02 de octubre de 2020
02.10.2020
La Opinión de Málaga
Política Municipal

Una controversia jurídica obliga a reformular las ayudas al IBI

La Intervención del Estado advierte de que no se pueden subvencionar los tributos, por lo que el equipo de gobierno ha tenido que derogar el antiguo reglamento y tramitar otro

02.10.2020 | 11:59
Viviendas protegidas en Soliva.

Una controversia jurídica ha obligado al Ayuntamiento de Málaga a derogar el reglamento de ayudas al IBI y aprobar un reglamento de ayudas a personas del municipio en especiales situaciones de necesidad para favorecer su mantenimiento en su medio habitual. Esto quiere decir que el Consistorio va a continuar ayudando a las personas con pocos recursos a hacer frente a este impuesto, pero de otra forma (ahora las ayudas se darán, por ejemplo, con la justificación de repintar la vivienda, de pagar el recibo de la comunidad, hacer reparaciones, etcétera...).

Carlos Conde, edil de Economía y Hacienda, ha señalado que la Intervención General del Estado ha pedido al Consistorio malagueño, en una comunicación a la Intervención municipal, que reformulase este asunto. La idea básica es que la ley no permite subvencionar tributos y eso es lo que hacía el Reglamento de ayudas al IBI, aprobado en 2001, de forma que los beneficiarios han ido aumentando desde las 350 familias perceptoras de la ayuda en el año de su implantación a las 7.500 en 2020. Entre 2001 y 2020, se han concedido ayudas por 10 millones de euros.

Las ayudas van a seguir, pero se van a hacer llegar a los beneficiarios por otro cauce, de forma que el cambio de reglamento va a seguir beneficiando a más del 90% de sus actuales receptores, fundamentalmente desempleados y jubilados con escasos recursos, esto es: con ingresos inferiores a 1,7 del IPREM (914,32 euros al mes o 12.800,48 euros al año). Los actuales beneficiarios que sigan cumpliendo las condiciones del nuevo reglamento no tendrán que formular nueva solicitud y recibirán una cantidad fija anual de 200 euros (que no habrán de justificar tampoco, como hasta ahora). Se calcula que se beneficiarán de esta nueva fórmula 7.000 familias con un impacto de 1,4 millones de euros. Es Gestrisam la que hará las comprobaciones.

Este reglamento debe ir aún a Comisión de Economía y Hacienda, a Pleno extraordinario, posiblemente en octubre y luego recibirá la aprobación. Ha de estar en vigor el 1 de enero. El alcalde, Francisco de la Torre, en rueda de prensa ha explicado que hay muchos municipios que han copiado este reglamento y el Supremo, de hecho, ha anulado varios de esos reglamentos inspirados en el local, lo que ha hecho que el equipo de gobierno se replantee su postura al respecto.

Para el resto de colectivos a los que se concedía este ayuda en el recibo del IBI (860 beneficiarios pertenecientes a colectivos de personas con discapacidad, familias monoparentales, hijos con menos de un año, gran invalidez, menores de treinta años, víctimas de violencia de género) y ante la imposibilidad de entrar en el nuevo reglamento, el Consistorio estudia cómo canalizar el asunto, aunque el grueso de los afectados son desempleados y jubilados (más del 90%). Estos 860 beneficiarios ya cuentan, además, con otras ayudas, sin perjuicio de que esto se articulará por la vía jurídica pertinente, lo que está en estudio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Lo último Lo más leído