15 de mayo de 2020
15.05.2020
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
231.350
Fallecidos:
27.650
Recuperados:
149.576‬
Mundo:
Casos:
4.736.104
Fallecidos:
313.498
Recuperados:
1.818.949
Actualizado: 17-5-20 11:03h
Coyuntura

La economía andaluza podría caer hasta un 11,5% este año y la tasa de paro rozar el 30%

El último informe de Analistas Económicos, editado por Unicaja Banco, dice que dependerá de si la "vuelta a la normalidad" se retrasa - En 2021 sí habría un repunte de la actividad

15.05.2020 | 13:25
Negocios todavía cerrados en Málaga.

La economía andaluza podría caer entre un 8,4% y un 11,5% en este 2020 debido al impacto de la pandemia de coronavirus y dependiendo de la duración del periodo de confinamiento y del proceso de desescalada, según ha calculado este viernes Analistas Económicos de Andalucía en su último informe trimestral, editado por Unicaja Banco.

Además, se prevé un "significativo impacto" sobre el empleo, que podría disminuir, en el promedio del año, en torno a un 8%, registrándose un descenso de algo más de 240.000 ocupados. De este modo, la tasa de paro se situaría en el 27,3% (21,2% en el promedio de 2019), aunque podría llegar a superar el 29% si la "vuelta a la normalidad" se retrasase hasta finales de año.

Para 2021, Analistas Económicos de Andalucía dice que las primeras estimaciones apuntan a que tanto la producción como el empleo aumentarían. La economía andaluza podría crecer, en el conjunto del año, entre el 5,6% y el 8,1%. Por su parte, se prevé un crecimiento del empleo del 5% para el promedio del año, de forma que la tasa de paro descendería hasta el 23,7%, aunque podría permanecer por encima del 25% si la reactivación de la economía se retrasase aún más de lo previsto.

Según el gabinete de estudios de Unicaja, los datos del cuarto trimestre de 2019 apuntaban a un mantenimiento del perfil expansivo de la economía andaluza, aunque con tasas algo más moderadas, si bien esta senda "se ha visto también interrumpida bruscamente por el Covid-19". En concreto, en el último trimestre de 2019 el PIB creció un 1,9% en términos interanuales. La subida estivo sustentada, por el lado de la demanda, en el crecimiento de la inversión y el consumo, y el mayor dinamismo de las exportaciones y, por el lado de la oferta, en el aumento de la actividad en construcción y en los servicios.

En el conjunto de 2019, el crecimiento del PIB habría sido así del 2,1% (frente al 2,3% en 2018), apoyado en la demanda interna aunque se registró "una moderación en el ritmo de aumento de sus componentes", especialmente la inversión, y en la contribución positiva del sector exterior, dado el mayor crecimiento de las exportaciones. "En este sentido, los buenos resultados de la actividad turística habrían incidido en la evolución de las exportaciones de servicios", detalla.

Para el primer trimestre de 2020, según la Contabilidad Regional Trimestral, la economía andaluza ha registrado una variación del -4,3% respecto al mismo trimestre del año anterior, en tanto que la caída con respecto al trimestre precedente se estima en el 5,4%.

Analistas afirma que el sector turístico "es uno de los más afectados por la crisis del Covid-19, lo que, sin duda, ha incidido en la pérdida de empleo". Según las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) para el primer trimestre del año, el número de ocupados ha disminuido en 28.900 personas con relación al trimestre anterior, debido a la caída en la construcción y los servicios (44.300 ocupados menos en éste último).

"No obstante, hay que tener en cuenta el número de ocupados al cierre del trimestre que no trabajaron, debido al paro parcial por razones técnicas o económicas (48.000), y los que se encontraban en situación de expediente de regulación de empleo (25.700), por lo que los datos tienen que ser interpretados con cautela. Por otro lado, las cifras de afiliación a la Seguridad Social en marzo reflejan también un descenso en el número de trabajadores afiliados, cercano a los 194.000 respecto al mes de febrero", explica.

La entidad de análisis afirma que, a comienzos de año, la economía mundial mostraba "una tendencia de moderación de su crecimiento". Sin embargo, este patrón se ha visto interrumpido "de forma abrupta por la irrupción del Covid-19, que ha provocado una crisis de salud pública sin precedentes, con un alto coste".

Según Analistas, la "necesaria contención de la pandemia ha llevado a los gobiernos a adoptar medidas extraordinarias y sin precedentes en la historia reciente (limitación de movimientos y paralización parcial e, incluso, total en algunos casos, de la actividad productiva)", que están teniendo "un fuerte impacto en la producción y el empleo". En este sentido, las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) señalan que el PIB mundial podría descender en 2020 un 3,0%, "aunque no puede descartarse que el impacto pueda ser aún mayor". "La recesión será generalizada, con un mayor descenso del PIB en las economías avanzadas, especialmente en la Zona Euro", explica.

En el caso concreto de la economía española, el FMI señala que en 2020 podría registrar una contracción de la producción del 8,0%, en tanto que la tasa de paro podría alcanzar el 20,8%.

El avance de la Contabilidad Nacional Trimestral para el primer trimestre del año, publicado por el INE, apunta que la producción ha descendido un 5,2% con respecto al trimestre anterior. En términos interanuales, la caída ha sido del 4,1%. Todas las ramas productivas experimentan descensos, especialmente la construcción y los servicios, con una contracción del 9,7% en la rama de comercio, transporte y hostelería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook