13 de septiembre de 2020
13.09.2020
La Opinión de Málaga
Vuelta al cole

"Las características de nuestro centro nos han ayudado a diseñar un retorno a las aulas en condiciones de seguridad"

Entrevista a María José Salóm, directora del colegio El Pinar

13.09.2020 | 05:00
María José Salom, directora del colegio El Pinar.

Metodología: aprendizaje basado en proyectos (ABP) y ventajas en la vuelta a la presencialidad

  • El colegio El Pinar, que fue uno de los centros educativos pioneros en la incorporación de las TIC al proceso de aprendizaje con la implantación del sistema ITAE en 2005 que permitió el uso de programaciones digitales, seguimiento virtual de temario y construcción del conocimiento en base a la investigación y trabajo de campo del alumnado tutorizado por los docentes con dispositivos portátiles vinculados a la Red, inició una segunda transición metodológica en el curso 2013/14 hacia un modelo didáctico constructivista que encamina la acción de los estudiantes hacía un sistema de adquisición del conocimiento cooperativo que les dirige hacía la resolución de problemas reales, que pasan a ser el centro de su experiencia educativa. Se trata del Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) que ejemplifica el lema 'aprender haciendo' y que prima la creatividad, la práctica, la acción dinámica y el trabajo de campo en el avance hacía los objetivos curriculares, más allá de la lección magistral, la mnemotecnia y la ejercitación de tareas convencionales. «Nuestro modelo pedagógico, con una gran carga práctica y que conlleva una organización dinámica de la actividad lectiva, con grupos de trabajo diversificados en el entorno del aula, aprendizaje transversal y acciones multidisciplinares facilita la adaptación de la organización espacial del aula a las nueva realidad que nos imponen los protocolos de COVID-19. Disponemos de una mayor flexibilidad y más dinamismo para adaptarnos a las nuevas circunstancias». «En el mismo sentido y dado que este modelo (ABP) requiere del concurso de las TIC como herramienta básica de trabajo -todos los estudiantes desde Quinto de Primaria cuentan con ordenadores portátiles y temarios digitales-; la adaptación a posibles escenarios puntuales de puesta en cuarentena de un grupo, unido al 'pilotaje' de estos meses de enseñanza online, nos permitirá sobrellevar con solvencia una situación de no presencialidad; tanto parcial como completa».

Los más de 1.100 estudiantes de la comunidad educativa del colegio El Pinar, integrada por alumnos de Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Ciclos Formativos, vuelven a las aulas en un retorno a la clases presenciales marcado por el estricto protocolo del Plan Específico Covid-19 en el que el equipo directivo de la entidad ha trabajado durante el periodo estival. La directora del centro, María José Salom, aborda algunas de sus claves en esta entrevista.

P ¿Cómo encaran esta vuelta al cole tan excepcional?
R La situación en la que vivimos desde el pasado mes de marzo nos ha llevado a un proceso de adaptación constante a las cambiantes circunstancias que se han ido dando. Al igual que fuimos capaces de arbitrar un modelo de formación online en apenas dos semanas para construir 'el cole en casa', permitiendo a todo nuestro alumnado continuar con su itinerario académico a distancia con rigor y cercanía; en ningún momento hemos perdido de vista el horizonte de la vuelta a las clases presenciales; un escenario en el que ya comenzamos a trabajar durante el pasado mes de junio.

P ¿Qué medidas se han tomado?
R Conformamos el equipo Covid-19 en esa última semana de junio y a mediados de julio ya contábamos con un borrador de actuación concreto con todas las medidas a implementar para una vuela al cole segura, convirtiéndonos en uno de los primeros centros educativos de la provincia en publicar dicho plan. Horarios de entrada y salida, recogida de alumnos, conformación de 'grupos de convivencia estables', organización de comedor por turnos y distancias, patios, itinerarios seguros, uso de mascarillas, habilitación de espacios exteriores como zonas lectivas, protocolos de limpieza, actuación en caso de indicios de contagio y el resto de indicaciones que nos fueron llegando desde la administración competente. Además, no nos hemos quedado en dichas prescripciones. El Servicio Médico de nuestro centro, que cuenta con facultativo y enfermero escolar, nos ha permitido trazar medidas adicionales que se han completado con el concurso de la responsable del equipo de mantenimiento, instalaciones y limpieza, que nos ha aportado claves muy importantes en lo referente al uso de los espacios exteriores. El Plan ya estaba en manos de las más de 1.100 familias que integran la comunidad educativa en la última semana de julio. En este sentido y aunque con cautela, podemos afrontar el regreso a las aulas con seguridad»

P ¿Se han preparado acciones para el bienestar emocional de los alumnos?
Al margen de las indicaciones sanitarias y conscientes de lo que va a suponer esta situación en el aspecto afectivo del alumnado -hay que tener en cuenta que los protocolos oficiales pivotan sobre el distanciamiento físico-, también hemos trazado un plan propio para que los estudiantes -y especialmente los de menor edad- puedan sentirse cómodos, supliendo con juegos, música y dinámicas de disciplina positiva las limitaciones en los contactos. La Educación Emocional es una de las claves de nuestro proyecto de centro y, como venimos haciendo desde marzo, nos readaptaremos para que así siga siendo.

P ¿Qué novedades hay en cuanto equipo docente e instalaciones?
R En cuanto a las plantillas docentes, hemos apuntalado el equipo con profesores de refuerzo en determinadas etapas educativas, además del protagonismo que este curso tendrán los vigilantes de patio, que es una figura con la que llevamos trabajando y que este año cobrará más relevancia. En cuanto al capítulo de infraestructuras, tenemos la suerte de contar con unas instalaciones de más de 21.000 metros cuadrados ubicadas en un entorno no urbano en las que destacan los espacios exteriores; con zonas verdes, pistas deportivas y una amplia superficie de aparcamiento en la que estamos acotando otro espacio para uso recreativo y lectivo, de manera que el alumnado dispongan de más espacio al aire libre. El equipamiento docente -módulos de Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Ciclos Formativos; además de las áreas deportivas-, se ha ido renovando y ampliando en los tres últimos cursos académicos y muchas de las aulas cuentan con paneles modulares que permiten redimensionar igualmente los grupos de alumnos para disponer de espacios adicionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook