27 de julio de 2020
27.07.2020
La Opinión de Málaga
Turismo

Más caros, pero más amplios

Tras el confinamiento, las viviendas unifamiliares como villas y chalés con jardín y piscina están entre las preferencias de los viajeros para este verano

27.07.2020 | 05:00
Alojamiento turístico con piscina privada en Nerja.

La compra de chalés tras el confinamiento

  • Los meses de encierro también han impactado en el sector inmobiliario de compraventa. El director de ABC Inmobiliaria, Antonio Vera, afirma que ha aumentado la demanda de viviendas unifamiliares, especialmente de chalés con jardín y piscina, y también de apartamentos con grandes patios o áticos. El director de Renovalia, Juan Patín indica: «Nosotros hemos detectado que hay más demanda en chalés que en pisos». En todo caso, el confinamiento ha empujado a las personas a buscar un espacio más amplio. Vera cuenta que «incluso hay familias que han decidido vender su vivienda para cambiarse a otra con más comodidades». En cuanto a los precios, ambos directores enfatizan que no han subido y que mantienen los valores previos al confinamiento. «Los precios se van a mantener durante todo este año, principalmente porque la banca se bloqueó durante los meses de confinamiento y ahora es cuando está empezando a retomar las transacciones que tenía paralizadas», afirma Patín. Por su parte, Vera expresa que ahora los precios se mantienen estables, pero que es probable que dentro de algunos meses lleguen a reducirse. De momento, el coste de las viviendas no ha subido y es posible hacerse con chalés a un precio razonable. Entre las zonas más solicitadas de Málaga, el director de ABC Inmobiliaria destaca Parque Litoral, y Teatinos, pero también otras cercanas a la capital como Churriana y Alhaurín de la Torre.

La demanda de viviendas unifamiliares para este verano ha aumentado. Tras el confinamiento, se ha disparado la búsqueda por alojamientos con espacios amplios, zonas verdes y piscina. Los turistas están optando por opciones alojativas más caras, por ello, según los datos de Rentalia, la plataforma de alquiler vacacional de Idealista, el precio medio de las reservas para este verano ha crecido un 12,6%.

Estar encerrados durante mucho tiempo evidenció la necesidad de tener espacio 'para respirar'. «Durante el verano de 2020, veremos muchos turistas que prescinden de los hoteles, donde tienen que compartir estancias con otros clientes, en favor de las viviendas turísticas unifamiliares. En ellas, el cliente tiene todo el alojamiento a su disposición y puede optar por tener jardín o piscina privados», asegura la directora de Rentalia, Almudena Ucha.

Airbnb destaca que, en su página web, las búsquedas totales diarias de alojamientos enteros por parte de españoles se han multiplicado por cuatro, precisando que los catalogados como casa, villa o chalé son líderes desde mediados de febrero. Además, la empresa destaca que a la hora de buscar una vivienda turística, la piscina es uno de los atributos más valorados por los españoles y supone un 50% de las búsquedas.

El director de ABC Inmobiliaria, Antonio Vera, confirma la tendencia que se está dando este verano de buscar alojamientos más amplios y con ciertas comodidades. «En muchos casos son viviendas de mayor precio, pero quien puede costeárselo está dispuesto a pagar un poco más», subraya.

Vera añade que el turismo rural está viviendo un auténtico 'boom': «Mucha gente está alquilando casas rurales en entornos muy cercanos a Málaga, por ejemplo, en la zona de Valle del Guadalhorce, en la Axarquía y en Coín». Almudena Ucha lo corrobora: «En la provincia de Málaga las viviendas turísticas más demandadas son las de turismo rural, cuya ocupación asciende hasta el 78,5%».

En las páginas web de estas empresas podemos encontrar viviendas turísticas muy solicitadas como una villa en Marbella, que cuesta desde 272 euros por noche y en la que apenas queda una semana libre (Rentalia); una finca rústica desde 411 euros por noche en Gaucín (Rentalia); una villa en Nerja, que ya no tiene fechas disponibles para el mes de julio, y que cuesta 133 euros por noche (Airbnb); o un dúplex situado en el centro de Málaga con una amplia terraza desde 85 euros por noche (ABC Inmobiliaria).


Ocupación


Las consecuencias de la pandemia en el sector turístico son evidentes y, aunque hay una apertura tanto nacional como internacional, el país se está viendo perjudicado por la pérdida de turistas extranjeros.

En concreto, los datos de Rentalia arrojan que este año en la costa de Málaga la reserva de alojamientos por extranjeros ha bajado hasta un 12,6% desde un 24% que se había registrado en 2019.

El descenso de turistas extranjeros se refleja también en la ocupación. Según los datos de Rentalia, la ocupación media de las viviendas turísticas en la costa de Málaga está 23,8 puntos por debajo de la del año anterior. En 2019 la cifra fue un 92,8%, mientras que en 2020 la media hasta el momento es de 69%.

La directora de Incola Homes, Yolanda Polo, señala que la ocupación de los apartamentos turísticos que posee la inmobiliaria en el centro de Málaga está a un 50%.

Por su parte, el director de ABC Inmobiliaria apunta que la cifra oscila entre un 35% y un 40% en el caso de los alojamientos situados en la zona céntrica, a diferencia de las viviendas más cercanas al mar, que alcanzan un 60% de ocupación.

En cuanto a los municipios, Rentalia puntualiza que los que tendrán un mayor nivel de ocupación este verano serán Rincón de la Victoria y Vélez-Málaga, con 94,4% y 87% respectivamente.


Perfil de los turistas


«2020 será el año del turismo nacional», expresa Ucha. La directora de Rentalia explica que, debido a la crisis sanitaria que azota el mundo, muchos visitantes extranjeros pospondrán su viaje a España, así como muchos españoles aparcarán sus ganas de viajar al extranjero y se fijarán en destinos nacionales para pasar los meses de julio y agosto.

Airbnb precisa que la Costa de la Luz, la Costa del Sol, la provincia de Sevilla, la Costa de Almería, la Costa Tropical y Málaga son los destinos andaluces más solicitados para este verano.

Así pues, Polo detalla que un 80% de los clientes de Incola Homes para este verano son nacionales, que proceden especialmente de otras provincias andaluzas, de Madrid, de Zaragoza, y del norte de España.

«Hay un repunte del cliente nacional, con reservas de última hora, para una media de tres o cuatro días», afirma Antonio Vera. En este sentido, Almudena Ucha incide en que aún quedan semanas para que se termine la temporada y que se producirán muchas reservas en los próximos días. «Es posible que el verano de 2020 sea uno de los más prolíficos en cuanto a reservas de última hora se refiere», remata.


Estancias más largas


Este año también se están produciendo estancias más largas. La directora de Rentalia recalca que en la provincia de Málaga, la estancia media para este verano será de 10,8 días, lo que supone un 13,7% más que la temporada vacacional del año pasado.

Según los datos de Airbnb, las búsquedas desde el resto de España a Andalucía para una estancia de entre una y cuatro semanas, las más tradicionales para el periodo vacacional, han mantenido durante el mes de mayo un crecimiento por encima de los niveles de hace un año. Por otro lado, a partir de abril, las búsquedas se han multiplicado por cinco.

Ya en Andalucía, las búsquedas de usuarios andaluces dentro de la comunidad para estancias de cuatro semanas o más también han experimentado un gran aumento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook