21 de mayo de 2020
21.05.2020
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
239.429
Fallecidos:
27.127
Recuperados:
150.376‬
Mundo:
Casos:
6.208.134
Fallecidos:
372.052
Recuperados:
2.769.897
Actualizado: 31-5-20 17:28h
Política Municipal

Pérez admite haber hablado con Cassá, pero no de una moción de censura

El portavoz municipal del PSOE, preguntado sobre si cabría la posibilidad de hacer una moción de censura antes de que acabe el mandato, ha dicho que no valora "futuribles"

21.05.2020 | 12:42
Pérez, esta mañana, en rueda de prena.

Todos los rumores de las últimas semanas, desde que Juan Cassá abandonó Ciudadanos el 4 de mayo dinamitando, por tanto, la mayoría absoluta del equipo de gobierno (ahora PP y los naranjas suman 15, no 16 ediles), y dando alas, al menos en los medios, a una posible moción de censura, podían haber quedado hoy resueltos, porque el portavoz municipal del PSOE, Daniel Pérez, ha salido a las once de su silencio con una rueda de prensa por videoconferencia. Pero no ha sido así. Ha admitido que ha hablado con el exportavoz de Cs y ahora edil no adscrito del Ayuntamiento, pero en ningún caso ha abordado con él la posibilidad de construir una mayoría alternativa para hacer una moción de censura con sus doce ediles y los tres de Adelante Málaga. "Sí, he hablado con el señor Cassá, con el señor De la Torre, con el presidente de la CEM, con el de la Cámara de Comercio, pero sólo y exclusivamente para buscar soluciones para salir de la crisis sanitaria y social", ha dicho. Es decir, en la ecuación de ese diálogo no hay una moción de censura.

Los periodistas han preguntado una y otra vez sobre ese extremo, y la respuesta siempre ha sido la misma, como un muro que devolvía la pelota: ahora la prioridad es salir de la crisis del coronavirus y de la depresión económica; y también ha echado balones fuera sobre si esa moción podría armarse en otro momento del mandato, sin tantas necesidades económicas: y también ha salido por la tangente. "Nosotros, en el PSOE, en todo momento estamos únicamente centrados en salir de la crisis sanitaria y su derivada económica; es nuestra preocupación y nuestro objetivo trabajar comprometidos por Málaga y de esa forma seguiremos trabajando", ha dicho Pérez a preguntas de este periódico. Al reformular la cuestión, si descarta una moción de censura de aquí a final de mandato (mayo de 2023), ha contestado: "Sólo y únicamente nos estamos dedicando a trabajar en las medidas necesarias para la salir de la situación de crsisis", ha declarado.

Sobre cómo valora la marcha de Cassá de Ciudadanos, ha insistido en la misma idea; cuestionado sobre si, como dijo Gonzalo Sichar, ex de Cs, en la Cope, Pérez le preguntó si Cassá sería capaz de traicionar a los naranjas, el líder socialista ha negado haber hecho jamás esa pregunta, para decir luego: "No valoramos la situación interna de cada partido". Sobre si ha hablado con Ferraz o San Vicente (sede del PSOE andaluz) de la moción de censura, ha dicho que ha charlado con Susana Díaz y con diversas instancias a nivel federal, pero sólo sobre el coronavirus y cómo recuperar Málaga. "Se nos ha hecho la petición de que apoyemos al Gobierno donde estemos en la oposición, estamos actuando lealmente", ha señalado.

La rueda de prensa efectuada ha servido para que Pérez trasladase su lealtad y brazos tendidos al alcalde, Francisco de la Torre, para mantener una reunión bilateral y pergeñar los planes sociales y económicos que saquen a la ciudad de esta crisis, ideas en las que ha insistido una y otra vez, además de señalar que la idea de un gran pacto por la ciudad que implique a todas las fuerzas vivas partió del PSOE, aunque ha criticado que el alcalde aún no lo haya llamado para poner fecha y hora a ese encuentro. Sin embargo, ha mandado mensajes claros sobre el regidor y su forma de ejercer la gestión, de forma que a la ciudad le faltaría "liderazgo", o que es necesario un regidor que trabaje "24 horas". Cuestionado por este asunto, ha reseñado que se refería a que otros municipios ya han empezado a implementar planes para recuperar económicamente sus ciudades, o la Diputación lo hizo el otro día, y Málaga no. Así, ha avanzado que apoyarán la próxima modificación de crédito que lleve el equipo de gobierno al Pleno, posiblemente se celebre el 28 de mayo, ha propuesto convertir la comisión informativa del coronavirus en un órgano ejecutivo, y ha insistido en que hay que reunirse para llevar adelante la ciudad y llegar a un gran acuerdo.

Al mismo tiempo que hablaba de falta de liderazgo, ha ofrecido su mano al alcalde para cambiar lo que haya que cambiar en el presupuesto, soslayando otros proyectos, con el fin de dedicar el dinero a los temas sociales. "Si hace falta quitar las partidas de este año para garantizar la situación alimentaria, se hace, haremos todo lo posible para que nadie se quede sin comer en la ciudad", ha declarado. En su exposición inicial, amagando pero sin dar, ha recordado que el equipo de gobierno "ya no tiene mayoría absoluta", ha criticado a la Junta por enviar al Gobierno central dos informes sin firmar para que Málaga pasase de la fase 0 a la 1 y ha pedido al alcalde que le exija al presidente nacional del PP, Pablo Casado, "una oposición constructiva y leal" al Ejecutivo de Sánchez, como la suya en el Ayuntamiento de Málaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook