09 de octubre de 2020
09.10.2020
La Opinión de Málaga
Cierre tras 60 años

El alcalde de Málaga insiste en que la Junta impidió en 2004 que Coca-Cola levantara otra fábrica

De la Torre lamenta que no se permitiera autorizar un terreno de 80.000 metros en Campanillas

09.10.2020 | 19:38
La fábrica de Coca-Cola en Málaga.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, insistió este viernes en relación con el anuncio de cierre de la planta de Coca-Cola en Málaga, que el Ayuntamiento dijo «en su momento lo que había que hacer, apoyar un proyecto que Cola-Cola nos planteó» allá por el año 2003. «Querían hacer una nueva fábrica en Málaga, que hubiera sobrevivido a esta crisis y hubiera salido fortalecida», apostilló. Así, recordó que en los años 2003-2004 el Consistorio planteó la modificación elementos en Campanillas para una nueva la fábrica Rendelsur, de casi 80.000 metros cuadrados.

«Correspondía a la Junta decir sí o no, nosotros decíamos que sí, porque era evidente que si la fábrica seguía donde estaba, donde no podía crecer, no sería una fábrica competitiva de cara al futuro», apuntó.

Además, explicó que ha hablado con los responsables de Coca-Cola sobre este tema «y ellos se acordaban, cómo no se iban a acordar del proyecto que plantearon y que en 2004 la Junta dijo no».

«La consejera Concha Gutiérrez no estuvo a la altura de su responsabilidad», lamentó De la Torre, que ya el jueves, cuando se conoció la decisión de Coca-Cola de cerrar la planta, publicó un mensaje en redes sociales donde achacaba la responsabilidad a la Junta que presidía en aquellos años un gobierno del PSOE.

«Lo que es evidente es que dijeron que no porque quisieron decir que no», criticó el regidor, señalando que esa fábrica «hubiera garantizado hoy su continuidad con total seguridad, los directivos así me lo dijeron ayer». Concluyó precisando que esta historia «se pudo evitar si en ese momento la Junta hubiera tenido una visión de futuro que no tuvo. Esa visión le ha faltado muchísimas veces», dijo.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, afirmó este viernes que, por las informaciones que tiene, el cierre «afecta a unos 77 trabajadores con los que ya está negociando la empresa» y mostró su deseo de que «sean reasentados y la situación se pueda resolver».

«Lo demás está dentro del ámbito de una decisión empresarial, que ha tomado la determinación de trasladar su producción a otra zona. Lo lamento pero esta es una realidad. Nosotros podemos ayudar o colaborar en función de lo que se nos solicite, pero no ha habido petición de nada», añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook