23 de septiembre de 2020
23.09.2020
La Opinión de Málaga
Hostelería

Huelga de hambre con final feliz para Daniel

El hostelero Daniel España terminó el miércoles una huelga de hambre de diez días después de que vecinos de dos portales, que en un primer momento se habían opuesto a que instalara una terraza para su bar cafetería, votaran a favor

23.09.2020 | 22:19
Daniel España, ayer en su bar cafetería donde llevaba diez días en huelga de hambre.

«Lo primero que voy a hacer es ir a mi casa a ducharme, a comer y a descansar, a ver si este fin de semana puedo estar al pie del cañón», confesaba este miércoles a La Opinión Daniel España, que puso fin a diez días de huelga de hambre.

El motivo fue la votación mayoritaria de dos bloques, para que Daniel reabriera la terraza de su bar cafetería 'Tu Sitio', en calle Nuzas, cerca de la Laguna de la Barrera, al ser una zona privada.

Precisamente, este hostelero malagueño de 34 años inició la huelga de hambre cuando conoció que dos de los portales, que forman parte de una mancomunidad de siete, habían propuesto revocar la autorización.

La historia comienza en 2018, cuando la mancomunidad de siete bloques autoriza la instalación de terrazas en los locales comerciales. Fue entonces cuando se animó a alquilar uno de ellos y dejar su bar anterior, muy cerca de actual pero con mucha menos visibilidad.

«Asistí a la reunión de la mancomunidad, se aprobó por unanimidad y en cualquier caso, antes de alquilar el local solicité un documento que decía que tenía permiso explícito para montar la terraza o cualquier elemento que necesitara,y en el que se hace referencia a ese acta», apunta.

Con el aliciente de contar con una terraza y este doble respaldo de la votación y el documento, se decidió a alquilar el local y a hacer las obras, que llevó a cabo gracias a un préstamo.

En cualquier caso, la autorización municipal para la terraza no llegó hasta junio de este año, todavía en pleno confinamiento. «Abrimos la terraza el 12 de junio pero hace dos viernes nos vino la Policía Local y nos dijo que la tenía que retirar». Para su sorpresa, se encontró con la propuesta de revocación por parte de dos portales, pese a que las terrazas se autorizaron dos años atrás, por unanimidad.


Daniel España explica que trató de encontrar el apoyo del Ayuntamiento, «pero Vía Pública se lavó las manos». A este respecto, la concejala de Comercio y Gestión de la Vía Pública, Elisa Pérez de Siles, declaró ayer a este diario que «la terraza está en terreno privado, no es suelo municipal, aunque intentamos mediar con el administrador, su abogado y representantes vecinales».

Con respecto a los vecinos de los dos portales, está convencido que de «el 80 por ciento no sabía nada de este asunto», como demostró la votación de ayer, señala.

Ninguna denuncia de ruido

Además, el joven detalla que la terraza sólo tiene permiso para abrir hasta las 12 de la noche entre semana y las 12.30 los fines de semana. «Pero yo recojo antes y hago pasar a la gente dentro para evitar molestias. No he tenido ninguna denuncia de ruido y hasta los vecinos del primero, que serían los más perjudicados, me dicen que no escuchan ni montar ni desmontar la terraza», comenta, al tiempo que destaca que por la mañana cierra a las 12.30 y por la tarde abre a las 5, «porque la siesta también se respeta».

En estos días tan complicados, en los que sólo ha ingerido líquidos como el caldo de puchero que le hacía su pareja, con quien comparte una niña de dos años y medio, Daniel España cuenta que ha recibido el respaldo y ánimos de muchos vecinos.

Tras diez días de huelga de hambre, en los que ha perdido cuatro kilos, ahora le toca reponerse para trabajar cuanto antes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook