de la disponibilidad de espacios para pacientes con cuadros que requieren ingreso en UCI son ya unas 350 las disponibles en diferentes hospitales. En el plan 9000 se contemplan en toda Andalucía hasta un millar de camas de esta última tipología, según datos que el pasado lunes aportó el consejero de consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

Expresó que la mitad forma parte de la sanidad pública y la otra mitad, de la privada. Argumentó que con la apertura de un primer hotel medicalizado en Sevilla la oferta de camas hospitalarias en la comunidad autónoma se elevó a 7.500, con unas 5.300 de titularidad pública y casi 2.200, privadas.

El consejero de Presidencia y a su vez portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, remarcaba al activarse el plan 9000 que la Unidad Militar de Emergencias empezaba a trabajar el pasado martes en la limpieza y desinfección de las instalaciones polideportivas situadas en Carranque para la apertura de esas nuevas 400 plazas hospitalarias para ampliar la disponibilidad en el Hospital Regional de Málaga. Tanto Bendodo como el propio Aguirre hicieron hincapié en que la anticipación frente al Covid-19 ha sido una de las claves «por las que Andalucía va mejor que otras comunidades».

Aguirre situaba el lunes pasado el cupo de camas hospitalarias no ocupadas en Andalucía en alrededor de 5.400, sin tener en cuenta las casi 2.200 que están disponibles en el sector sanitario de titularidad privada. Calificó dicha cifra de «colchón importante» para absorber un aumento de contagiados en estos últimos días y durante la Semana Santa.

No obstante, la Junta de Andalucía trabaja además en la posible incorporación del siguiente plan, con capacidad para atender si se hiciese necesario a más de 15.000 afectados con coronavirus. Pero ni en una situación o en otra, con este segundo escenario, se contempla la posibilidad de instalar hospitales auxiliares como los que se han tenido que acondicionar en Madrid o Barcelona.

«Los planes autonómicos mencionados sí que incluyen la incorporación de hospitales auxiliares, como es el caso del que se habilita en Carranque», señalaron Bendodo y Aguirre. Este último consejero manifestó que, frente a otros territorios, Andalucía tiene por ejemplo una significativa disponibilidad de camas en UCI, puesto que son 516 públicas y 560 privadas. Quiso así lanzar un mensaje de tranquilidad a la población, «porque hay espacio suficiente».

De momento, aunque en futuros planes puedan acondicionarse hoteles medicalizados en la Costa del Sol, el único que aloja pacientes con coronavirus es el complejo hotelero Alcora de Sevilla. En la capital andaluza son en total 110 las camas turísticas a las que están ya llegando afectados procedentes de residencias de mayores.

Asimismo, Aguirre ha reiterado sus palabras de aliento dirigidas a toda la ciudadanía, «porque entre todos estamos consiguiendo doblegar a esta pandemia». Eso sí, Aguirre mantiene su petición, acerca de los test rápidos que el Gobierno central no ha remitido y que condicionan la posibilidad de realizar mayor número de pruebas. «Con ellos el número de positivos tendría más validez y nos permitiría conocer mejor la evolución de la pandemia», aclaró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook