27 de octubre de 2020
27.10.2020
La Opinión de Málaga
Banca

Unicaja celebra este miércoles su junta, que destinará el dividendo a reservas

La sesión, que se celebrará de forma telemática, también acometerá una reducción de capital social

27.10.2020 | 05:00
Manuel Azuaga.

Unicaja Banco comunicó ayer a la Comisión Nacional de los Mercados de Valores (CNMV) que la celebración de la Junta General Ordinaria de Accionistas bis, cuya primera convocatoria se anunciaba para hoy martes, se celebrará previsiblemente en segunda convocatoria este miércoles 28 de octubre a las 10.00 horas. La convocatoria mantendrá su celebración por «medios exclusivamente telemáticos».

Unicaja Banco comunicó el 25 de septiembre a la CNMV que el orden del día de esta junta contiene la propuesta de destinar a reservas voluntarias los 77,52 millones de euros que había previsto repartir como dividendos del ejercicio 2019, así como acometer una reducción del capital social de 30,54 millones, que será a partir de ahora de 1.579,76 millones.

Unicaja Banco subrayó que el no reparto de dividendos responde a la recomendación del Banco Central Europeo, que el 27 de julio pospuso hasta el 1 de enero de 2021 el nuevo límite temporal para decidir sobre la retribución a los accionistas respecto a los resultados de «los ejercicios de 2019 y 2020, así como de recomprar acciones para remunerar a los accionistas».

Por su parte, Liberbank confirmó ayer que el proceso de fusión con Unicaja, que ambas retomaron formalmente el pasado 5 de octubre tras un intento fallido en 2019 y que está actualmente en la etapa de auditoría recíproca, será «rápido». «Cuando haya algo relevante se comunicará al mercado», dijo el consejero delegado de la entidad, Manuel Menéndez, en una rueda de prensa virtual para presentar los resultados obtenidos en los nueve primeros meses del ejercicio, marcado por el Covid y por las provisiones, además del proyecto de fusión.

Liberbank obtuvo un beneficio neto de 59 millones de euros hasta septiembre, casi un 39% menos que un año antes, tras destinar 177 millones a provisiones para paliar el impacto de la pandemia de coronavirus, de los que 108 fueron para sanear el crédito y «anticiparse a un mayor deterioro del escenario macroeconómico». Menéndez insistió en el que el objetivo del banco es pagar el dividendo en metálico y retribuir al accionista también con programas de recompra de acciones cuando el supervisor lo permita (en 2021).

De momento, la entidad no acusa un gran impacto de la Covid en sus cifras de negocio, que reflejan crecimientos de dos dígitos en todos los márgenes y también en los ingresos por comisiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook