13 de octubre de 2020
13.10.2020
La Opinión de Málaga
Cierre tras 60 años

El ERE en la planta de Coca-Cola de Málaga comienza a negociarse el viernes

Se abrirá entonces un periodo de un mes para alcanzar acuerdos, que podrán incluir jubilaciones o traslados para los 77 trabajadores actuales

13.10.2020 | 15:33
Coca-Cola anunciaba la semana pasada el cierre de su planta en Málaga.

Las negociaciones sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la planta embotelladora de Coca-Cola en Málaga, que cuenta con 77 trabajadores, arrancarán formalmente el próximo viernes día 16 y durarán un mes.

La compañía ha trasladado este martes al comité de empresa de la factoría la intención de constituir esta semana la comisión negociadora del ERE y se ha acordado que el día 16 formalmente comience el expediente, ha explicado el secretario general del sindicato de Industria de CCOO en Málaga, Andrés González.

Ha afirmado que las negociaciones arrancarán el viernes con el traslado de la documentación que establece la ley al comité de empresa, momento en el que se inicia un proceso de 30 días en los que ambas partes intentarán alcanzar un acuerdo.

Según han indicado a Efe fuentes sindicales, la empresa tendrá que aportar en este periodo información sobre las distintas situaciones laborales de los trabajadores para empezar a negociar posibles soluciones, que podrían pasar por jubilaciones o traslados a otro centro de trabajo.

Coca-Cola European Partners anunció el pasado 8 de octubre su decisión de cerrar la planta embotelladora de Málaga, perteneciente a la sociedad Rendelsur.

La empresa expresó entonces su compromiso de "buscar todas las opciones posibles" para mantener el nivel de empleo en Andalucía y asegurar el mantenimiento de su capacidad industrial en la comunidad andaluza, en un centro "puntero" como el de La Rinconada (Sevilla).

Esta planta cuenta con capacidad para producir el 25 por ciento del total del volumen vendido en el mercado español a través de sus once líneas, que sirven la totalidad del portafolio, además de un almacén robotizado con capacidad para 100.000 palés.

En 2019, la producción de la planta de Sevilla alcanzó los 130 millones de cajas, mientras que la de Málaga produjo en el mismo periodo 20 millones de cajas en dos únicas líneas (vidrio retornable y BIB), según los datos de la compañía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook