24 de julio de 2020
24.07.2020
La Opinión de Málaga
Medio Ambiente

Bosque Urbano critica la gestión municipal de los suelos contaminados y el acuífero de Repsol

Califica la situación de "preocupante" y aguarda el informe vinculante de la administración hidráulica

24.07.2020 | 09:36
Trabajos en los terrenos de Repsol en 2018.

La plataforma ciudadana Bosque Urbano Málaga (BUM) ha criticado en un comunicado la "nula intención" del Ayuntamiento de Málaga de gestionar la contaminación de los suelos y el acuífero en los antiguos terrenos de Repsol, así como que desoiga propuestas alternativas como la de BUM y otros colectivos ciudadanos.

A este respecto, alerta de que la situación actual "sigue siendo preocupante", critica la falta de información del Consistorio y recuerda que "lo que el equipo de Gobierno municipal negaba en relación con la contaminación del espacio es ya una realidad que le ha pasado por encima y no ha tenido más remedio que aceptar debido, entre otras cosas, a la presión ciudadana".

La plataforma recuerda además que en determinadas zonas de la parcela, en especial en la parte norte, tanto el suelo como el agua del freático están afectados por la contaminación de hidrocarburos y metales pesados. Es decir, en lenguaje técnico "se superan los niveles genéricos de referencia (NGR) que recoge la normativa vigente", continúa el comunicado.

Por este motivo, recuerda que cuando esto ocurre "es imperativo realizar un análisis de riesgos cuantitativos para comprobar si lo que está planificado en el PGOU vigente para ambas parcelas supondría, o no, un riesgo inaceptable para la salud". Para la plataforma, además sería necesario una evaluación de riesgos "de la afectación de los recursos naturales presentes en la parcela, en especial el agua subterránea del freático que, además de estar claramente afectada por la contaminación, también tiene afectado su flujo hacia el mar".

Por otro lado resalta que estudios encargados por el propio Ayuntamiento revelan que el túnel del AVE, en perpendicular al flujo de agua subterránea, ha hecho de barrera y ha elevado el nivel freático "entre uno y dos metros" en el suelo al norte del túnel, con respecto a la parte sur.

BUM señala que los sifones que incorpora el túnel "se han mostrado insuficientes" para comunicar de forma adecuada las parcelas cortadas por esta obra, "algo que debería conocer desde hace tiempo la administración hidráulica competente para tomar medidas al respecto".

La plataforma ciudadana estima que este mayor nivel del freático al norte del túnel "probablemente resuspenda hidrocarburos más o menos inmovilizados en el suelo contaminado, lo que conllevaría su distribución" y que podría tener como consecuencia además elevar aún más el nivel freático en los meses de lluvia.

Además, el comunicado recuerda el análisis de riesgos encargado en 2018 a la empresa Ramboll, que comunicó, en la zona norte, dos zonas con concentraciones de hidrocarburos que darían lugar a "riesgos inaceptables para los futuros trabajadores adultos y alumnos de la escuela", así como en la zona centro.

Ante esta situación, la plataforma señala que el Ayuntamiento podía haber iniciado un procedimiento para incluir los suelos señalados en el catálogo de suelos contaminados pero optó por la recuperación voluntaria de suelos, lo que implica presentar un proyecto a la Junta.

Sin embargo, una vez presentado este proyecto, como los técnicos han detectado la afección de las aguas, el comunicado señala que esta situación "no permite avanzar el procedimiento hasta una resolución definitiva por ahora".
Y esto no se producirá, señala la plataforma, hasta que la administración hidráulica andaluza no emita un informe "vinculante", que BUM confía en que "esté fundamentado" y que incluya el problema del túnel del AVE y la posible afección "de abundantes pozos registrados al oeste del emplazamiento y aljibes cercanos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook