12 de octubre de 2020
12.10.2020
La Opinión de Málaga
Política

Vox vive la recta final de la repetición de las primarias entre Lara y De Vivero

El hasta ahora presidente provincial defiende su gestión mientras su contrincante pide «más transparencia y unidad»

12.10.2020 | 05:00
Arriba, el coronel retirado Enrique de Vivero. Abajo, el administrador de fincas José Enrique Lara.

"Los enemigos no somos ninguno de nosotros"

  • En cuanto se conoció la anulación parcial de las primarias de Vox Málaga, el candidato Enrique de Vivero reaccionó asegurando que el partido iba a repetir estos comicios «hasta que gane» el presidente provincial, José Enrique Lara. Ahora, De Vivero no muestra ese tono tan belicista. Prefiere no mirar atrás y, como mucho, admite que si dijo eso fue por la impotencia que sintió al saber que «tras el esfuerzo de la candidatura y de los afiliados, había que volver a empezar de nuevo». A su vez, Lara no entra ahora a la gresca y dice que «en un proceso electoral es normal decir cosas que en el día a día de compañeros de partido no diríamos». «Creemos que fue desafortunado el comentario, pero para nada lo tomamos como algo personal; por nuestra parte hemos ido con el máximo respeto en la campaña y así seguiremos, tenemos muy claro que los enemigos no somos ninguno de nosotros» asevera. A juicio de Lara, «Vox Málaga es un barco en el que vamos remando casi 2.500 personas, cada uno con la función que tiene». «Ahora simplemente estamos eligiendo entre todos quién será, no el capitán, ni siquiera el timonel, si no el maquinista durante estos años; para nosotros, el capitán y el timonel de Vox ya sea en Málaga o en cualquier provincia son Santiago Abascal y Javier Ortega Smith y nosotros, el futuro Comité Ejecutivo Provincial (CEP) de Málaga, somos los que empujaremos y remaremos para llevar ese barco donde ellos marquen el rumbo», explicó Lara. En su opinión, «una vez elegido el CEP nos tenemos que unir todos para seguir esas indicaciones de nuestro capitán y llevar a Vox a lo más alto que podamos, por el bien de Málaga y de España». «Este partido es muy estricto, con unos procesos internos muy establecidos y muy serios, por lo que si el Comité Electoral ordena repetir las elecciones no queda otra que acatar esa decisión; cualquier compañero de Vox Málaga entiende y acata esta orden, cuanto más uno castrense», indicó con una alusión muy clara.

La historia de las primarias de Vox Málaga ya se había contado. Ahora, toca repetirlas. Los afiliados de la formación de derecha pueden elegir hasta mañana entre José Enrique Lara -que defiende su gestión como presidente provincial en los últimos seis años- y el candidato a relevarlo al frente del Comité Ejecutivo Provincial (CEP), Enrique de Vivero, quien reclama «más transparencia y unidad».

En un tono más medido que en la anterior convocatoria, De Vivero detalló que entre sus propuestas figura «que haya claridad, una mayor participación de los afiliados y que, en la estructura del funcionamiento orgánico, se respeten mucho los tres niveles de organización: el comité provincial, los vicesecretarios y los coordinadores». «Cada uno tiene sus responsabilidades y hay que dejarles trabajar y funcionar, y después exigirles la cuenta de resultados», apostilló De Vivero.

El candidato dijo que acude con ilusión y con buenas expectativas por el cariño y los apoyos «recibidos, sobre todo en las redes sociales».

«Al final, se puede uno engañar porque está viendo a los que son sus simpatizantes y a quienes no son simpatizantes no los ves, pero creo que tenemos una buena base para poder ganar, estamos llevando esta repetición electoral con mucho ánimo tras el reto de hacer una campaña a través de redes, al estilo del siglo XXI o incluso el XXII», subrayó con optimismo De Vivero.

No obstante, las críticas a su gestión como presidente provincial siguen siendo rebatidas por José Enrique Lara, quien niega en todo momento que se haya producido una caída del número de afiliados en la provincia: «Málaga cuenta con cerca de 2.500 afiliados, siendo la cuarta provincia de toda España y la primera en Andalucía; para poder ejercer el voto es necesario cumplir unos requisitos que recoge nuestros reglamentos internos, por eso el número de personas que tenían derecho al voto es menor que el número total de afiliados».

Según señaló Lara «estos datos reflejan que Vox está consolidándose en la provincia mejor que en otros territorios y eso es gracias al trabajo que se ha hecho durante estos seis años».

«Esperamos que el número de afiliados siga creciendo, nuestra meta en este aspecto es que se eleve en un 10% cada año», recalcó el candidato a la reelección.

Al mismo tiempo, Lara trató de desmontar las acusaciones que hablan de oscurantismo en las cuentas o del enchufismo de familiares a nivel orgánico y lo atribuyó «al desconocimiento de cómo funciona Vox en toda España».

«Tanto los CEP como los grupos municipales o parlamentarios están totalmente controlados y fiscalizados por Vox a nivel nacional; por eso, es importante aclarar que las cuentas no están en nuestra mano», matizó.

Lara insistió en que «hay que tener presente que Vox despegó en las elecciones andaluzas, no hace aún ni dos años, y en ese cortísimo espacio de tiempo se han organizado unas elecciones autonómicas, unas europeas, las municipales y las dos nacionales».

«Si conocemos un poco de la historia de Vox en Málaga podemos ver como en aquellos años los afiliados eran apenas 200, y sumado a que por aquel entonces ser de Vox estaba mal visto, nos dejaba en una situación en la que muchos afiliados nos apoyaban, pero no querían señalarse públicamente; por eso, hacer grupos de trabajo en muchos municipios y realizar las listas con la paridad necesaria por ley fue muy complicado», incidió.

Lara añadió que «ahora, todo ha cambiado». «Ahora, con casi 2.500 afiliados y con mucha gente preparada y sin miedo a indicar que es de Vox, todo es diferente», indicó.

El hasta ahora presidente provincial afirmó que su equipo tiene «otra meta porque la estructura ya la tenemos».

«Vox ya está en casi todos los pueblos de la provincia y en algunos tenemos voz, ahora nos falta peso político para influir en las instituciones; entre todos conseguiremos tenerlo para pasar de ser la voz que se opone al consenso progre a tomar decisiones en las administraciones y, de esta forma llegaremos a la meta común que tenemos todos los afiliados: volver a hacer España grande de nuevo», enfatizó José Enrique Lara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook