28 de julio de 2020
28.07.2020
La Opinión de Málaga
Datos de la EPA

La crisis del coronavirus destruye 37.500 empleos en Málaga, que firma su peor trimestre de siempre

El número de ocupados se queda en 602.000, incluidos quienes están en ERTE, que siguen computadas como personas que trabajan - La población inactiva sube en 41.700 personas

28.07.2020 | 09:50
Una oficina de empleo en Málaga.

El número de ocupados ha bajado en 37.500 personas a lo largo del segundo trimestre del año en Málaga (abril-junio) coincidiendo con la pandemia del coronavirus, lo que deja en 602.000 el total de personas trabajando en Málaga. Pero hay que tener en cuenta además que, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), este descenso no incluye a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que, según la metodología de Eurostat y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA, se siguen considerando ocupados, al tener su empleo suspendido.

Por sectores, el descenso de ocupados se reparte entre los 14.900 de la industria, los 13.700 de los servicios, los 6.800 de la agricultura y los 2.100 de la construcción. Respecto a hace un año, la caída es de 47.900 ocupados. El nivel de personas trabajando es el más bajo para un segundo trimestre desde 2017.

Por su parte, el paro ha bajado en 2.800 personas y deja el total en 151.000 desempleados en la provincia. La tasa de paro se sitúa en el 20,06%, casi cinco puntos por encima de la media nacional (15,33%). El INE recuerda que no todos los que han perdido su empleo en esta crisis del coronavirus han pasado a clasificarse como parados según la definición de la OIT.

Así, una parte considerable ha pasado a la inactividad, categoría que en Málaga ha aumentado en 41.700 personas en este trimestre y que alcanza ahora los 645.400 individuos. Este incremento de la inactividad, que se reproduce también a nivel nacional, se debe fundamentalmente a que el confinamiento y el cierre de empresas han impedido a estas personas buscar empleo a pesar de estar disponibles para trabajar.

"Por ello, no han podido cumplir todas las condiciones que la definición OIT exige para ser clasificado como parados y han quedado clasificados como inactivos", aduce el ente de Estadística.

Esta dinámica ha provocado, de forma consecuente, que la cifra de activos sufra un fuerte retroceso de 40.400 personas, lo que deja el total de la población activa en 753.000. Para encontrar un nivel más bajo de activos hay que remontarse al año 2009, en plena crisis económica. La tasa de actividad en Málaga (cociente entre la población activa y la población total), ha bajado en un solo trimestre en casi tres puntos y se coloca ahora en el 53,85%, la más baja desde 2004.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook