17 de junio de 2020
17.06.2020
La Opinión de Málaga
España:
Casos:
244.683
Fallecidos:
27.136
Recuperados:
150.376‬
Mundo:
Casos:
8.309.878
Fallecidos:
447.321
Recuperados:
4.348.637
Actualizado: 17-6-20 17:20h
Hostelería

La policía inspecciona 9.210 terrazas desde que reabrieron los hosteleros

La Policía Local ha cursado 92 denuncias en casi un mes y los ciudadanos han requerido a los funcionarios policiales por cuestiones relacionadas con posibles incumplimientos en 143 ocasiones

17.06.2020 | 05:00
La Policía Local ha inspeccionado un total de 9.210 terrazas en al capital.

Málaga entró en la llamada fase 1 de la desescalada hacia la nueva normalidad el pasado lunes, 18 de mayo, una jornada a partir de la cual se permitió que los negocios hosteleros, bares, restaurantes y cafeterías, pudieran reabrir tras más de dos meses sin apenas facturar. En concreto, se les permitió usar el 50% de la terraza con dos metros de separación entre mesa y mesa como mínimo, y el Ayuntamiento de Málaga autorizó a estos negocios a que pudieran ocupar el doble de superficie que tenían hasta entonces autorizada en la vía pública. Desde entonces, y con el cambio paulatino de fases, las medidas se han ido relajando pero desde ese día, hace ahora casi un mes, hasta este martes la Policía Local ha inspeccionado un total de 9.210 terrazas en al capital, según explicó ayer a este periódico el concejal de Seguridad, Avelino Barrionuevo.

Cabe recordar que en la primera fase los negocios hosteleros que abrieron sumaban poco más del 20% o 30%, y a medida que se avanzó de tramo en la desescalada comenzaron a operar cada vez más locales, pasando al 50% y al actual 80%, según las estimaciones de la patronal, que los agrupa en Mahos.

Avelino Barrionuevo explicó a este periódico que, de las terrazas inspeccionadas, sólo han salido 92 denuncias y que en 143 ocasiones han sido requeridos por los vecinos los funcionarios policiales. Las denuncias y los requerimientos se han producido, en concreto, por incumplimientos relacionados con las normas de la desescalada: por ejemplo, cuando no se podía consumir en la barra o estar en el interior, por ocupar más porción de la vía pública de la permitida, tener más mesas de las que se les deja o por ruido, aunque estas son las menos, siempre según el concejal. «No son muchos los requerimientos de vecinos que estamos teniendo: una cosa es el incumplimiento en sí, pero podemos decir que casi todos los hosteleros están cumpliendo muy bien y otra cosa es la percepción que tenga la gente», explica el edil de Seguridad. En las denuncias y los requerimientos se incluye, por ejemplo, el uso indebido de cachimbas en terrazas hosteleras, ya que no se pueden ofrecer servicios para compartir ningún utensilio como vinagreras, aceituneras ni tampoco, claro, cachimbas, recalca el concejal.

«La gente va tomando conciencia», subrayó, para insistir en que los hosteleros cierran cuando tienen que cerrar y que las denuncias por ruido son mínimas.

Barrionuevo también recordó que ahora la Junta, gracias a un decreto extraordinario y limitado en el tiempo, amplía la posibilidad de que los negocios hosteleros puedan cerrar una hora más tarde, a las tres en lugar de a las dos (estos son los que no están en calles declaradas como Zonas Acústicamente Saturadas –ZAS–). Los que están en partes urbanas calificadas de ZAS (impide abrir negocios nuevos durante un lustro y un recorte en el horario de terrazas), pueden cerrar en el interior de los locales a las tres de la mañana, ganando los viernes y los sábados una hora y media, ya que hasta ahora debían cerrar a la una y media. De lunes a jueves, ganan dos horas, al pasar de cerrar a la una de la madrugada a las tres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook