11 de septiembre de 2020
11.09.2020
La Opinión de Málaga
Política municipal

La nueva ordenanza de Movilidad impide a bicis y patinetes circular por la acera

Tendrán que discurrir obligatoriamente por la calzada o los carriles bici, especifica el texto que ha sido aprobado inicialmente este viernes en Junta de Gobierno Local

11.09.2020 | 12:10
Patinetes estacionados encima de la acera.

El edil de Movilidad, José del Río, ha presentado este viernes en rueda de prensa la nueva ordenanza de Movilidad Sostenible , un texto que lleva más de un año en redacción y análisis y que ha recibido la aprobación inicial en la Junta de Gobierno Local. Aún le queda recorrido hasta recibir el visto bueno definitivo, lo que podría ocurrir a final de año tras un garantista y extenso proceso administrativo. La gran novedad de la norma es que impide a bicicletas y vehículos de movilidad personal, es decir, patinetes en sus diversas modalidades, circular tanto por la acera como por zonas peatonales. Una vez se dé el visto bueno al texto, solo podrán ir por los carriles bici o la calzada (en las partes viarias habilitadas).

Hay que hacer una salvedad importante: la norma no afecta, por ejemplo, a los ciudadanos que tengan su propio patinete, aunque estos si pasan por el Centro Histórico y hay una aglomeración en una zona determinada deberán bajarse del mismo. Está por ver que esta norma garantice la difícil convivencia entre patinetes y vecinos de la ciudad.

Tiene, ha dicho Del Río, 127 artículos y 14 capítulos. "Las bicis no van a poder usar la acera para circular, sólo la calzada o el carril bici; y los patinetes tienen limitaciones muy claras, vamos a exigir a las empresas autorizaciones expresas para desarrollar su actividad en la ciudad", ha dicho Del Río, quien ha destacado que las sanciones van desde los 60 a los 500 euros y se tipifican hasta 26 aspectos.

Los patinetes no podrán ser conducidos por menores de dieciséis años y, para circular entre la zona Oeste y la Este (no siempre hay carriles bicis), podrán usar la calzada. Recuerda Del Río que el Ayuntamiento ha habilitado y señalizado durante el confinamiento hasta 70 kilómetros de vías, en calles con dos carriles por dos sentido, de forma que los carriles derechos podrán ser usados por vehículos de movilidad personal y bicicletas, incluso en zonas de red básica, pero para ello habrán de llevar los conductores un chaleco reflectante y un casco. El edil aboga por el sentido común y destaca que los padres que pasen con sus hijos por el paseo marítimo con bicicletas "no tendrán problema alguno", pero ha insistido: "Ni bicis ni patinetes podrán ir por la acera".

¿Se quedará el Centro Histórico exento de patinetes? El edil ha indicado que los que tengan patinetes de uso personal sí podrán circular por el casco antiguo, aunque si hay aglomeraciones habrán de bajarse y discurrir a pie. Son las empresas de alquiler de patinetes las que no podrán usar las zonas peatonales del corazón de la ciudad. Asimismo, para ejercer, por ejemplo, habrán de tener, entre otro muchos requisitos, un local abierto y un teléfono.

Habrá zonas de exclusión determinadas como el Centro que podrán ser ampliadas en fechas especiales como Semana Santa o Feria, de forma que los patinetes se desconectarán automáticamente al llegar a ellas y la velocidad máxima, ha indicado Del Río, es de 25 kilómetros por hora.

El edil ha recordado que el Consistorio adapta así su norma principal de Movilidad a las exigencias europeas. Ahora, habrá cinco días para que los grupos políticos aleguen, el 21 de septiembre se llevará a pleno para su aprobación inicial, luego habrá otro plazo de treinta días para alegaciones de colectivos y ciudadanos y, finalmente, se publicarán, resueltas esas alegaciones, en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), para entrar en vigor de forma definitiva quince días después. Posiblemente, antes de final de año estará operativa si ningún problema lo impide, aunque su tramitación, desde mayo de 2019, ha sido un camino tortuoso y complejo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook