28 de junio de 2020
28.06.2020
La Opinión de Málaga
Reproducción asistida

Los cambios sociales retrasan cada año más la maternidad

Crece la demanda de usuarios en clínicas de reproducción asistida - La media de edad que acude a consulta en la clínica Gutenberg es de 37 años

28.06.2020 | 21:38
El retraso en la edad de la maternidad ha hecho que cada vez sean más las mujeres que acuden a técnicas de reprodución asistida. En la imagen, la Unidad de Reproducción de la Cínica Gutenberg acumula ya una larga trayectoria, que supera las tres décadas.

A principios de este junio, el día 4, se celebra el día internacional de la fertilidad, un día destinado a concienciar a la población sobre los problemas que se sufren hoy en día derivados de varios factores como los malos hábitos de vida tal sea fumar, la contaminación o la mala alimentación. De hecho, el Instituto Nacional de Estadística ha señalado que en 2019 la natalidad por reproducción asistida ha aumentado llegando a la cifra de 30.000 nacidos.

En los últimos años, la tasa de natalidad en Andalucía ha ido disminuyendo. Pasó de tener en 2017 un 8,43% a bajar hasta el 7,63% en 2019. Claudio Álvarez Pinochet, ginecólogo especialista en medicina reproductiva en la Clínica Gutenberg, explica: «La edad de la mujer es el factor pronóstico mas importante a la hora de buscar un embarazo y cada vez retrasamos más la búsqueda del primer hijo. En el 1980, la mujer tenía su primer hijo a los 24 años, hoy es a los 31 años. Es la edad más alta de Europa. Así también, como retrasamos la maternidad, tenemos menos tiempo de tener un segundo hijo. La fertilidad en la especie humana es muy ineficiente. Nuestra posibilidad de embarazo media por mes es de un 23%. Este porcentaje es mayor a los 20 años de la mujer y disminuye a lo largo de la vida de la mujer, especialmente después de los 37 años, siendo muy difícil lograr un embarazo natural después de los 44 años».

La edad media de las mujeres que consulta en un centro de fertilidad cada vez es mayor. La media de edad de las pacientes que consulta en la clínica Gutenberg ronda los 37 años, lo que supone una mayor dificultad para lograr un embarazo. «Nuestro gran problema es el retraso en la búsqueda de la maternidad. Pero hoy, gracias a la técnica de vitrificación de ovocitos, la mujer que aún no desea ser madre y sabe que la postergación de ese embarazo disminuirá su pronóstico futuro, hoy puede guardar sus ovocitos, idealmente antes de los 35 años manteniendo una buena posibilidad de lograr un embarazo mediante una FIV a la edad que ella considere adecuado», incide Álvarez. Para promover y fomentar medidas educativas de carácter preventivo, Álvarez considera que «la fertilidad y el pronostico de ser madre debería ser un tema para tratar en cada revisión ginecológica de la mujer, debería ser un tema en la educación sexual y reproductiva de los adolescentes, es decir un tema a tratar desde la juventud».

Existe una sobrevaloración de los centros de fertilidad y de los tratamientos que realizan, lo que supone un riesgo para muchas parejas y mujeres con la idea de postergar la maternidad. Desde el primer nacimiento por FIV hace mas de 40 años en Reino Unido, la reproducción asistida ha mejorado mucho, pero aún no puede hacer milagros. Si bien es cierto que hoy, por ejemplo, es posible que una mujer sin ovocitos en sus ovarios pueda ser madre mediante la donación anónima de óvulos, aún quedan muchos problemas por resolver, pero el desarrollo ha sido exponencial y todos los días sabemos de nuevos avances en los tratamientos de fertilidad, especialmente a nivel farmacéutico, con medicamentos cada vez mas seguros y en laboratorio con técnicas de cultivo y manejo embrionario mas eficaces y eficientes. El futuro lo marcan las distintas líneas de investigación en relación con el rejuvenecimiento ovárico, el estudio de la función endometrial e implantación embrionaria, la preservación de gametos, etc.

El objetivo de los tratamientos es tener un niño sano, y «las gestaciones en mujeres mayores de 40 años se asocian irremediablemente a mayor riesgo de problemas durante el embarazo como hipertensión, diabetes y parto prematuro, entre otras y tenemos que ser consientes de estas complicaciones a la hora de indicar un tratamiento de fertilidad», ha puntualizado Álvarez.

«La fecundación in vitro es el tratamiento de fertilidad más exitoso, superando el 50% de éxito por transferencia embrionaria en nuestro centro y cuando se utilizan ovocitos de donante esta cifra puede superar el 80% de posibilidad acumulada de embarazo. Lamentablemente aún no podemos asegurar el 100% de embarazo, nosotros ni nadie», recalca Álvarez.

Respecto a las causas de infertilidad, Álvarez indica que en casi un tercio de las parejas con problemas no se logra saber la razón de la infertilidad, es lo que se denomina infertilidad de causa desconocida. En las que se encuentra una explicación, las causas son compartidas entre el hombre y la mujer.

La Unidad de Reproducción del Centro Gutenberg con sus mas de 32 años de existencia, tiene una trayectoria llena de hitos que han marcado la fertilidad en la provincia de Málaga. Fue el responsable de que hace 30 años naciera el primer bebe probeta de la provincia; hace unos años una malagueña después de superar un cáncer de mama, cumplió su sueño de ser madre gracias a la preservación de su fertilidad por la vitrificación de ovocitos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook