09 de septiembre de 2020
09.09.2020
La Opinión de Málaga
Educación

Padres en pie de guerra por la vuelta al cole

Las familias andaluzas preparan movilizaciones para manifestar su disconformidad con las medidas de seguridad establecidas por la Junta - Convocan quedadas a las puertas de los colegios y afirman que no llevarán a clase a sus hijos

09.09.2020 | 05:00
Mochilas en los balcones como protesta ante las medidas de la Junta que muchos padres consideran insuficientes.

AMPAS en pie y Marea Verde rechazan la idea de una vuelta al colegio, tal y como establece la Junta de Andalucía, para este jueves 10 de septiembre. Los padres están en pie de guerra con las diversas administraciones públicas y políticas, ya que consideran que el inicio de las clases no debería producirse «hasta que estén garantizadas las condiciones de seguridad sanitaria».

Entre esas condiciones, consideran claves la bajada de la ratio, el aumento de la plantilla docente, la habilitación de espacios seguros y el aumento del personal profesional. «Hemos consultado que dinero hay en las arcas públicas y pueden permitirse un refuerzo de personal, pero prefieren gastarlo en blanquear su imagen», denuncia Olga Amado, portavoz de Ampas en pie.

Por su parte, Marea Verde apoya el «boicot» para la vuelta al cole de AMPAS en pie, y asegura que aún se mantiene la manifestación convocada para el 12 de septiembre y que tendrá lugar en Sevilla. «Acudirán sindicatos de todas las provincias andaluzas», recuerda Eduardo García, docente y miembro de Marea Verde.

Amado afirma que la «incertidumbre es la misma» y que «la indignación va en aumento». La plataforma AMPAS en pie aboga por no llevar a los niños a los colegios hasta que no se garantice su seguridad, y avisa de que tomará medidas legales si la situación no cambia. «Que se visualice la barbaridad que se está haciendo, poniendo en riesgo a los alumnos y a sus familias. Esto nos llevará a un nuevo confinamiento general», recalca.

Como método de protesta, los padres han organizado una quedada en las puertas de las escuelas y no entrarán. Plataformas y Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Sevilla, Málaga, Cádiz y Córdoba también han realizado un llamamiento a las familias para que desde este pasado lunes cuelguen en los balcones las mochilas escolares.

«Están jugando con argumentos médicos falsos, se está comenzando a demostrar que los niños también entran en la UCI. Esto nos concierne a todos y deberíamos poner el grito en el cielo», denuncia Amado.

La postura política

La Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos y Alumnas (Confedampa) pidió, el pasado lunes, al consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, que no autorizase el inicio del curso escolar 2020-21 hasta que las condiciones de seguridad sanitaria garanticen la presencia de alumnos en las aulas de los centros educativos.

En un comunicado, Confedampa calificó como «fundamental» la docencia presencial, hecho que no consideran que lo esté a «a día de hoy». Pero por su parte, Imbroda, insistió en que «abrir los colegios es abrir la vida de una sociedad», y señaló que querría que la gente «entendiera que los colegios son entornos seguros, más que las propias casas».

«Volvemos a las aulas de forma presencial, de manera segura, llevamos meses trabajando con Salud, detrás de esta planificación hay multitud de expertos en sanidad y educación trabajando en las condiciones de seguridad», recalcó.

En su misma línea, Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, pidió serenidad ante la vuelta a las aulas, y admitió que «va a haber que tomar decisiones difíciles en algún momento». Ante la presencialidad en las aulas indicó que «todo mandatario tiene la obligación de intentar poner en marcha la escuela presencial, pero si además todos ponemos de nuestro esfuerzo, podemos sacar adelante la situación».

Sobre la falta a clase, recordó que esta ausencia «tiene que estar justificada por prescripción médica y si no fuera así, pues evidentemente hay unos protocolos de absentismo que se activarían». «Eso va en contra de los intereses del propio niño, la escolarización es obligatoria desde los seis a los 16 años», aseguró el presidente de la Junta de Andalucía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook