06 de octubre de 2020
06.10.2020
La Opinión de Málaga
Laboral

Los sindicatos exigen un nuevo pacto social que asegure el «trabajo decente»

El Día Mundial por el Trabajo Decente se celebra este miércoles, con un acto convocado por CCOO y UGT

06.10.2020 | 05:00
Fernando Cubillo y Ramón Sánchez-Garrido, ayer.

Los secretarios generales de los sindicatos CCOO y UGT en Málaga, Fernando Cubillo y Ramón Sánchez-Garrido respectivamente, afirmaron ayer que es «necesario» pactar un «nuevo Contrato Social para la Recuperación y la Resiliencia» que asegure que la economía pueda recuperarse y afrontar así «los desafíos convergentes de la pandemia, el cambio climático y la desigualdad». Los sindicatos CCOO y UGT convocan este miércoles, 7 de octubre, una nueva edición de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente (#JMTD20) que en Málaga contará con una concentración a las 12.00 a las puertas de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM).

Se trata de una jornada que se celebra a nivel mundial para reclamar que el «trabajo decente» sea «un elemento central de las acciones gubernamentales para recuperar el crecimiento económico y construir una nueva economía que dé prioridad a las personas».

Sánchez-Garrido afirmó que «los efectos de la pandemia sobre la salud, el empleo, los ingresos y la igualdad de género resultan aún más catastróficos teniendo en cuenta que el mundo estaba ya fracturado, con un modelo de globalización fallido ocasionando una arraigada desigualdad e inseguridad para los trabajadores».

UGT aseguró que Málaga tiene «unos niveles de pobreza, de exclusión social que provocan que un gran elevado número de personas deban utilizar comedores sociales y ayudas sociales para sobrevivir». Los parados de larga duración superan las 65.000, elevando el porcentaje de personas sin protección por desempleo a más del 40% del total.

Por su parte, Cubillo, de CCOO; instó a recomponer un marco normativo y de incentivos «que aborde definitivamente la precariedad estructural de nuestro modelo laboral, facilitando herramientas de flexibilidad interna pactada en las empresas, pero a la vez sometiendo a serias restricciones legales al modelo de temporalidad, parcialidad y despido». También apeló a fortalecer el papel vertebrador de la negociación colectiva; potenciar las políticas activas de empleo y los servicios públicos de empleo; y reformar los sistemas de prácticas no laborales.

«Málaga necesita una nueva cultura empresarial que reconozca que hoy en día es la sociedad la que está salvando a las empresas y que apueste decididamente por sumarse a esa imprescindible solidaridad sin la que no saldremos de esta situación», reclamó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Lo último Lo más leído