14 de septiembre de 2020
14.09.2020
La Opinión de Málaga
Política

José Enrique Lara y Enrique de Vivero pelearán 'cuerpo a cuerpo' por la presidencia provincial de Vox

Aunque el proceso electoral comenzó con un quinteto de aspirantes, solo dos candidaturas han sido proclamadas oficialmente por el partido para que concurran a las inminenntes elecciones primarias

14.09.2020 | 15:40
El aspirante a la presidencia provincial de Vox Enrique de Vivero.

Este martes comienza la campaña oficial y el próximo día 24 se realizará el escrutinio de las votaciones

Aunque el proceso electoral comenzó con un quinteto de aspirantes, solo dos candidaturas han sido proclamadas oficialmente por el partido para que concurran a las inminenntes primarias de Vox Málaga: la del actual presidente provincial, José Enrique Lara, y la del coronel retirado de la Legión Enrique de Vivero.

En un documento emitido por la formación con "las candidaturas que cumplían con los requisitos y obtuvieron el número de avales requerido", la de Enrique de Vivero es calificada como 'Málaga I' y la de José Enrique Lara como 'Málaga II'. El desenlace que arroja este primer corte abre la puerta a una reñida disputa y al 'reencuentro' de Lara y De Vivero. De hecho, ambos trabajaron en el mismo equipo hasta que este último dimitió como coordinador de Vox en Alhaurín de la Torre tras, incluso, haber sido el número 4 en la candidatura a las elecciones municipales en Málaga capital que encabezó el propio presidente provincial.

Este martes dará comienzo la campaña oficial y el próximo día 19 se iniciará la votación telemática y por correo para que el 24 de septiembre se proceda al escrutinio y se abra periodo de recursos que antecederá a la proclamación oficial de los resultados, que está prevista para el 4 de octubre. De este modo, Málaga será una de las siete provincias españolas en los que los comicios internos siguen adelante. En la otra docena de territorios restantes, no será inicialmente necesaria la votación porque ha sido validada una única candidatura.

Una vez que el pasado sábado 12 de septiembre concluyese el plazo para la presentación de avales, otras dos han sido las candidaturas que no han pasado este primer corte. Una de ellas es la encabezada por Heriberto García, con un currículum vinculado a la Guardia Civil y al Ministerio de Defensa y que, anteriormente, había sido coordinador de Vox en El Palo. Llegó incluso a estar presente en las listas de Vox al Congreso de los Diputados o al Ayuntamiento de Málaga pero -al igual que De Vivero- dimitió por sus discrepancias con la gestión de Lara.

La otra ha sido la de la veterana afiliada Julia Calleja, quien figuraba entre los pioneros del sector crítico malagueño que expresaron su rechazo a la dirección provincial durante el multitudinario mitin que, con las Elecciones Andaluzas en el horizonte, protagonizaron en el pabellón de Ciudad Jardín Javier Ortega Smith, José Antonio Ortega Lara e Iván Espinosa de los Monteros.

Tras la convocatoria el pasado 1 de septiembre de este proceso electoral, llegaron a ser cinco las candidaturas que, inicialmente, expresaron su intención de optar al liderazgo del Comité Ejecutivo Provincial (CEP) de Vox Málaga. Sin embargo, el pasado miércoles 9 de septiembre por la tarde, el abogado Martín Ortega anunció que renunciaba a presentarse "cansado de tanta mentiras sobre mi persona, ante la suciedad que estoy viendo impregnar la campaña, y la locura de que sean cuatro las candidaturas opositoras al actual CEP". "Lo único que vamos a conseguir es que gane la actual sin ni siquiera mover un dedo y mantener el partido en la mediocridad y el desprecio al afiliado", aseguró Martín Ortega, quien unos meses antes había intentado presentar una moción de censura contra el presidete provincial, José Enrique Lara.

El presidente de Vox, José Enrique Lara.

Peticiones del Comité Electoral

El clima que ha generado la convocatoria de primarias, tanto en los mentideros de la formación como en las redes sociales, ha llevado al Comité Electoral del partido a realizar una serie de advertencias. Tras una reunión celebrada el pasado 9 de septiembre, se le pidió "a los coordinadores y demás cargos orgánicos de Vox" que "se abstengan de emplear sus competencias como tales para apoya a una u otra candidatura, con la excepción de aquellos que sean integrantes de la misma".

Esta petición también se ha hecho extensiva a "los cargos electos" y, al igual que los anteriores, se les recuerda que "el apoyo deberá limitarse estrictamente a su esfera personal" y que "no podrán servise de su actividad, de los medios y datos obtenidos con ocasión de su cargo, para maximisar ese apoyo".

Asimismo, se le solicitaba a "todos los afiliados" que "eliminen del ámbito del proceso electoral, bien en búsqueda de avales o en acciones de campaña o debate electoral, descalificaciones y cuestiones personales sobre miembros de una u otra candidatura".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook