27 de mayo de 2020
27.05.2020
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
236.769
Fallecidos:
27.118
Recuperados:
150.376‬
Mundo:
Casos:
5.722.264
Fallecidos:
353.520
Recuperados:
2.457.960
Actualizado: 27-5-20 17:18h
Animales

Rescatan en Los Asperones a una perra malherida

Al animal, encontrado en muy malas condiciones, hubo que amputarle una oreja - Una joven de Málaga ya ha decidido adoptarla

27.05.2020 | 18:23
Van fue adoptada por una joven tras ser rescatada.

Agentes del Grupo de Protección de la Naturaleza (Gruprona) de la Policía Local de Málaga y la Sociedad Protectora de Animales han conseguido salvar y encontrar un hogar a una perrita que fue abandonada al borde de la muerte.

Todo comenzó hace un mes, concretamente entrada la noche del pasado 27 de abril, cuando sobre las 22.10 horas, agentes del Gruprona de Málaga se desplazaron con premura a la barriada de Los Asperones tras tener conocimiento de que había un perro malherido que se encontraba abandonado, el cual había sido encontrado por una mujer que había telefoneado a la Sala 092 para informar del hecho.

Los agentes comprobaron que se trataba de una hembra de raza pomerania que no contaba con microchip y presentaba muy malas condiciones higiénico-sanitarias, presentando una gran herida sangrante en la oreja derecha, según ha explicado la Policía Local en una nota de prensa.

Nada más comprobar el estado en el que se encontraba y ante la gravedad de las lesiones que presentaba, que hacían temer por su vida, debido a la hora de la noche que era, los policías locales llevaron a cabo gestiones telefónicas para contactar con una coordinadora de la Protectora para que tuvieran conocimiento de que iban a trasladar a un perro mal herido a sus dependencias, de modo que pudiesen estar prevenidos para poder prestarle asistencia veterinaria lo antes posible.


Tras proceder a su traslado urgente, personal de la Sociedad Protectora realizó las curas oportunas para su recuperación, siendo necesario, entre otros cuidados, amputarle la oreja derecha por necrosis y putrefacción motivada por una infección de varios días.

Tras encontrarse totalmente recuperada, una joven, Silvia, se mostró dispuesta a adoptarla, llevándosela en un principio en acogida y formalizando la adopción el 26 de mayo, con lo que, gracias al esfuerzo de todas las personas que han intervenido en el caso, la perrita, a la que la propietaria le ha puesto el nombre de Van en homenaje al pintor neerlandés Van Gogh, que perdió esa misma oreja, ha encontrado un nuevo hogar en el que vivir felizmente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook