30 de julio de 2020
30.07.2020
La Opinión de Málaga
Urbanismo

Urbanismo da 279 licencias de obra durante el periodo de confinamiento

También ha dado 51 permisos de primera ocupación y 46 licencias de parcelaciones y divisiones horizontales desde mitad de marzo

30.07.2020 | 05:00
Sede de la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Pese al confinamiento decretado la pasada primavera, debido a la crisis sanitaria derivada del coronavirus, la Gerencia Municipal de Urbanismo no ha parado en ningún momento su actividad y, de hecho, desde mediados de marzo hasta finales de junio, es decir, desde que la población fue recluida en sus hogares para evitar un contagio masivo del virus, el principal órgano inversor de la ciudad ha concedido un total de 279 licencias de obra.

«Hemos de poner en valor el trabajo del personal de la Gerencia, porque cuando todo el mundo estaba confinado el equipo de trabajadores de Urbanismo ha seguido teletrabajando y generando sinergias para ayudar a la reactivación económica», explica el edil de Ordenación del Territorio, Raúl López, quien destaca que en mayo y junio de este año la Gerencia ha recaudado lo mismo que en esos dos meses de 2019, «lo que refleja el trabajo silencioso del equipo, porque esas licencias suponen muchos puestos de trabajo y un volumen de inversión muy destacado».

Añadió la cantidad de inversores que él mismo o personas de su equipo han atendido a través de llamadas o videoconferencias.

De todas esas licencias, hay algunas muy destacadas que afectan a importantes proyectos de ciudad como el permiso para que la Fundación Hispania Música pueda comenzar la edificación de su sede en la calle Arturo Toscanini esquina Gregorio Prieto; la licencia de obra para levantar la casa hermandad del Dulce Nombre, el permiso para ampliar el Museo del Vidrio y del Cristal o para levantar, por ejemplo, una residencia de estudiantes en el número 30 de la calle Beatas (con un cambio de uso del edificio y obras de adaptación), un edificio de apartamentos turísticos en la Carretera de Olías, la rehabilitación del Convento de San Agustín para que acoja la Biblioteca Pública del Estado (un proyecto largamente esperado por la ciudadanía después de las críticas recibidas por la primera de las iniciativas rehabilitadoras, sobre todo en cuanto a su diseño), el permiso para la reforma interior de la sede administrativa de Cáritas Diocesana o la construcción de varias residencias para la tercera edad, por ejemplo en calle Matagallo, el cambio de uso hotelero y reforma de un edificio para viviendas turísticas en el número 20 de Casas de Campos o la construcción de 32 viviendas adosadas en la Calle Túnez, entre otras muchas.

Asimismo, la Gerencia Municipal de Urbanismo ha concedido desde febrero a finales de junio un total de 51 licencias de primera ocupación, así como 46 de reparcelaciones o divisiones horizontales, según los datos aportados por la Gerencia Municipal de Urbanismo de los que se dará cuenta en próximas reuniones al Consejo Rector de este órgano. «Se trata de una inversión millonaria para la ciudad», dijo López.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook