28 de agosto de 2020
28.08.2020
La Opinión de Málaga
Polémica

Nuevo rechazo a la privatización del servicio sanitario asistencial

La Mesa de la Profesión Enfermera se opone a la Junta en la posible integración de las oficinas privadas de farmacias

28.08.2020 | 05:00
Oficina privada de farmacia.

La Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por Satse y el Consejo Andaluz de Colegios de Enfermería, ha rechazado la inclusión de la denominada Farmacia Comunitaria en la propuesta dictamen de la Comisión de Estudio para la recuperación económica y social a causa de la enfermedad del Covid-19, presentada en el Parlamento de Andalucía, y exige su retirada del dictamen final.

Para los profesionales que integran este órgano, «esta medida es un intento de aprovechar la pandemia para introducir un modelo que implica una privatización encubierta de servicios asistenciales y presunto intrusismo profesional». El referido dictamen de la Comisión de Estudio para la recuperación económica y social incluye entre sus propuestas «estandarizar el proceso de entrega de medicamentos de farmacia hospitalaria a domicilio o a la farmacia comunitaria más cercana o al centro de salud» o «promover la integración de las oficinas privadas de farmacias en la práctica asistencial» como elementos de mejora ante nuevos brotes de coronavirus.

La Mesa de la Profesión Enfermera advierte de que, en la práctica, la introducción de las oficinas privadas de farmacia supone un «claro y perverso intento de privatizar la atención sanitaria usurpando funciones asistenciales que legalmente no le corresponden por un mero interés de lucro empresarial. Un modelo privatizador que lleva tratando de imponer desde su toma de posesión el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, creando una expectativa de negocio a estas empresas privadas por un servicio que ya se costea desde el Sistema Sanitario Público», según denuncian.

En este sentido, aluden a actividades asistenciales en materia de seguimiento de pacientes crónicos, cribado de pacientes en diferentes patologías o visitas domiciliarias y revisión de botiquines. Asimismo, la enfermería censura que las instituciones del ámbito farmacéutico pretende disponer de una zona de atención personalizada en las oficinas de farmacia, tener acceso a la historia clínica de los pacientes, o, incluso, llegar a vacunar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook