13 de octubre de 2020
13.10.2020
La Opinión de Málaga
Escuelas de Español

La demanda de escuelas de español para extranjeros cae en un 90 por ciento

«Las restricciones han supuesto que solo contemos con el 10% de los estudiantes», dice el presidente de la Asociación de Escuelas de Español para Extranjeros de Málaga

13.10.2020 | 05:00
El turismo idiomático genera 1.500 puestos de trabajo y 16 millones de euros en la capital.

El modelo online no se puede aplicar a este sector porque se busca también la experiencia.

NACEM es la Asociación de Escuelas de Español para Extranjeros de Málaga, que representa a 12 escuelas acreditadas en la provincia, y que ofrece una gama variada de cursos específicos y generales de lengua española en los lugares más atractivos de Málaga. «Lo que hacemos son cursos de inmersión, nuestra clientela está varias semanas disfrutando de la ciudad y estudiando a la vez», explica Miguel Ochoa, presidente de NACEM.

Pero este sector se encuentra en una débil situación debido a la pandemia, y por la falta de turistas en la capital. Con las restricciones impuestas por ciertos países europeos a sus ciudadanos, la demanda se ha visto afectada, desplazándose hasta un 90 por ciento.

«Nuestros estudiantes están fuera de España, son de todas partes de Europa, y con las restricciones impuestas en algunos países, como cuarentenas a la vuelta, etc, no vienen de viaje», manifiesta Ochoa.

Antes del comienzo de la pandemia, los datos medios del turismo idiomático eran de 2,2 semanas en Málaga capital y su gasto rondaba a los 840 euros

«El turismo idiomático genera en la ciudad de Málaga más de 16 millones de euros. Esto se traduce en la generación de, en torno, a 1.500 puestos de trabajo alrededor del turismo idiomático en Málaga», dice.

Las Escuelas representadas por NACEM se hallan repartidas por toda la capital: Málaga Centro, donde hay tres, y en Málaga Este nueve, de forma que el estudiante interesado puede elegir entre las situadas en la playa o las que están en el casco histórico.

El perfil de estudiantes

Los clientes de estas escuelas «no son de un perfil de turista normal», ya que se hospedan en Málaga durante un mínimo de semanas mientras consumen y disfrutan de la ciudad. Estos estudiantes son de edades comprendidas entre los 18 a los 70, procedentes de Alemania, Italia, Francia, etc.

Málaga es líder en Andalucía y la cuarta ciudad a nivel nacional en este sector, por detrás de Salamanca, Barcelona y Madrid, que durante los últimos 3 años ha mantenido su número de estudiantes de español.

Como consecuencia de la pandemia, todas las escuelas de español pertenecientes a la Asociación Malagueña de Academias NACEM han visto sus escuelas peligrar e incluso cerrar sus puertas: Todos hemos tenido que solicitar un ERTE para prácticamente todos los trabajadores.

«El 89% de los trabajadores que lo han sufrido y actualmente 58 empleados siguen en la misma situación laboral», afirma su presidente. Miguel Ochoa denuncia la falta de ayuda institucional que sufre el sector, ya que «no entramos en esas ayudas y pedimos que se nos meta en ellas», declara.

El número de estudiantes en 2019 fue de 8.130 mientras que en 2020 se redujo a 2.387. «La situación actual es mala, solo tenemos al 10 por ciento de estudiantes», reitera.

Las previsiones de futuro son negativas, ya que prevén solo alrededor de 430 reservas con posibles cancelaciones si la situación de la pandemia no mejora. «Hasta que no haya vacuna estaremos con un goteo de estudiantes», lamenta Ochoa.

Entre las principales preocupaciones para la supervivencia del sector idiomático, se encuentra la evolución del mercado internacional, la pérdida de los estudiantes, el incremento de costes del desarrollo de la actividad acompañado de los costes laborales y el desarrollo de la actividad en un entorno seguro a nivel sanitario.

Ante la conversión del formato a un curso online, NACEM no contempla está posibilidad, ya que su modelo de estudio se basa en «estudiar y disfrutar de la ciudad». «No es factible, porque lo que vendemos es estudiar mientras conoces los rincones de Málaga, y eso hay que vivirlo», dice.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook