26 de junio de 2020
26.06.2020
La Opinión de Málaga
Coronavirus

La Policía Local ha puesto 115,76 denuncias al día durante el estado de alarma

Han sido denunciadas 11.303 personas por motivos como no llevar mascarilla, salir de casa durante el confinamiento, hacerlo en franjas horarias no autorizadas en la desescalada, ir con más personas de las permitidas en el vehículo o no respetar la distancia mínima de seguridad, además de haberse inspeccionado casi 10.300 terrazas hosteleras

26.06.2020 | 12:22
Plaza de la Constitución en pleno estado de alarma.

El trabajo de la Policía Local de Málaga durante las 14 semanas que ha durado el estado de alarma decretado por la crisis sanitaria del coronavirus ha sido ingente y duro. El concejal de Seguridad, Avelino Barrionuevo, ha dado hoy una rueda de prensa para agradecer el trabajo de estos agentes, pero también de los miembros del cuerpo de Bomberos y de Protección Civil. Así, en este periodo que concluyó el pasado domingo y que comenzó el 14 de marzo, los agentes han puesto un total de 115,76 denuncias cada jornada a los malagueños por incumplir las prescripciones normativas del estado de alarma. En total, han sido denunciadas 11.303 personas y han sido inspeccionadas 10.300 terrazas hosteleras una vez comenzó la desescalada y se permitió su apertura escalonada.

Barrionuevo ha señalado que, antes de que se decretase el estado de alarma en el territorio nacional, el Ayuntamiento activó el 13 de marzo el Plan Municipal de Emergencia, creándose, paralelamente, un comité asesor con la participación de todas las administraciones para coordinar y desarrollar cada una de las actuaciones bajo las directrices del mando único del Gobierno central a través de la Subdelegación de Málaga. A partir de entonces, todas las fuerzas de seguridad trabajaron de forma conjunta. Así, la Policía Local de la capital ha mantenido una media de 490 agentes prestando servicio diariamente, lo que supone una media de 150 patrullas en las calles cada jornada sumando los tres turnos. Estos agentes se vieron reforzados con dispositivos puntuales, como los operativos diseñados para cuidar de que todo transcurriera con normalidad durante las primeras salidas permitidas en los horarios restringidos o en los cambios de fase.

En los primeros días del estado de alarma, los policías limitaron su actuación a informar de lo que se prohibía en el decreto gubernamental, pero el lunes, 16 de marzo, iniciaron su actividad sancionadora, de forma que en 97 días denunciaron (exceptuando los datos de la operación Jaula) a 10.802 personas por el incumplimiento genérico de las medidas preventivas (salir a la calle cuando no se podía, hacerlo fuera de las franjas horarias permitidas o por motivos distintos a aquellos por los que se habían habilitado esos tramos horarios, ir en coches más personas de las permitidas, etcétera€) –ello supone 100 denuncias al día–; 1.048 denuncias se pusieron por no llevar los malagueños las mascarillas (34 al día); 661 se impusieron por no respetar la distancia social (22 al día); y 52 de ella se han interpuesto por incumplir el desconfinamiento de menores. Sumando a las anteriores las denuncias fruto de la operación Jaula (controles de tráfico en zonas claves de varios cuerpos policiales) el número total de denuncias sube a 11.303, de las que 9.520 son genéricas, por lo que la media diaria es de 115,76 denuncias.

En cuanto al control de terrazas, se han practicado 10.293 inspecciones desde que comenzó la fase 1, el pasado 18 de mayo, lo que supone que se ha actuado en este sentido durante 34 días. Esta actuación policial supone una media de 303 intervenciones diarias. Han sido sancionados 101 establecimientos (tres al día). De los negocios hosteleros denunciados, el 20% lo ha sido por el uso indebido de cachimbas.

Ha habido 15 detenciones por reincidir en el incumplimiento de las medidas preventivas y desobedecer a la autoridad, mientras que desde el 16 de marzo se ha identificado a 77.062 personas (794 al día). Si se suman las de la operación Jaula, las identificaciones se elevan a 90.949. En 97 días, han sido interceptados 1.983 vehículos por circulación indebida, una media de 19,51 vehículos.

Asimismo, Protección Civil ha contado con un grupo de voluntarios que ha apoyado a los policías locales y a los colectivos estando presente, por ejemplo, en el reparto de comida, atendiendo a personas en situación de riesgo y visitando a diario zonas como los Asperones. Bomberos, por su parte, ha desarrollado una ingente tarea de desinfección en colegios, hospitales, mercados e instalaciones, actuando en establecimientos considerados de riesgo medio y alto como. Hasta finales de mayo, en la fase más dura del confinamiento, han realizado 613 servicios en distintos puntos de la ciudad en instalaciones de gran afluencia de personas como las estaciones de metro, el AVE o la de autobuses, así como en farmacias, mercados municipales, polígonos y parques comerciales.

En cuanto a la Unidad Militar de Emergencias (UME), esta ha desarrollado labores de desinfección en toda la provincia de Málaga con más de 300 actuaciones en hospitales, residencias, centros de salud, estaciones y otras dependencias clave.

El edil no ha querido concluir su intervención sin recordar que, a lo largo del estado de alarma, ha habido 16 policías locales que han sufrido el coronavirus y un bombero. De estos 16, cuatro fueron hospitalizados y el resto lo pasó sin síntomas o con dolencias leves. La escasa incidencia en el cuerpo se debe, según Barrionuevo, a las prescripciones preventivas que se dieron con la desinfección continua de vehículos e instalaciones, los protocolos y la no rotación en parques de bomberos. "Eso ha hecho que llevemos más de un mes sin casos", ha dicho.

El concejal, por cierto, ha destacado que Málaga es la segunda ciudad que mejor ha cumplido con los rigores del confinamiento y ello se ha visto, por ejemplo, esta misma semana, cuando, pese a que no ya no regía la prohibición de ir a la playa, los malagueños se quedaron en casa la noche de San Juan para evitar contagios. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook