07 de julio de 2020
07.07.2020
La Opinión de Málaga
Política Municipal

El alcalde dice que Cassá no estará en el gobierno si Cs "no lo ve"

El regidor malagueño ha rechazado que el exportavoz de la formación naranja en el Ayuntamiento sea un tránsfuga y opta por una fórmula que satisfaga al asturiano y a la actual concejala de Cultura y Deporte

07.07.2020 | 12:54
El alcalde, en una imagen de 2018.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha dicho hoy que el exportavoz de Cs en el Consistorio y ahora edil no adscrito, Juan Cassá, no estará en el equipo de gobierno si "Cs no lo ve". No está empeñado, ha declarado, "en que sea necesario estar, que Cassá esté en el equipo de gobierno si Cs no lo ve oportuno". Eso sí, hay que buscar una fórmula flexible que guste tanto al asturiano, cuyo voto es vital para que junto a los de los populares y la portavoz de la formación naranja, Noelia Losada, De la Torre pueda seguir gobernando y concretando su agenda de proyectos sin mayores problemas, ya que, en un principio, parecía que la marcha del concejal podía dejar con los mismos votos a los miembros del ejecutivo local que los sufragios que suman PSOE y Adelante Málaga, 15, con lo que la elección de Cassá, en un sentido u otro, iba a ser definitiva.

El alcalde ha hecho estas declaraciones hoy en un encuentro digital organizado por Ser Málaga. Así, ha explicado el regidor que Juan Cassá ha votado desde el 4 de mayo, en que anunció su marcha de Cs y su paso al grupo de ediles no adscritos, lo mismo que había apoyado antes, es decir, sigue alineado con el equipo de gobierno pese a no pertenecer a ninguno de los dos partidos que lo sustentan. "El gobierno de coalición tiene solidez, estabilidad", ha declarado, y ha recordado que esa estabilidad no existía con el pacto de investidura, cuando los tres ediles (entonces) naranjas apoyaban desde fuera al PP, hasta que poco antes del final del mandato, "no apoyaron". "Estamos muy satisfechos con el gobierno de coalición", ha dicho, y ha circunscrito el alejamiento de Cassá de Cs a una decisión meramente personal. Eso sí, para él Cassá no es un tránsfuga, porque no "ha hecho el proceso de acercarse a otro grupo" y desestabilizar desde la oposición. "Sería tránsfuga si hiciera eso y dijera 'voy a votar con PSOE y Adelante Málaga, me voy a aliar con ellos". No hay transfuguismo, ha precisado, sino "continuidad en la estabilidad".

De la Torre se ha preguntado si ello es suficiente como para que se mantenga el equipo de gobierno en ejercicio hasta 2023, aunque ha hablado de ello en términos de "estabilidad total" este mandato, a lo que se ha contestado: "Aspiro a que lo sea". Ha dicho estar abierto al diálogo tanto con la portavoz de Cs, Noelia Losada, a la que aprecia y da las gracias por su trabajo, como con Cassá, a quien también aprecia.

Luego, se le ha preguntado si, como ha dicho en varias ocasiones a lo largo de los últimos días, le ofrecerá un área de Gobierno a Cassá, momento en el que ha dicho que debe hablar con él y con Losada, y que hay que ir paso a paso, introduciendo el matiz, ciertamente novedosos, de que el exportavoz de Cs no entrará en el equipo de gobierno si su antiguo partido no lo ve.

Cabe recordar que hace tan sólo dos semanas el regidor optó por reformular o revisar el pacto de gobierno con Ciudadanos, al aportar sólo uno de los dos votos por los que se le dieron tres áreas de gobierno, Cultura, Deporte y Teatinos, e incluso se mostró abierto a quitarle atribuciones a Losada si ella lo pedía. Pero tanto Losada como su partido se han mantenido firmes y no quieren que Cassá entre en el equipo de gobierno municipal. De hecho, han pedido varias veces al PP que rectifique, en el Ayuntamiento y en la Diputación, institución en la que a Cassá los populares han nombrado portavoz del equipo de gobierno y le han dado el área de Relaciones Institucionales, aunque la pasada semana rechazaron dar marcha atrás, como pedía el vicepresidente de esa institución, Juan Carlos Maldonado, quien también ha repetido hasta la saciedad la necesidad de que Cassá deje sus actas de concejal y diputado provincial y se vaya.

El PSOE, sin ir más lejos, propuso ayer un pacto tanto para la Diputación como para el Ayuntamiento con el fin de aislar a Cassá, de forma que ninguna de las formaciones políticas usen su voto, pero recibió esta iniciativa fuertes críticas por parte del PP, del presidente de la Diputación, Francisco Salado, y del propio alcalde, quien se preguntó por qué no hicieron antes esta propuesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook