01 de junio de 2020
01.06.2020
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
239.638
Fallecidos:
27.127
Recuperados:
150.376‬
Mundo:
Casos:
6.309.587
Fallecidos:
374.675
Recuperados:
2.869.784
Actualizado: 01-6-20 17:37h
Fase Intermedia

Todo a punto en el comercio y hostelería malagueña para entrar hoy en la fase 2

Este nuevo paso en el Plan para la Transición hacia una nueva normalidad permite la reapertura de grandes superficies, hacer uso del interior de los establecimientos hosteleros y el baño recreativo en las playas, entre otros

01.06.2020 | 05:00
Todo a punto en el comercio y hostelería malagueña para entrar hoy en la fase 2
Imagen de archivo del Centro Comercial Larios.

Reapertura de cines y teatros

  • El pase a la Fase 2 de la desescalada permite volver a disfrutar de actividades lúdicas como acudir al cine o al teatro. Aquellas salas que abran hoy sus puertas lo harán con un 30% de su aforo total. Para garantizar la distancia interpersonal, las butacas serán asignadas previamente mediante un sistema de citas previas. Además, deberá llevarse a cabo la limpieza y desinfección de todas las sala antes de cada apertura y después de cada sesión.

La provincia entra hoy en la llamada fase intermedia del plan de desescalada. Con el pase a la Fase 2 se reabren nuevas opciones y posibilidades como la ampliación de aforo en la restauración, la apertura de grandes superficies y centros comerciales o el baño recreativo en las playas, entre otros.

El hostelero es uno de esos sectores que celebra con entusiasmo cada paso que se avanza en el Plan para la Transición hacia una nueva normalidad. Con este pase de fase, los establecimientos de restauración pueden ampliar su aforo y hacer uso del interior de sus locales. Las medidas de seguridad que están llevando a cabo para esta ampliación se asemejan a las ya tomadas para las terrazas en la pasada Fase 1. El aforo dentro del establecimiento estará limitado al 40% y las mesas deberán estar separadas por una distancia mínima de dos metros.

Los profesionales hosteleros han reacondicionado el interior de sus locales, al igual que tuvieron que hacer con las terrazas hace ya dos semanas. Además de reducir el número de mesas a más de la mitad y garantizar la distancia mínima de separación entre las mismas, el sector hostelero prepara para esta nueva fase una serie de medidas similares a las ya tomadas en la primera fase de la desescalada.

El gel hidroalcohólico y de desinfección se han convertido ya en una máxima a la entrada y salida de los locales de restauración; las cartas han sido sustituidas en la gran mayoría de los locales por códigos QR; el uso de utensilios como servilleteros o convoy continúa restringido, y en su lugar se ha optado por utilizar monodosis y servilletas individuales. En algunos establecimientos, además, los cubiertos son presentados en plásticos individuales. La limpieza y correcta desinfección de las zonas comunes, de forma constante y siempre que se vaya a incorporar un nuevo comensal, sigue siendo el requisito indispensable para los establecimientos hosteleros.

Una de las novedades de esta fase es el uso del baño público de estos establecimientos. Si bien durante las últimas dos semanas no estaba permitido que los clientes hicieran uso de los servicios de los locales, en esta nueva etapa su uso sí está permitido, garantizando que estos sean ocupados, únicamente, por una persona. La desinfección y limpieza de estos, recomienda Sanidad, deberá realizarse un mínimo de seis veces al día.

Por su parte, en esta nueva fase se reabren las grandes superficies y los centros comerciales de la provincia ya han reorganizado su actividad para ofrecer la mayor garantía de seguridad a sus clientes. El aforo está limitado al 50% dentro de los establecimientos y al 30% en las zonas comunes de los mismos. Algunas superficies llevarán a cabo un control del aforo para evitar aglomeraciones en las distintas plantas, además se deberá establecer una preferencia de entrada para las personas mayores de 65 años. Por su parte, queda prohibido durante esta segunda fase permanecer o sentarse en las áreas de descanso o zonas comunes de los centros comerciales.

Para garantizar que se cumple con la distancia mínima de seguridad, en las cajas o mostradores se han incorporado mamparas para ampliar la separación entre el empleado y el cliente. En cuanto al uso de probadores, estos serán desinfectados cada vez que salga una persona y antes de que entre otra. Las prendas de ropa, a su vez, serán desinfectadas con un sistema de vapor a altas temperaturas.

Además de garantizar un correcto cumplimiento de las medidas higiénicas y la desinfección de los distintos espacios, algunos centros comerciales, como es el caso de El Corte Inglés, realiza un seguimiento de sus empleados cada vez que se incorporan a su jornada laboral. «Está todo muy controlado, nos toman la temperatura cada vez que entramos a trabajar. Además hay geles hidroalcohólicos distribuidos por todas las plantas», asevera Lola, trabajadora de este centro.



Baño recreativo


La subida de las temperaturas ha propiciado que la reanudación de esta actividad lúdica sea una de las más esperadas. El baño recreativo vuelve a ser una posibilidad para aquellos que deseen ir a la playa o a una piscina pública, no sin restricciones.

Aquellas piscinas de uso público que decidan reabrir hoy al público deberán garantizar el cumplimiento de fuertes medidas de seguridad. Al igual que en otros muchos ámbitos de esta incipiente nueva normalidad, el aforo estará limitado al 30% del total. Para ello se recomienda establecer un sistema de cita previa que asegure, mediante turnos, la distancia mínima de seguridad entre bañistas. Del mismo modo, se deberá extremar la desinfección del agua, así como de las zonas comunes.

Por su parte, las playas del litoral malagueño podrán acoger, desde hoy, a todos los bañistas que decidan dar por inaugurada la temporada de baño. Para ello, el Ayuntamiento pondrá a disposición de los ciudadanos una aplicación móvil en la que podrán consultar una aproximación del número de personas que la están ocupando. Además, los usuarios podrán informar sobre a qué playa acudirán, qué día y en qué franja horaria.

El próximo día 15, también, se incorporarán 902 'agentes de playas', que controlarán el aforo y el cumplimiento de las medidas de protección. Por ahora, y desde este mismo lunes, las playas cuentan con un servicio de salvamento, socorrismo y primeros auxilios. Todas las playas de la provincia contarán con cartelería informativa sobre las nuevas normas de comportamiento en las playas por la Covid-19. Por su parte, la concejala de Playas, Teresa Porras, asegura que la responsabilidad social y la colaboración ciudadana serán fundamentales para garantizar la seguridad durante esta temporada estival: «Tenemos que ser todos responsables, la distancia es fundamental para no contraer la Covid-19».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook