09 de julio de 2020
09.07.2020
La Opinión de Málaga
Política Municipal

El PSOE reta al equipo de gobierno a consensuar un cambio de modelo de ciudad

Los socialistas animan a la creación de "una mesa técnica donde asociaciones vecinales y sociales, sindicatos y empresarios puedan abordar los cambios necesarios para hacer de Málaga un lugar mejor para vivir

09.07.2020 | 13:34
Daniel Pérez, en el centro, hoy.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel Pérez, ha propuesto a todos los grupos políticos la creación de una mesa técnica para "abrir un diálogo con asociaciones vecinales y sociales, sindicatos y empresarios para cambiar el modelo urbanístico y económico de Málaga". Para el socialista, "está en nuestra mano hacer de Málaga una ciudad igualitaria y sostenible, con distritos sin falta de equipamientos y servicios, con barrios que no sean de segunda división como potencia este equipo de gobierno, con un centro histórico que tras la pandemia agoniza y se encuentra en situación de coma". Así lo ha expresado Daniel Pérez durante una rueda de prensa en la Plaza de la Merced, en compañía de los concejales Carmen Martín, responsable por este grupo del distrito Centro, y Mariano Ruiz, responsable de Urbanismo.

"El centro de la ciudad se ha convertido en una anomalía urbana. Los esfuerzos del gobierno municipal para convertirlo en un escaparate, desligándolo de la concepción de barrio, han hecho que en estos tiempos de crisis sea un lugar vacío. El comercio de cercanía de la zona ha sido expulsado casi por completo para dejar paso a grandes franquicias venidas de fuera", se ha lamentado Daniel Pérez, al ver "el éxodo de vecinos para dejar paso a visitantes que se alojan en los pisos turísticos a mansalva". Se han eliminado las zonas de sombra o ajardinadas "y para nada se ha pensado en los más mayores y los niños. Este modelo que lleva años propiciándose y cuyas consecuencias han aflorado con la pandemia no puede ser solucionado a través de parches", ha agregado el líder del PSOE en el Ayuntamiento. "Málaga se nos va de las manos por la mala gestión de Paco de la Torre".

Según Pérez, "la ciudad padece una profunda parálisis desde hace 30 años, que es el tiempo que llevan los barrios con los mismos bancos, farolas y parques", mientras que "este ayuntamiento trata como clientes a los malagueños, cobrándoles impuestos y tasas durante el confinamiento que no han repercutido en el mantenimiento y cuidado de las barriadas". Por eso, el portavoz socialista defiende que el actual modelo de ciudad "no sirve y hay que consensuar otro con todos los agentes sociales de la capital". El portavoz socialista plantea que el actual modelo debe tener un "esfuerzo revitalizador que suponga una nueva modernización de los barrios como la que se produjo con Pedro Aparicio como alcalde", a la vez que "se evite perder la identidad de Málaga". Para ello, Daniel Pérez pone como ejemplo el centro histórico de la ciudad, "del que han sido expulsados vecinos y pequeños comerciantes para convertirse en un parque de atracciones, plagado de franquicias y pisos de alquiler turístico", y ahora despojado de actividad en este momento postcrisis.

Daniel Pérez advierte de que si la ciudadanía se relaja "estaremos permitiendo que tome las riendas en el urbanismo la cultura del pelotazo y de la expansión urbana a toda costa, en vez de dar respuesta a los problemas de la ciudad". Lo principal, según el socialista es "que la ciudad crezca respetando el medio ambiente, mejorando la movilidad, aumentando la seguridad y, por encima de todo, procurando la salud de los malagueños y de las malagueñas". Para eso, "hay que abandonar el urbanismo densificado, el de los edificios colmena y las altas torres, para conseguir un modelo de proximidad que potencie el carácter cohesionador de los barrios y su capacidad de mejorar la calidad de vida. Así, el socialista insta al equipo de gobierno "a establecer medidas en los barrios destinadas a garantizar la sostenibilidad y mejora en la calidad de vida de los malagueños y malagueñas, abogando por la segunda modernización de estos".

Por su parte, el concejal Mariano Ruiz, responsable de Urbanismo en el grupo socialista, ha instado al Ayuntamiento de Málaga y a la Gerencia Municipal de Urbanismo "a crear una calendarización para ejecutar los fondos EDUSI concedidos a nuestra ciudad". Según el edil, "la dejadez e inacción del equipo de Paco de la Torre ha llevado a poner en riesgo los 15 millones de euros provenientes de los fondos europeos EDUSI para llevar a cabo obras deben estar finalizadas antes de fin de 2022. De hecho, aún están por sacar concursos para proyectos cuyo valor ascienden a 10 millones de euros y entre los que destacan la reurbanización de Calle Carretería y Álamos, la insonorización del túnel de la Alcazaba, la mejora del entorno de la iglesia de Santo Domingo, la renovación de la calle Trinidad Grund o la recuperación de espacios públicos en El Ejido y Lagunillas", ha explicado Ruiz.

Mientras tanto, "lejos de rectificar, el equipo de gobierno sigue en sus trece. La noticia de que la Junta de Andalucía rechaza por segunda vez el plan de Urbanismo para el Astoria, principalmente por la pretensión de destinarlo en más de un 50% a uso hostelero, es un varapalo que demuestra lo errado de la apuesta de los concejales del PP". Por eso, Mariano Ruiz aconseja "dejar atrás el urbanismo centrado en la explotación y ser valientes, dando pasos hacia un urbanismo de justicia social". Ruiz ha agregado que "De la Torre ya ha dado muchas muestras de su gusto por el hormigón y el ladrillo por doquier, mientras que necesitamos aumentar las zonas verdes en algunos de los barrios más poblados de Europa". Estudios recientes de Greenpeace o del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) avisan de que en los últimos 30 años la media de la temperatura de Málaga capital se ha elevado en 1,3 grados. "Esta subida es superior a la de otros países y sitúa a Málaga por encima del aumento a nivel global para el mismo espacio temporal. Y es nuestra responsabilidad directa", ha exclamado Mariano Ruiz.

Es más, según el último informe sobre el mercado de vivienda del OMAU "los modelos impulsados de urbanización no se diferencian de los realizados hace décadas como si el tiempo no hubiese pasado, y no estuviésemos en un periodo de emergencia climática (aprobada por el Ayuntamiento de Málaga el 31 de octubre de 2019), al igual que las tipologías de edificación que impulsan usos monocromos residenciales sin la complejidad de usos necesaria para desarrollar la ciudad de proximidad, lejos de la dependencia del automóvil. Y ello también supone una opción política de hacer o no hacer los compromisos adquiridos".

De ahí, el modelo de ciudad que contempla el Plan Málaga Central, confeccionado por los socialistas, para "convertir a nuestra ciudad en un referente en movilidad urbana sostenible, implantando una red de aparcamientos disuasorios en la periferia conectados a través del transporte público para aminorar el uso del vehículo privado, frenando atascos y contaminación", ha zanjado el concejal socialista Mariano Ruiz.

--

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook