05 de agosto de 2020
05.08.2020
La Opinión de Málaga
Polémicas fiestas

Los chiringuitos lamentan "el daño" que les hace 'el incidente' de Kokun

Los empresarios de playa defienden que los establecimientos tradicionales "cumplen las normas"

05.08.2020 | 05:00
El chiringuito Kokun Ocean Club de Torremolinos, este martes, 4 de agost.

"En las piscinas privadas se hacen fiestas muy peligrosas"

  • A la vez que desvinculó a los chiringuitos tradicionales de «estos contados locales que organizan fiestas por la tarde» en alusión a lo sucedido en Kokun Ocean Club, el presidente de los empresarios de playa de la Costa del Sol, Manuel Villafaina, recordó que «en las piscinas privadas también se dan situaciones muy peligrosas en las que la gente está muchas horas seguidas de fiesta sin mascarilla». «A veces vas por la calle y ves cómo hay piscinas, que en algunos casos no cuentan ni con la licencia necesaria, en la que muchos jóvenes están bebiendo y tirándose al agua a pleno día o por las noches, sin ningún tipo de protección ni medida sanitaria y piensas que de ahí va a salir un rebrote, por lo que en eso también hay que poner el foco», aseveró sin morderse la lengua el empresario torremolinense. A su juicio, lo acaecido en Los Álamos «no es la primera vez que pasa, está sucediendo en otros lugares, incluso en piscinas privadas», reiteró Villafaina antes de repetir que al sector que representa le parece «muy bien» que se haya procedido al cierre de Kokun Ocean Club. «Si han hecho algo que no deben, nos parece muy bien que se cierre», apuntó Villafaina.

Villafaina se desvincula de ciertos locales y dice que "ahora se le llama chiringuito a cualquier cosa".

Los chiringuitos lamentan «el daño» que les hace «el incidente» de Kokun Ocean Clubel local de Torremolinos que ha sido cerrado durante 15 días tras la actuación de Les Castizos en la que se incumplían las directrices sanitarias y uno de los músicos espurreaba alcohol de una botella sobre el público o le ofrecía bebida. Es más, los colectivos que representan a los empresarios de playa se desmarcaron de la actividad de ciertos locales de ocio del litoral malagueño y defendieron que los establecimientos tradicionales de 'pescaíto' «cumplen las normas absolutamente».

El presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Playas, Norberto del Castillo, señaló que «son incidentes desagradables que perjudican a todo el mundo, y a nuestro sector sobre todo», a la vez que consideró justo el cierre «si la dirección participó» en lo ocurrido. «Siempre hemos opinado que se trata de medidas para que los ciudadanos las cumplan porque ni los propietarios de los chiringuitos ni la propia policía van a poder dominar los malos hábitos y, entonces, se hace más necesario que los ciudadanos sean consciente de la situación tan difícil que vivimos porque el Covid sigue ahí», indicó.

En opinión de Norberto del Castillo, «en la playa se está cumpliendo bastante bien con las normas, la gente se pone la mascarilla y solo hay excepciones en las que los chiringuiteros somos los primeros que les decimos al cliente que se la tiene que poner, pero ni hay suficiente policía ni nosotros somos policías».

Asimismo, el presidente de los empresarios de playa de la Costa del Sol, Manuel Villafaina, también condenó lo sucedido en el establecimiento de Los Álamos y matizó que «se trata de uno de los seis o siete locales que hay por la Costa del Sol, tanto en esa zona como en Marbella, y se dedican a celebrar fiestas de ese tipo por la tarde».

«Ahora se le llama chiringuito a cualquier cosa, el 99% de los chiringuitos nos dedicamos a dar 'pescaíto', espeto de sardinas o de otra clase o arroces y, afortunadamente, se considera una gastronomía muy buena; eso es un chiringuito y no lo otro, pues en toda la Costa del Sol habrá seis o siete que se dediquen a hacer fiestas por la tarde y a este lo han cogido», enfatizó Villafaina.

El portavoz de los empresarios costasoleños insistió en «el daño» que se le hace al sector cuando «se usa la palabra 'chiringuito' y se dice que hacemos lo que nos da la gana, cuando es todo lo contrario». «El 99% de los chiringuitos nos dedicamos a lo que la gente realmente sabe y somos unos absolutos cumplidores de la norma, sólo hay que ver toda la seguridad que hemos implantado en nuestros negocios», subrayó Manuel Villafaina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook